Mostrando entradas con la etiqueta Pollo. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Pollo. Mostrar todas las entradas

jueves, 3 de mayo de 2018

Pollo con bacon y champiñones (tradicional o Crock-Pot)




 Entre las recetas que tenía guardadas pendientes de preparar estaba esta de pollo con bacon y champiñones de Cocinando con Montse. Supongo que no hace falta que os diga que es una delicia, ¿verdad? Es uno de esos platos en los que vas a necesitar mucho pan para mojar toda la maravillosa salsa que tiene. Yo soy poco salsera, agradezco que un plato no esté seco pero la salsa que se queda ahí la dejo. Pero en este caso era imposible, así que dejé el plato reluciente, jajaja.



INGREDIENTES (para 4 personas):

Pollo troceado: un kilo.
Bacon ahumado: 150 gramos.
Champiñones laminados en conserva: 200 gramos.
Nata para cocinar: 200 mililitros.
Queso rallado: 40 gramos.
Aceite de oliva virgen extra.
Sal.

Valores nutricionales (por ración):
Calorías: 594.
Hidratos de carbono: 6 gramos.
Grasas: 33 gramos.
Proteínas: 66 gramos.

Precio (por ración): 1,75€.


ELABORACIÓN (tradicional):

Salpimentamos el pollo troceado, cortamos el bacon en tiras y escurrimos los champiñones en un colador.

En una sartén calentamos un poco de aceite de oliva y doramos el pollo. A medida que lo saquemos de la sartén lo vamos pasando a una cacerola.

Una vez que hemos terminado de dorar el pollo, echamos en la sartén el bacon y los champiñones. Cuando el bacon empiece a tomar color añadimos la nata y el queso rallado y dejamos que de un hervor.

Cubrimos el pollo con esta salsa y dejamos que se cocine a fuego lento hasta que el pollo esté hecho.


ELABORACIÓN (Crock-Pot):

Salpimentamos el pollo. Cortamos el bacon en tiras. Escurrimos los champiñones en un colador.

En una sartén calentamos un poco de aceite de oliva y doramos el pollo. A medida que lo saquemos de la sartén lo vamos pasando a la Crock-Pot.

Una vez que hemos terminado de dorar el pollo, echamos en la sartén el bacon y los champiñones. Cuando el bacon empiece a tomar color añadimos la nata y el queso rallado y dejamos que de un hervor.

Cubrimos el pollo con esta salsa y dejamos que se cocine 4 horas en temperatura alta.

jueves, 5 de abril de 2018

Pollo rustido al Pedro Ximénez



Cocinando con las Chachas  está de sexto cumpleaños y para celebrarlo han organizado un fantástico concurso. Para participar en él hay que preparar una o dos recetas de su blog. Con la cantidad de cosas ricas que tienen se podrían hacer 200 recetas, así que hay que sentarse con calma para elegir una de sus exquisiteces.



Yo debo reconocer que como voy tan pillada de tiempo elegí esta receta de pollo rustido al Pedro Ximénez que fue la primera que vi que se adaptaba a nuestros gustos. El único cambio que he hecho es no poner la pimienta negra porque no me entusiasma su sabor y la evito siempre que puedo. Tampoco le puse mejorana porque no tenía.

Es la tercera vez que participo en su cumple-blog (con poca suerte hasta ahora, jajaja). El año pasado preparé los huesos de San Expédito  y hace dos, las yemas de huevo curadas.

Como aún tenía un poco de Pedro Ximénez que había comprado para preparar el flan de queso con salsa de turrón  me ha venido genial esta receta para liquidar la botella.

El vino Pedro Ximénez  es un vino dulce que se produce en las regiones vinícolas andaluzas del Marco de Jerez, Montilla-Moriles y Málaga (España). Está hecho con uva Pedro Ximénez. El vino se realiza a partir de pasas de uvas blancas Pedro Ximénez que han sido secadas al sol.

Esta uva se llevó a Australia en 1832 y el clima cálido australiano hizo que prosperase allí.

Tradicionalmente, se toma con los postres, ya que su dulzor ayuda a intensificar el sabor de los dulces pero en los últimos años se ha incorporado a la cocina y es habitual encontrarlo en salsas que acompañan a platos de carne.




INGREDIENTES (para 4 personas):

Pollo troceado: uno.
Pedro Ximénez: 100 mililitros.
Vino blanco: 50 mililitros.
Caldo de pollo: 100 mililitros.
Manteca de cerdo.
Tomillo seco.
Romero seco.
Patatas: 600 gramos.
Limón: uno.

Valores nutricionales (por ración):
Calorías: 548.
Hidratos de carbono: 29 gramos.
Grasas: 13 gramos.
Proteínas: 60 gramos.

Precio (por ración): 1,22€.


ELABORACIÓN:

Ponemos los trozos de pollo en un bol y los untamos con la manteca de cerdo. Lo salamos, espolvoreamos el romero y el tomillo y lo regamos con el Pedro Ximénez. Metemos el pollo en la nevera, para que coja todos los sabores, durante un par de horas.

Cuando el pollo esté listo, preparamos el resto del plato. Encendemos el horno a 190ºC. Pelamos las patatas, las lavamos, las secamos y las cortamos en gajos. Las colocamos en una fuente apta para el horno y las salamos. Encima ponemos los trozos de pollo.

Lavamos el limón, lo secamos y lo cortamos en rodajas y las disponemos entre los trozos de pollo. Echamos el vino blanco y el caldo de pollo sobre la carne.

Horneamos durante 45 minutos aproximadamente (el tiempo de cocción dependerá del tamaño de los trozos del pollo). A mitad de cocción le damos la vuelta a los trozos de pollo y los regamos con el caldo.

Si al terminar la cocción el pollo no está muy dorado, ponemos la función grill y lo doramos durante 5 minutos.


lunes, 4 de diciembre de 2017

Pechuga de pollo a las hierbas con limón



La receta de hoy es de esos platos sencillos, que se preparan muy rápido y nos hace salir de la rutina culinaria, como la ternera al jengibre que os enseñé hace unos días.


Y es que caer en unas simples pechugas de pollo para cenar es una tentación muy grande; tan grande como aburrida. Con esta receta, con solo 5 minutos más, podemos tener un plato para chuparse los dedos.




INGREDIENTES (para 4 personas):

Pechuga de pollo: 600 gramos.
Tomillo seco.
Romero seco.
Perejil: una ramita.
Ajo: dos dientes.
Limón: 2.
Aceite de oliva virgen extra: 2 cucharadas.
Sal.

Valores nutricionales (por ración):
Calorías: 263.
Grasas: 14 gramos.
Proteínas: 33 gramos.

Precio (por ración): 1,1€.


ELABORACIÓN:

Hacemos un zumo con los dos limones. Pelamos los dientes de ajo y los picamos. Picamos el perejil.

En un bol ponemos el zumo, el ajo picado, el perejil, el tomillo, el romero y el aceite y removemos.

Salamos los filetes de pollo y los ponemos en una fuente. Los cubrimos con el aliño anterior y tapamos la fuente con papel film. La metemos en la nevera durante dos horas como mínimo.

Una vez que la carne se ha marinado la hacemos a la plancha a nuestro gusto.