martes, 28 de febrero de 2017

Piruletas de Parmesano y semillas


Desde que se pusieron de moda estas piruletas tenía muchas ganas de prepararlas. La ocasión perfecta ha llegado cuando ha sido la receta para el Reto Lok@s por Lorraine de este mes.

El último día de cada mes, se lo dedicamos a Lorraine Pascal y esta ha sido la receta elegida en febrero.

¡No puede ser más sencilla! El único "pero" que se le puede poner es que si vamos a preparar muchas necesitaremos varias horneadas porque la bandeja del horno se llena enseguida.


INGREDIENTES (para 6 piruletas):

Queso Parmesano: 40 gramos.
Semillas de chía: una cucharadita.
Semillas de amapola: dos cucharaditas.
Orégano seco: una cucharadita.

Valores nutricionales (por piruleta):
Kilocalorías: 28.
Hidratos de carbono: 0 gramos.
Grasas: 2 gramos.
Proteínas: 2 gramos.

Precio (por piruleta): 0,17€.


ELABORACIÓN:

Encendemos el horno a 220ºC.

Con el rallador rallamos el queso. Ponemos el queso rallado en un bol y añadimos la chía, la amapola y el orégano. Mezclamos.

Cubrimos la bandeja del horno con papel de hornear y colocamos un cortador de galletas redondo para dar la forma a la piruleta. Echamos una parte de la mezcla dentro del cortador, lo suficiente para rellenar todo el hueco del fondo del mismo. Repetimos la operación 6 veces más.

En el centro del círculo colocamos el palo de la piruleta (en Amazon hay varios, como estos. Yo utilicé brochetas de madera que es lo que tenía en casa; les quité la punta y las corté por la mitad).

Volvemos a poner un poco más de la mezcla en cada piruleta, sobre todo es importante que cubramos el palo de la piruleta para que se pegue al fundirse el queso.

Una vez que tenemos todas las piruletas hechas horneamos durante 5 minutos. Es muy importante no pasarse de tiempo ya que podrían quemarse.

Sacamos la bandeja del horno y, con mucho cuidado, despegamos cada piruleta (salen con mucha facilidad). Las colocamos en un vaso o en un soporte para cakepops como este.




Este mes también han participado en el reto:
- Blanca, de Menjar a Ca la Blanca.

lunes, 27 de febrero de 2017

Espirales alla maremmana


Hace años, cuando me inicié en la cocina, tuve una máquina para hacer pasta. La primera vez que lo intenté fue un fiasco y fue directamente a la basura (nunca he sido muy paciente, jajaja).

Estoy segura que ahora que se más y tengo más paciencia sería capaz de sacarle provecho pero en mi lista de caprichos culinarios hay muchas más cosas delante, así que tendrá que esperar.

Para el reto Cocina Regional Italiana de este mes teníamos que preparar nuestros propios tortellini y yo fui incapaz. Como la salsa que llevaban estaba muy rica y no iba a desaprovecharla la preparé con unas espirales de pasta.


INGREDIENTES (para 4 personas):

Macarrones: 320 gramos.
Carne de ternera picada: 135 gramos.
Carne de cerdo picada: 135 gramos.
Salchicha fresca: 70 gramos.
Vino tinto: 135 mililitros.
Pasatta de pomodoro: una cucharadita.
Sal.
Pimienta molida.

Valores nutricionales (por ración):
Kilocalorías: 451.
Hidratos de carbono: 55 gramos.
Grasas: 13 gramos.
Proteínas: 22 gramos.

Precio (por ración): 0,79€.


ELABORACIÓN:

Para preparar la salsa, ponemos en una cacerola las carnes picadas, la salchicha (sin piel) y el vino tinto. Cocinamos a fuego lento con la cacerola destapada hasta que el alcohol se haya evaporado.

Añadimos una cucharadita de agua, sal y pimienta. Cocinamos al mínimo, con la cacerola tapada, durante 3 horas. Removemos de vez en cuando. Media hora antes de que pasen las tres horas añadimos la pasatta y removemos.

Cocemos la pasta como tengamos costumbre. Escurrimos la pasta y la servimos con la salsa.





sábado, 25 de febrero de 2017

Fresas con chocolate - Reto Alfabeto Dulce



Hacía mucho tiempo que no participaba en el reto Alfabeto Dulce. La última vez fue en septiembre cuando preparé este flan de toffe.

Ya sabéis que el dulce no me entusiasma (¡soy de salado!) y aunque muchas veces preparo dulces para la familia, me cuesta inspirarme cuando es algo que no voy a comer yo. Pero este mes la inspiración ha venido solita (y como podéis comprobar, no es que me haya complicado la vida con la receta, jajaja).

Hace unos días vi esta receta de galletas de chocolate blanco y pistachos de What Eva Bakes y pensé que tenía que comprar pistachos para prepararlas. Los pistachos me gustan muchísimo (¡me encantan los frutos secos!) y siempre que compro vuelan; así se quedaron en mi lista mental de alimentos pendientes.

Por otro lado, hace dos semanas fui a la frutería y compré unos fresones que estaban buenísimos. Hacía tiempo que no los probaba con tanto sabor, tan dulces y tan jugosos. Así que se me encendió la bombilla y la semana pasada volví a por ellos para preparar este dulce que me parece soberbio.

La combinación de texturas y de sabores es para disfrutarla muchísimo.




INGREDIENTES (para 4 personas):

Fresas o fresones: 500 gramos.
Chocolate fondant: 250 gramos.
Pistachos sin sal: 30 gramos.

Valores nutricionales (por ración):
Kilocalorías: 436.
Hidratos de carbono: 42 gramos.
Grasas: 26 gramos.
Proteínas: 6 gramos.

Precio (por ración): 1.87€.


ELABORACIÓN:

Lavamos las fresas y las secamos con papel de cocina. Pelamos los pistachos y los trituramos en el mortero.

Cubrimos una bandeja con papel de hornear y ponemos la mitad de los pistachos triturados en ella.

En un cazo derretimos el chocolate al baño María. Cuando esté derretido bañamos cada fresa en el chocolate y las vamos colocando en la bandeja.

Espolvoreamos el resto de los pistachos sobre las fresas y metemos la bandeja en la nevera para que el chocolate se endurezca. Cuando el chocolate esté frío, disfrutamos de nuestras fresas.









viernes, 24 de febrero de 2017

Albóndigas de pescado (tradicional o Crock-Pot)



Con la cantidad de veces que he preparado albóndigas de carne y nunca las había hecho de pescado. Es más, es probable que esta haya sido la primera vez que las como. ¡Y no será porque no me guste el pescado! Lo que ocurre es que me gusta más prepararlo a la plancha, no suelo elaborarlo mucho más.

Pero no hay nada como los retos para "obligarte" a hacer cosas diferentes. En este caso, en el Reto Tus Recetas podíamos elegir entre estas albóndigas de merluza de  Mar Entre Fogones o el pan de cebolla de Las Recetas de Blinky.

Como el mes pasado ya preparé la ensalada de Las Recetas de Blinky elegí las albóndigas.

Si quieres ver el resto de las recetas del reto, solo tienes que hacer click sobre el logo:




INGREDIENTES (para 4 personas):

Merluza: 400 gramos.
Salmón: 125 gramos.
Caldo de pescado: 250 mililitros.
Huevo.
Perejil seco: una cucharada. Un gramo.
Pan rallado. 56 gramos.
Harina de trigo. 36 gramos.
Cebolla: 100 gramos.
Aceite de oliva virgen extra. 22 mililitros.
Vino blanco: 65 mililitros.
Tomillo seco: unas ramitas.
Sal.

Valores nutricionales (por ración):
Kilocalorías: 325.
Hidratos de carbono: 8 gramos.
Grasas: 41 gramos.
Proteínas: 28 gramos.

Precio (por ración): 1,7€.


ELABORACIÓN (tradicional):

Retiramos la piel y las espinas del pescado. En un cazo ponemos la piel con 250 mililitros de agua y dejamos que se cocine a fuego lento mientras preparamos las albóndigas.

En un bol ponemos el pescado y lo desmenuzamos con las manos. Añadimos un huevo, perejil, sal y añadimos el pan rallado necesario para conseguir darles forma.

Enharinamos las albóndigas y las freímos a fuego fuerte en una sartén con abundante aceite de oliva. Pasamos las albóndigas fritas a una cacerola.

Picamos la cebolla y en la misma sartén donde hemos frito las albóndigas (retirando casi todo el aceite) la rehogamos a fuego lento. Cuando empiece a dorarse añadimos harina (una cucharada aproximadamente) y la rehogamos. Añadimos el vino blanco, poco a poco, y desleímos la harina en él, ayudándonos con unas varillas para que no se hagan grumos. Añadimos el caldo de pescado colado, una pizca de sal y unas ramitas de tomillo.

Cubrimos las albóndigas con la salsa y dejamos que se cocinen a fuego lento durante 30 minutos aproximadamente.


ELABORACIÓN (Crock-Pot):

Retiramos la piel y las espinas del pescado. En un cazo ponemos la piel con 250 mililitros de agua y dejamos que se cocine a fuego lento mientras preparamos las albóndigas.

En un bol ponemos el pescado y lo desmenuzamos con las manos. Añadimos un huevo, perejil, sal y añadimos el pan rallado necesario para conseguir darles forma.

Enharinamos las albóndigas y las freímos a fuego fuerte en una sartén con abundante aceite de oliva. Pasamos las albóndigas fritas a la Crock-Pot.

Picamos la cebolla y en la misma sartén donde hemos frito las albóndigas (retirando casi todo el aceite) la rehogamos a fuego lento. Cuando empiece a dorarse añadimos harina (una cucharada aproximadamente) y la rehogamos. Añadimos el vino blanco, poco a poco, y desleímos la harina en él, ayudándonos con unas varillas para que no se hagan grumos. Añadimos el caldo de pescado colado, una pizca de sal y unas ramitas de tomillo.

Cubrimos las albóndigas con la salsa y dejamos que se cocinen a dos horas en temperatura baja.
































miércoles, 22 de febrero de 2017

Raviolis con salsa de queso de cabra



Para preparar este plato utilicé la pasta fresca rellena de Buitoni ¡tienen muchísima variedad!. 

La de esta receta son los raviolis de carne al brasato.


INGREDIENTES (para 4 personas):

Raviolis: 2 paquetes.
Queso de rulo de cabra: 100 gramos.
Nata 35% M.G.: 200 mililitros.
Tomates secos en aceite: 40 gramos.

Valores nutricionales (por ración):
Kilocalorías: 581.
Hidratos de carbono: 51 gramos.
Grasas: 33 gramos.
Proteínas: 18 gramos.

Precio (por ración): 1,97€.


ELABORACIÓN:

Colocamos los tomates sobre papel de cocina para que absorba el aceite.

Cocemos la pasta como indique el paquete; mientras se cuece, preparamos la salsa: en un cazo calentamos la nata y cuando rompa a hervir añadimos el queso en dados. Removemos con unas varillas hasta que el queso se funda y bajamos el fuego.

Picamos tomates con un cuchillo y los añadimos a la salsa. Mantenemos la salsa al fuego hasta que la pasta esté hecha.

Cuando la pasta esté lista, la escurrimos y servimos con la salsa por encima.





martes, 21 de febrero de 2017

Flamiche aux Maroilles



La flamiche es una quiche típica de la región de Picardia (Francia). El relleno de esta flamiche se basa en el queso Maroilles, un queso de leche de vaca de corteza blanda. Es un queso que no es fácil de encontrar, aunque en alguna tienda online se puede comprar, así que yo lo sustituí por un Brie.

La receta de esta tarta salada es del libro "El pan" de Jeffrey Hamelman.

Se puede comer templada o fría; a mi me ha gustado más fría.

INGREDIENTES (para 4 personas):

Para el brioche:
Harina panadera: 200 gramos.
Harina de fuerza: 25 gramos.
Huevo: uno.
Azúcar: 20 gramos.
Sal: 5 gramos.
Mantequilla: 40 gramos.
Leche: 60 mililitros.
Levadura fresca: 10 gramos.

Para el relleno:
Queso Maroilles: 340 gramos.
Crème fraîche: 255 gramos.
Huevos: 116 gramos.

Valores nutricionales (por ración):
Kilocalorías: 831.
Hidratos de carbono: 54 gramos.
Grasas: 54 gramos.
Proteínas: 30 gramos.

Precio (por ración): 1,61€.


ELABORACIÓN:

Sacamos la mantequilla de la nevera para que se atempere.

Templamos una parte de la leche para disolver la levadura fresca. En un bol mezclamos todos los ingredientes y amasamos. Cuando la masa esté lista añadimos la mantequilla y volvemos a amasar hasta que esté totalmente integrada.

Pasamos la masa a un bol limpio, lo tapamos con papel film y la dejamos levar hasta que doble su volumen.

Untamos con mantequilla un molde de tarta de borde rizado (el mío es de 24 centímetros de diámetro). Colocamos la masa dentro del molde y la estiramos con las manos hasta que el molde quede totalmente cubierto.

Metemos el molde en la nevera durante 10 minutos. Mientras la masa se enfría, encendemos el horno a 190ºC y preparamos el relleno de la flamiche. Cortamos el queso en dados de unos dos centímetros. Batimos los huevos y añadimos la crème. Batimos de nuevo hasta que esté homogéneo.

Sacamos la masa de la nevera y ponemos el queso sobre ella. Añadimos la mezcla de huevos y crême y horneamos durante 30 minutos, aproximadamente.



Dejamos que la flamiche se enfríe un poco antes de cortarla y servir.




lunes, 20 de febrero de 2017

Champiñones agridulces (tradicional o Crock-Pot)



Los champiñones son un acompañamiento ideal, tanto para la carne como para el pescado. Pero también son capaces de ser un fantástico plato por sí solos.

El otro día tenía un puñado en la nevera que me habían sobrado de otro plato y los preparé así.


INGREDIENTES (para 4 personas):

Champiñones: un kilo.
Salsa de soja: 4 cucharadas.
Sirope de caramelo: 4 cucharadas.
Jengibre fresco rallado: 4 cucharaditas.
Ajo en polvo: 4 cucharaditas.
Vinagre de arroz: 4 cucharaditas.

Valores nutricional (por ración):
Kilocalorías: 130.
Hidratos de carbono: 7 gramos.
Grasas: 3 gramos.
Proteínas: 12 gramos.

Precio (por ración): 1,09€.


ELABORACIÓN (tradicional):

En un bol mezclamos la salsa de soja, el sirope de caramelo, el jengibre, el ajo y el vinagre. Mezclamos bien la salsa.

Separamos el pie de los champiñones y pelamos el sombrero de los champiñones. Cuando estén todos pelados los ponemos en un bol y echamos la salsa encima. Removemos para que todos los champiñones se impregnen en la salsa y metemos el bol en la nevera durante unas 8 horas.

Sacamos el bol de la nevera y calentamos una sartén. Echamos los champiñones y dejamos que se guisen hasta que estén tiernos.


ELABORACIÓN (Crock-Pot):

En un bol mezclamos la salsa de soja, el sirope de caramelo, el jengibre, el ajo y el vinagre. Mezclamos bien la salsa.

Separamos el pie de los champiñones y pelamos el sombrero de los champiñones. Cuando estén todos pelados los ponemos en un bol y echamos la salsa encima. Removemos para que todos los champiñones se impregnen en la salsa y metemos el bol en la nevera durante unas 8 horas.

Sacamos el bol de la nevera y ponemos los champiñones en la Crock-Pot. Los cocinamos durante 4 horas en temperatura alta.



domingo, 19 de febrero de 2017

Salchichas con salsa de queso Parmesano



A pesar de todo lo que me gusta planificar las comidas y cenas, a veces también tengo que improvisar en la cocina. Por suerte, tengo un gran congelador donde siempre hay de todo, así que improvisar es mucho más sencillo.

Y de esa improvisación, salió esta receta. La salsa de queso puede utilizarse en otras recetas: patatas asadas o fritas, pasta...


INGREDIENTES (para 4 personas):

Salchichas Bratwurst: 8. 
Panceta: 50 gramos.
Queso Parmesano: 200 gramos.
Nata 35% M.G.: 200 mililitros.
Caldo de verdura: 100 mililitros.

Valores nutricionales (por ración):
Kilocalorías: 589.
Hidratos de carbono: 5 gramos.
Grasas: 50 gramos.
Proteínas: 30 gramos.

Precio (por ración): 2,31€.


ELABORACIÓN:

Troceamos el Parmesano en dados de un centímetro, aproximadamente, y cortamos la panceta en tiras. En un cazo ponemos el caldo de verdura con que el queso y lo dejamos a fuego lento durante 10 minutos.

Añadimos la nata y dejamos al fuego 10 minutos más. Pasamos la salsa por la batidora.

Colocamos las salchichas en una fuente apta para el horno (yo utilicé cazuelas de barro individuales). Cubrimos con la salsa y repartimos la panceta troceada por encima.

Metemos al horno a gratinar hasta que la salsa de queso esté dorada.





viernes, 17 de febrero de 2017

Tortilla de bacalao



Este plato es un clásico de la gastronomía vasca actual. La mía es una versión adaptada de esta tortilla, ya que no le pongo perejil y me gusta bastante cuajada, pero podéis hacerla a vuestro gusto.

Cuando compro bacalao seco, una vez desalado lo congelo, así que me aseguro de tener siempre a mano cuando me apetece un plato en el último momento. Pero también podemos comprar bacalao que ya viene desalado, es muy útil cuando no nos hemos acordado de poner el bacalao a desalar con antelación.


INGREDIENTES (para 4 personas):

Bacalao seco: 400 gramos.
Huevos: 8.
Aceite de oliva virgen extra.

Valores nutricionales (por ración):
Kilocalorías: 239.
Hidratos de carbono: 1 gramo.
Grasas: 15 gramos.
Proteínas: 24 gramos.

Precio (por ración): 1,54€.


ELABORACIÓN:

Desalamos el bacalao metiéndolo en agua durante 24 horas o más (según el grosor de la pieza). El pescado lo dejaremos en la nevera durante el proceso de desalado e iremos cambiando el agua cada 8-10 horas aproximadamente.

Una vez desalado, lo secamos con papel de cocina y lo troceamos. Calentamos aceite de oliva en una sartén y salteamos el bacalao hasta que esté dorado.

Mientras el bacalao se dora batimos los huevos en un bol. Una vez que el bacalao está listo lo añadimos al bol de los huevos y mezclamos.

Añadimos un poco más de aceite a la sartén, si es necesario, y cuajamos la tortilla a nuestro gusto.