miércoles, 18 de julio de 2018

Pollo con almendras (tradicional o Crock-Pot)


POLLO CON ALMENDRAS

Esta es la segunda vez que preparo el pollo con almendras. La otra vez fue un pollo en salsa de almendras típico de Catí y hoy es una receta de la "Gran enciclopedia de la cocina".


Lo mejor de añadir frutos secos a nuestros platos es que en un solo plato conseguimos un plato muy completo a nivel nutricional.

Adoro los frutos secos, pero evito comerlos porque no tengo medida. Eso de un puñadito de algo, no es para mí.



Pollo con almendras, INGREDIENTES (para 4 personas):

Pollo: uno.
Almendras: 12.
Yema de huevo cocida: una.
Cebolla: una.
Ajo: un diente.
Azafrán.
Aceite de oliva virgen extra.
Sal.

Valores nutricionales (por ración):
Calorías: 462.
Hidratos de carbono: 10 gramos.
Proteínas: 62 gramos.
Grasas: 22 gramos.

Precio (por ración): 1,02€.


ELABORACIÓN (tradicional):

Limpiamos el pollo, lo troceamos y lo salamos. En una sartén calentamos aceite a fuego fuerte y freímos el pollo hasta que esté dorado. Vamos pasando los trozos de pollo fritos a una cacerola.

Pelamos la cebolla y la picamos. En el mismo aceite donde hemos frito el pollo rehogamos la cebolla picada, cuando esté dorada añadimos el ajo picado y el azafrán. Echamos esto sobre el pollo y añadimos agua y lo cocinamos a fuego lento hasta que esté tierno.

Mientras tanto, cocemos un huevo. Una vez cocido separamos la yema. En el mortero machacamos las almendras con la yema cocida y aclaramos con un poco de salsa del guiso. Echamos esta mezcla al pollo cuando esté hecho y dejamos unos minutos más al fuego.


ELABORACIÓN (Crock-Pot):

Limpiamos el pollo, lo troceamos y lo salamos. En una sartén calentamos aceite a fuego fuerte y freímos el pollo hasta que esté dorado. Vamos pasando los trozos de pollo fritos a la olla lenta.

Pelamos la cebolla y la picamos. En el mismo aceite donde hemos frito el pollo rehogamos la cebolla picada, cuando esté dorada añadimos el ajo picado y el azafrán. Echamos esto sobre el pollo y lo cocinamos 4 horas a temperatura alta.

Mientras tanto, cocemos un huevo. Una vez cocido separamos la yema. En el mortero machacamos las almendras con la yema cocida y aclaramos con un poco de salsa del guiso. Echamos esta mezcla al pollo cuando falte media hora para terminar la cocción.



martes, 10 de julio de 2018

Piña colada con Escritora Viajera




Hoy, 10 de julio, es el día de la piña colada y hoy, mi querida Gemma, reestrena su “Escritora viajera”, así que cuando me pidió colaboración para celebrar virtualmente la reinauguración de su espacio, no pude negarme.


¿Por qué?, porque Gemma es de esas personas especiales que te cruzas en la vida (maravillas de estos mundos virtuales) y pasan a ocupar un lugar especial en tu corazón.  Lo malo de estas relaciones virtuales es que las ocasiones para mirarse a los ojos son escasas: Segorbe, Peñíscola y Burgos han sido nuestros puntos de encuentro. Eso sí, siempre los hemos exprimido a tope.

Y nada me gustaría más que tomarme una piña colada con ella y divagar durante largas horas a la orilla de cualquiera de las playas de su querido Mediterráneo.

Va por ti, Escritora Viajera.



INGREDIENTES (para dos copas):

Piña natural: 700 gramos.
Leche de coco: 100 gramos.
Ron blanco: 80 mililitros.


ELABORACIÓN:

Pelamos la piña y la troceamos. Ponemos los 700 gramos de piña en el vaso de la batidora y la trituramos. Añadimos la leche de coco (para preparar la piña colada la leche que se utiliza es la que viene en lata y está solidificada, no la líquida de Tetrabrik) y el ron y batimos de nuevo hasta que quede una crema.

Como el propio nombre dice, ahora tenemos que colarla. Una vez colada, metemos la piña colada en la nevera y esperamos a que esté muy fría para tomarla.