Mostrando entradas con la etiqueta Pizzas. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Pizzas. Mostrar todas las entradas

miércoles, 3 de enero de 2018

Pizza de mozzarella y anchoas



Hace mucho tiempo ya os contaba que la pizza de anchoas es mi favorita. Mucho queso y muchas anchoas, no necesito nada más. Así que ya os podéis imaginar cuánto me ha gustado esta que traigo hoy.

El toque de la albahaca fresca y el aceite de oliva es el culmen de esta gran pizza, que me ha recordado mucho a la de mozzarella y romero de Gordon Ramsay.

Con las cantidades de la receta sale una pizza grande para 4-6 personas. Yo preparo dos pizzas para que sean más manejables.




INGREDIENTES (para 4 personas):

Masa de pizza.
Queso Mozzarella: 250 gramos.
Tomate: 4.
Alcaparras: 2 cucharadas.
Anchoas: 75 gramos.
Aceitunas negras: 12.
Aceite de oliva virgen extra: 4 cucharadas.
Albahaca fresca: 4 hojas.
Orégano seco: una cucharadita.

Para la masa de pizza:
Harina de trigo: 400 gramos.
Agua: 210 mililitros.
Sal: 10 gramos.
Levadura seca de panadero: 1,2 gramos (si utilizamos levadura fresca serán 3,6 gramos).
Aceite de oliva virgen extra: una cucharada.

Valores nutricionales (por ración):
Calorías: 724.
Hidratos de carbono: 78 gramos.
Grasas: 31 gramos.
Proteínas: 34 gramos.

Precio (por ración): 3,18€.


ELABORACIÓN:

Empezamos haciendo la masa: en un bol echamos la harina, el agua y la sal y amasamos. A mitad del amasado añadimos la levadura (si utilizamos fresca la diluimos en un poco de agua templada). Amasamos un poco más y añadimos el aceite de oliva.

Seguimos amasando hasta obtener una masa lisa, sin grumos. Una vez que tenemos la masa perfecta, la dejamos reposar en un bol limpio tapado con papel film hasta que doble su volumen.

Cuando la masa ha subido, la pasamos a la superficie de trabajo y con un cuchillo la cortamos con dos. Desgasificamos y damos forma de bola a cada porción dejándolas reposar tapadas con un paño de algodón durante media hora.

Pasado este tiempo empezamos a formar la pizza sobre un papel de horno untado con aceite de oliva. Intentaremos darle la forma lo más redondeada posible. Cuando la tengamos estirada, la tapamos con un paño de algodón.

Encendemos el horno a 250ºC.

Mientras el horno se calienta preparamos los ingredientes de la pizza. Pelamos los tomates, les quitamos las semillas, los cortamos en rodajas y las dejamos escurriendo en un colador. Cortamos la mozzarella en lonchas de medio centímetro de grosor, aproximadamente. Picamos la albahaca.

Cuando el horno esté caliente cubrimos la masa de la pizza con las rodajas de tomate y la horneamos 7 minutos sobre el suelo del horno.

Sacamos la pizza del horno y colocamos el resto de los ingredientes: las rodajas de mozzarella, las anchoas, las aceitunas, las alcaparras, la albahaca y el orégano. Regamos con un chorrito de aceite de oliva.

Devolvemos la pizza al horno y cocinamos 3 minutos más.

Sacamos la pizza del horno y la dejamos enfriar sobre una rejilla antes de cortarla.


martes, 3 de octubre de 2017

Pizza rústica de Campania



Después de varios meses sin participar (la última vez fue en mayo, con el arroz con leche de almendras), este mes retomo el Reto Cocina Regional Italiana Reto Cocina Regional Italiana de El Cajón Desastre de Maggie con un plato que nos ha sorprendido gratamente.

Este mes viajamos hasta la región de la Campania. Situada al sur del país, su capital es Nápoles. Entre sus platos típicos está esta pizza que se parece mucho a nuestra empanada. Está hecha con los mejores quesos y embutidos italianos. Seguro que si la probáis os gusta mucho.

Si queréis ver el resto de las recetas del reto, solo tenéis que hacer click sobre el logo:



En la receta original se utiliza queso Provolone ahumado pero yo no fui capaz de encontrarlo, así que utilicé el Provolone "normal". Además sustituí el jamón por cecina de vaca ya que el único jamón que tenía en casa (llevo unos días de locos y esta receta hace días que iba a hacerla. En ese momento sí tenía el jamón adecuado para hacerla, pero en mi casa el jamón vuela, jajaja) era ibérico y pensé que iba a aportar demasiada grasa al relleno.

A la hora de hacer esta pizza, os aconsejo dividir la masa en 4 porciones y hacer dos pizzas, ya que si hacemos solo una nos será difícil de manejar.




INGREDIENTES (para 6 personas):

Para la pasta:
Harina de trigo: 400 gramos.
Mantequilla: 200 gramos.
Sal.
Agua: 100 mililitros (aproximadamente).
Huevo: uno (para pintar la masa).

Para el relleno:
Ricotta: 300 gramos.
Mozzarella: 100 gramos.
Provolone: 100 gramos.
Salami: 60 gramos.
Cecina de vaca: 40 gramos.
Yemas de huevo: 2.

Valores nutricionales (por ración):
Calorías: 713.
Hidratos de carbono: 53 gramos.
Grasas: 46 gramos.
Proteínas: 21 gramos.

Precio (por ración): 1,44€.


ELABORACIÓN:

Antes de preparar la pizza, sacamos la mantequilla de la nevera para que se atempere. Cuando esté blanda, preparamos la masa. En un bol ponemos la mantequilla y la harina y asamamos hasta que los dos ingredientes estén bien integrados. Añadimos sal y el agua poco a poco. Necesitamos que la masa quede uniforme y aceitosa, para que sea manejable sin que se pegue a las manos. Es mejor ir añadiendo cucharada a cucharada de agua antes que ponerla toda de golpe y que se convierta en una papilla. Yo utilicé 100 gramos de agua, pero como cada harina tiene una capacidad de absorción diferente os recomiendo que vayáis observando cuanta necesita vuestra masa. Una vez que está bien amasada, tapamos el bol con un paño de algodón y la dejamos reposar mientras hacemos el relleno.

Troceamos el salami, la cecina, el Provolone y la mozzarella. Lo mezclamos todo en un bol.

En otro bol desmenuzamos la ricotta y la mezclamos con las yemas de huevo hasta que quede una pasta.

Juntamos la ricotta con el salami, la cecinal, el Provolone y la mozzarella y lo metemos en la nevera hasta que lo vayamos a utilizar.

Encendemos el horno a 180ºC con calor arriba y abajo.

Sacamos la masa del bol y la dividimos en dos trozos iguales. Con cada trozo hacemos una bola que estiramos, sobre papel de hornear, con las manos como si fuésemos a hacer una pizza.

Extendemos el relleno sobre una de las masas estiradas. Tapamos el relleno con la otra masa que hemos estirado. Podemos ayudarnos con el papel de hornear sobre el que la hemos estirado para que resulte más sencillo.

Doblamos los bordes de la pizza haciendo un cordón para sellarla y pintamos la superficie con un huevo batido.

Metemos la masa en el horno y horneamos durante 40 minutos. La sacamos del horno y la dejamos enfriar sobre una rejilla.

Nosotros la comimos templada, pero al día siguiente comí una porción que había sobrado y ya estaba fría y me gustó mucho más.




miércoles, 21 de junio de 2017

Pizza de mozzarella y romero


Desde hace muchos años, la noche de los viernes es la noche de la pizza. Cuando no se de qué prepararla, recurro al queso y a las anchoas que es mi pizza favorita por encima de todas. Pero, en esta ocasión he preparado una receta de Gordon Ramsay, incluida en su libro "Cocina conmigo".


INGREDIENTES (para 4 personas):

Tomate concentrado: 8 cucharadas.
Mozzarella: dos bolas (250 gramos).
Pimienta negra recién molida.
Romero: dos ramitas.
Aceite de oliva virgen extra.

Valores nutricionales (por ración):
Calorías: 638.
Hidratos de carbono: 87 gramos.
Grasas: 21 gramos.
Proteínas: 26 gramos.

Precio (por ración): 1,56€.


ELABORACIÓN:

Preparamos la masa de la pizza. Una vez que esté lista, encendemos el horno a 250 ºC y vamos preparando la pizza (yo prefiero hacer dos pizzas para que resulte más manejable).

Untamos las bases con el concentrado de tomate. Partimos en dos las bolas de mozzarella y cada mitad en dos más, y repartimos. Añadimos pimienta negra recién molida al gusto y esparcimos por encima las hojas de romero.

Rociamos las pizzas con un poco de aceite y horneamos. Yo las cocino directamente sobre el suelo del horno, así que en 6 minutos están hechas.

Al sacarla del horno ponemos un poco más de aceite y más romero.



lunes, 3 de abril de 2017

Pizza de solomillo de cerdo - Reciclando Sabores


La pizza es uno de los platos estrella que nos permiten reaprovechar las sobras de otra comida. En este caso, un trozo de solomillo de cerdo ha sido el culpable de tener que preparar esta pizza casera. Que pena, ¿verdad?.

El viernes es el día de la pizza en casa, por la mañana hago la masa y así cuando llego por la tarde a casa solo tengo que estirarla y preparar la cobertura. A veces hago más masa y la congelo, así que muchos viernes ni siquiera tengo que amasar.

Es la mejor manera de terminar la semana laboral, con una buena pizza casera, en pijama y sabiendo que ya están cumplidas la mayoría de las obligaciones.

Como es una receta de aprovechamiento, es perfecta para el reto "Reciclando Sabores".



INGREDIENTES (para 4 personas):

Para la masa:
Harina panadera: 400 gramos.
Agua: 210 mililitros.
Sal: 10 gramos.
Levadura fresca: 3,6 gramos.
Aceite de oliva virgen extra: 1 cucharada.

Para la cobertura:
Salsa de tomate: 250 gramos.
Queso Parmesano rallado: 100 gramos.
Solomillo de cerdo: 230 gramos.
Aceite de oliva virgen extra.
Queso en lonchas: 8.

Valores nutricionales (por ración):
Kilocalorías: 763.
Hidratos de carbono: 79 gramos.
Grasas: 32 gramos.
Proteínas: 42 gramos.

Precio (por ración): 1,43€.


ELABORACIÓN:

En un bol echamos la harina, el agua y la sal y amasamos. A mitad del amasado añadimos la levadura disuelta en un poco de agua. Amasamos un poco más y añadimos el aceite de oliva. Seguimos amasando hasta obtener una masa lisa, sin grumos.

Dejamos reposar la masa en un bol limpio tapado con papel film hasta que doble su volumen.

Pasamos la masa a la superficie de trabajo y con un cuchillo la cortamos en dos (podemos dejarla entera pero será más difícil de formar). Desgasificamos y damos forma de bola a cada porción dejándolas reposar tapadas con un paño de algodón durante media hora.

Pasado este tiempo empezamos a formar la pizza, sobre un papel de horno. Este vídeo es genial para ver cómo se forma una pizza fácilmente:



Encendemos el horno a 250ºC.

Calentamos en la sartén un poco de aceite de oliva. Cortamos el solomillo en medallones de un poco más de centímetro de grosor, los cortamos en tacos y los salteamos a fuego fuerte para que se tuesten por fuera pero sin que lleguen a hacerse del todo por el centro.

Vamos colocando los ingredientes sobre la masa: la salsa de tomate, el queso en lonchas y el solomillo. Rallamos el queso y lo reservamos.

Cuando el horno esté caliente colocamos las pizzas directamente sobre el suelo del mismo, así conseguiremos un sabor similar al de los hornos de leña. Horneamos durante 3 minutos. Sacamos la pizza del horno, ponemos el queso rallado y horneamos 3 minutos más.







sábado, 8 de octubre de 2016

Pizza de tritordeum


Como ya os explicaba hace unos días en esta receta, la harina de tritordeum es una mezcla de trigo duro y de cebada silvestre sudamericana.

Para la pizza de esta semana se me ocurrió sustituir la harina de trigo por esta y el resultado es peculiar. Llena mucho más y es más crujiente. El sabor es muy difente también.


INGREDIENTES (para 4 personas):

Harina de tritordeum: 400 gramos.
Agua: 230 mililitros.
Sal: 10 gramos.
Levadura seca de panadero: 1,2 gramos (si utilizamos levadura fresca serán 3,6 gramos).
Aceite de oliva virgen extra: 1 cucharada.


ELABORACIÓN:

En un bol echamos la harina, el agua y la sal y amasamos. A mitad del amasado añadimos la levadura (si utilizamos levadura fresca la diluiremos previamente en un poco de agua templada). Amasamos un poco más y añadimos el aceite de oliva.

Seguimos amasando hasta obtener una masa lisa, sin grumos.

Dejamos reposar la masa en un bol limpio tapado con papel film hasta que doble su volumen.

Pasamos la masa a la superficie de trabajo y con un cuchillo la cortamos en dos. Desgasificamos y damos forma de bola a cada porción dejándolas reposar tapadas con un paño de algodón durante media hora.

Pasado este tiempo empezamos a formar la pizza sobre un papel de horno. Encendemos el horno a 250ºC.



Mientras el horno se calienta colocamos los ingredientes de nuestra pizza excepto el queso rallado. Yo prefiero utilizar la salsa de tomate sin triturar, me gusta más el sabor que da. Es muy importante que esté muy escurrido para que no moje la masa.

Cuando el horno esté caliente colocamos las pizzas directamente sobre el suelo del mismo. Así conseguiremos un sabor similar al de los hornos de leña. Horneamos durante 7 minutos. Sacamos la pizza del horno, ponemos el queso rallado y horneamos 2 minutos más.




Y aquí las mini-pizzas de mi pequeño ayudante de cocina:




miércoles, 7 de septiembre de 2016

Pizza de lacón con salsa picante


Como la pizza es un plato fijo de nuestras cenas del viernes, cada semana procuro innovar en los ingredientes que le pongo. En esta ocasión quise probar con el lacón cocido que tenía en la nevera. Y, además, aproveché la salsa picante que había preparado unos días antes.


INGREDIENTES (para 4 personas):

Para la masa:
Harina de trigo: 400 gramos.
Agua: 210 mililitros.
Sal: 10 gramos.
Levadura seca de panadero: 1,2 gramos (si utilizamos levadura fresca serán 3,6 gramos).
Aceite de oliva virgen extra: 1 cucharada.

Para la cobertura:
Salsa de tomate.
Queso en lonchas.
Lacón cocido: 100 gramos.
Queso rallado.


ELABORACIÓN:

En un bol echamos la harina, el agua y la sal y amasamos. A mitad del amasado añadimos la levadura. Amasamos un poco más y añadimos el aceite de oliva.

Seguimos amasando hasta obtener una masa lisa, sin grumos.

Dejamos reposar la masa en un bol limpio tapado con papel film hasta que doble su volumen.

Pasamos la masa a la superficie de trabajo y con un cuchillo la cortamos con dos. Desgasificamos y damos forma de bola a cada porción dejándolas reposar tapadas con un paño de algodón durante media hora.

Pasado este tiempo empezamos a formar la pizza sobre un papel de horno.

Encendemos el horno a 250ºC.

En un cazo, a fuego bajo, ponemos la salsa picante para que se reduzca y tome cuerpo.

Mientras el horno se calienta cubrimos la masa con salsa de tomate. Colocamos el queso en lonchas y el lacón loncheado y cortado en trozos.

Cuando el horno esté caliente colocamos las pizzas directamente sobre el suelo del mismo. Así conseguiremos un sabor similar al de los hornos de leña. Horneamos durante 4 minutos.

Sacamos la pizza del horno, echamos el queso rallado y horneamos 3 minutos más.

Cuando la pizza esté lista, echamos la salsa sobre ella.








jueves, 11 de agosto de 2016

Pizza de longaniza y huevos de codorniz


En Avilés existe una longaniza típica que está para chuparse los dedos. La manera clásica de prepararla y como se encuentra en los bares y restaurantes de la Villa es cocida o frita acompañada con patatas.

Cuando voy a Avilés aprovecho para hacer un buen acopio y me gusta muchísimo ponerla en la pizza.


INGREDIENTES (para 4 personas):

Para la masa:
Harina de trigo: 400 gramos.
Agua: 210 mililitros.
Sal: 10 gramos.
Levadura seca de panadero: 1,2 gramos (si utilizamos levadura fresca serán 3,6 gramos).
Aceite de oliva virgen extra: 1 cucharada.

Para la cobertura:
Salsa de tomate.
Queso en lonchas.
Longaniza.
Huevos de codorniz.
Queso rallado.


ELABORACIÓN:

En un bol echamos la harina, el agua y la sal y amasamos. A mitad del amasado añadimos la levadura. Amasamos un poco más y añadimos el aceite de oliva.

Seguimos amasando hasta obtener una masa lisa, sin grumos.

Dejamos reposar la masa en un bol limpio tapado con papel film hasta que doble su volumen.

Pasamos la masa a la superficie de trabajo y con un cuchillo la cortamos con dos. Desgasificamos y damos forma de bola a cada porción dejándolas reposar tapadas con un paño de algodón durante media hora.

Pasado este tiempo empezamos a formar la pizza sobre un papel de horno.

Encendemos el horno a 250ºC.

Mientras el horno se calienta cubrimos la masa con salsa de tomate. Colocamos el queso, la longaniza cortada en rodajas y los huevos.

Cuando el horno esté caliente colocamos las pizzas directamente sobre el suelo del mismo. Así conseguiremos un sabor similar al de los hornos de leña. Horneamos durante 4 minutos.

Sacamos la pizza del horno, echamos el queso rallado y horneamos 3 minutos más.








sábado, 2 de julio de 2016

Pizza "griega"


A creativa nombrando platos no me gana nadie, ¿verdad?

¿Que es viernes (día de la pizza por excelencia) y no sabes de qué prepararla?, pues echa un vistazo al congelador porque seguramente encuentres algo que te haga un apaño.

Hace tiempo publiqué la receta del gyro griego . Desde entonces lo he preparado con cierta asiduidad. La última vez nos había sobrado un trozo de carne y estaba en el congelador. Así que lo aproveché para preparar esta pizza. Y así, además, esta receta me viene de perlas para la iniciativa "Reciclando sabores" de julio:




INGREDIENTES:

Gyro griego.
Queso de cabra (rulo).
Queso rallado.
Queso en lonchas.


ELABORACIÓN:

La masa de la pizza podemos prepararla en casa o comprarla. Yo siempre la hago en casa; preparo varias raciones a la vez y las congelo. La receta de la masa podéis verla aquí.

Una vez que tenemos la masa preparada, encendemos el horno a 250ºC. Cuando el horno esté caliente, montamos la pizza. No lo haremos con antelación para evitar que la salsa de tomate humedezca en exceso la masa.

Echamos la salsa de tomate, añadimos las lonchas de queso y encima colocamos el gyro fileteado. En el centro de la pizza colocamos el queso de cabra.

Metemos la pizza en el horno, colocándola directamente en el suelo y la dejamos durante 4 minutos.

Sacamos la pizza del horno, echamos el queso rallado y horneamos 3 minutos más.






martes, 5 de enero de 2016

Pizza de carne con base de puré de patata



Hace años que tengo guardada esta receta que vi en un blog que ya no existe.

Es una pizza muy potente pero riquísima. Merece la pena probarla.


INGREDIENTES (para 4 personas):

Base de la pizza:
Harina de trigo: 400 gramos.
Agua: 210 mililitros.
Sal: 10 gramos.
Levadura seca de panadero: 1,2 gramos (si utilizamos levadura fresca serán 3,6 gramos).
Aceite de oliva virgen extra: 1 cucharada.

Para la cobertura:

Carne picada (mezcla de cerdo y ternera): 400 gramos.
Bacon: 200 gramos.
Salsa de tomate: 4 cucharadas.
Puré de patata: 600 gramos.
Salsa barbacoa.
Queso rallado.
Aceite de oliva virgen extra.

Para la salsa barbacoa:
Agua: 4 cucharadas.
Salsa de tomate: 6 cucharadas.
Vinagre: 100 mililitros.
Aceite de oliva virgen extra: 100 mililitros.
Sal: 1 cucharada.
Azúcar moreno: 1 cucharada.


ELABORACIÓN:

Preparamos la masa de la pizza. En este post os explico cómo la hago yo.

Una vez que está lista, preparamos la cobertura.

Primero haremos el puré de patata. Cocemos las patatas en agua con sal. Una vez cocidas las escurrimos bien y las pasamos por el pasa-puré, añadiendo queso rallado (al gusto) y una cucharada de mantequilla. Lo reservamos.

En una sartén con aceite de oliva freímos la carne picada que habremos salado previamente. Una vez que la carne ha cambiado de color añadimos el bacon cortado en tiras y sofreímos ligeramente. Añadimos a la carne la salsa de tomate y mezclamos bien.

Encendemos el horno a 250ºC.

Mientras el horno se calienta, preparamos la pizza. Estiramos la masa y colocamos los ingredientes. Primero, el puré de patata. Después la carne picada y sobre ella pondremos la salsa barbacoa al gusto.

La salsa barbacoa podemos comprarla o podemos prepararla en un momento. Si la hacemos, mezclaremos todos los ingredientes y los batiremos con unas varillas.

Cuando el horno esté caliente colocamos la pizza directamente sobre el suelo del mismo. Así conseguiremos un sabor similar al de los hornos de leña. Horneamos durante 6 minutos.