miércoles, 27 de diciembre de 2017

Galletas de dos chocolates (tradicional o Thermomix)


Después de hacer las galletas al ron parece que cogí el ritmo y me puse manos a la obra con estas galletas de chocolate que había visto en La Cocinita de Marisalas.

Estas galletas están hechas con chocolate negro y chocolate blanco, pero podemos cambiar los tipos de chocolate a nuestro gusto. No se cuánto tiempo duran en buenas condiciones porque en casa vive el Monstruo de las Galletas y no duran ni un suspiro.

A la hora de trocear el chocolate, a mi me gusta dejar trozos más bien grandes, para que se noten al morder la galleta.






INGREDIENTES (para 20 galletas):

Harina de trigo: 200 gramos.
Huevos: 2.
Mantequilla: 100 gramos.
Azúcar moreno: 100 gramos.
Chocolate fondant negro: 100 gramos.
Chocolate fondant blanco: 100 gramos.
Levadura química: una cucharadita.
Sal: una pizca.

Valores nutricionales (por galleta):
Calorías: 214.
Hidratos de carbono: 33 gramos.
Grasas: 8 gramos.
Proteínas: 2 gramos.

Precio (por galleta): 0,19€.


ELABORACIÓN (tradicional):

Un rato antes de empezar a hacer las galletas sacamos la mantequilla de la nevera para que se atempere.

Cuando la mantequilla esté blanda, encendemos el horno a 180ºC con calor arriba y abajo.

En un bol batimos, con unas varillas, la mantequilla con el azúcar y la sal. Cuando el azúcar esté integrado en la mantequilla, añadimos los huevos y batimos de nuevo hasta que estén integrados en la masa.

Tamizamos la harina con la levadura y la añadimos a la masa, mezclando todo con la ayuda de una espátula de silicona.

Troceamos el chocolate blanco y el chocolate negro y lo añadimos a la masa, mezclando de nuevo con la espátula de siliciona.

Cubrimos la bandeja del horno con papel de hornear y con una cuchara cogemos porciones de masa que serán nuestras galletas. Como las galletas crecerán durante la cocción, no las pondremos demasiado juntas para evitar que se peguen durante el horneado.

Horneamos las galletas durante 8-10 minutos. Cuando las saquemos del horno las dejamos enfriar sobre una rejilla.


ELABORACIÓN (Thermomix):

Un rato antes de empezar a hacer las galletas sacamos la mantequilla de la nevera para que se atempere.

Cuando la mantequilla esté blanda, encendemos el horno a 180ºC con calor arriba y abajo.

Colocamos el chocolate en el vaso, ponemos en posición vaso cerrado y troceamos con golpes de turbo. Lo sacamos del vaso y reservamos.

Ponemos el azúcar en el vaso y programamos 30 segundos, velocidad 9.

Añadimos la mantequilla y la sal y programamos 10 segundos, velocidad 6.

Añadimos los huevos y programamos 15 segundos, velocidad 8.

Echamos la harina tamizada con la levadura y programamos 10 segundos, velocidad 3. Bajamos la harina que haya quedado por las paredes y mezclamos, de nuevo, 10 segundos, velocidad 3.

Añadimos el chocolate troceado y mezclamos 5 segundos, velocidad 4.

Cubrimos la bandeja del horno con papel de hornear y con una cuchara cogemos porciones de masa que serán nuestras galletas. Como las galletas crecerán durante la cocción, no las pondremos demasiado juntas para evitar que se peguen durante el horneado.

Horneamos las galletas durante 8-10 minutos. Cuando las saquemos del horno las dejamos enfriar sobre una rejilla.




miércoles, 20 de diciembre de 2017

Socca



A esta de altura del año en la que estamos, apuesto una mano a que todos los cocinillas están salivando. Y no por las ricas comidas que nos esperan para estos días festivos, si no por los posibles regalos que nos vayan a hacer. ¿A que sí?. Con un hobbie como la cocina hay cientos de regalos para hacernos (y no miro a nadie...) o al menos a mi se me ocurren, sin pensarlo mucho, una docena de cosas que no me importaría nada recibir. No se si pediros que me contéis qué hay en vuestra lista de regalos porque me temo que solo serviría para engrosar mi inacabada colección de deseos.

Para que nadie piense que solo me importan los regalos, yo ya estoy pensando (¿ya?, ¡aún!) en qué voy a preparar para estos días. Confieso que las comidas copiosas me dan bastante pereza, así que haré alguna cosa para picotear. De momento, tengo un par de ideas y me falta pensar en algún postre. Todo se andará...

La receta de hoy puede formar parte, sin dudarlo, de ese picoteo. Se puede comer acompañando a un buen queso curado, la combinación de sabores es espectacular.

Esta receta es del libro "El pan" Jeffrey Hamelman, uno de mis libros favoritos del mundo del pan. Es un básico, sobre todo para entender el maravilloso proceso de la panificación.

La socca es una especialidad de Niza que se prepara con harina de garbanzo. También es popular en Génova, donde se la conoce como farinata. Se le puede añadir algún ingrediente de cobertura pero siempre a mitad de la cocción para que no se hunda en la masa. También se le puede añadir romero picado a la masa.

Es una masa que no lleva levadura, pero aún así necesita tiempo de reposo a temperatura ambiente. Bueno, llamarlo masa es un eufemismo porque en realidad es una papilla de la que parece imposible sacar algo comestible, jajaja.

Y con este post os deseo que terminéis el año genial y que el 2018 sea un año de esos que merece la pena recordar. Ya veis que estos días estoy liada y no publico a diario como antes, así que que vayan por delante mis buenos deseos.





INGREDIENTES:

Harina de garbanzo: 350 gramos.
Agua: 700 gramos.
Aceite de oliva virgen extra: 35 gramos.
Sal: 7 gramos.

Valores nutricionales (por ración de 100 gramos):
Calorías: 140.
Hidratos de carbono: 15 gramos.
Grasas: 5 gramos.
Proteínas: 7 gramos.

Precio (por ración de 100 gramos): 0,11€.


ELABORACIÓN:

Tamizamos la harina y la sal en un bol. Añadimos el agua y el aceite de oliva y batimos con una batidora, como las que venden en Menaje y Hostelería , hasta que quede fino. Dejamos que repose a temperatura ambiente durante 2 horas o la metemos en la nevera durante 24 horas.

Untamos con aceite una bandeja de horno. Encendemos el horno a 260ºC y calentamos la bandeja.

Echamos la masa en la bandeja y cocemos durante 15 minutos. Terminamos la cocción bajo el grill durante 3-5 minutos.

La sacamos del horno y la cortamos caliente.



lunes, 18 de diciembre de 2017

Crema tostada (tradicional o Thermomix)



Ya os he contado más veces que mi padre es muy aficionado a los mercadillos y rastros y siempre que ve libros de cocina me los compra. Esta receta es de uno de ellos, un recetario de Maizena de 1966.

Esta crema tostada es sencillísima de preparar. Simplemente hay que tener en cuenta que necesita un par de horas de nevera para que se enfríe, pero en 10 minutos está lista.




INGREDIENTES (para 8 raciones):

Maizena: 5 cucharadas.
Huevos: 6.
Azúcar: 6 cucharadas + 3 para el caramelo.
Leche entera: 750 mililitros.

Valores nutricionales (por ración):
Calorías: 196.
Hidratos de carbono: 24 gramos.
Grasas: 7 gramos.
Proteínas: 8 gramos.

Precio (por ración): 0,24€.


ELABORACIÓN (tradicional):

Ponemos en un cazo al fuego los huevos, la Maizena, las 6 cucharadas de azúcar y añadimos, poco a poco, la leche, sin dejar de remover, hasta conseguir una crema sin grumos.

Dejamos que cueza durante 10 minutos, removiendo constantemente para que no se pegue.

Retiramos la crema del fuego y la repartimos en las copas donde vayamos a servirlas. Metemos las copas en la nevera para que se enfríe.

Una vez fría preparamos el caramelo. Ponemos en un cazo las 3 cucharadas de azúcar restante con dos cucharadas de agua. Mezclamos y mantenemos el cazo al fuego hasta que se haga el caramelo, con mucho cuidado de que no se queme.

Cubrimos cada copa con un poco de caramelo y servimos la crema tostada.


ELABORACIÓN (Thermomix):

Ponemos en el vaso el azúcar, la Maizena y los huevos. Programamos 8 segundos, velocidad 3.

Añadimos la leche y programamos 8 segundos, velocidad 7.

Después programamos 9 minutos, 100ºC, velocidad 4.

Repartimos la crema en las copas donde vayamos a servirlas. Metemos las copas en la nevera para que se enfríe.

Una vez fría preparamos el caramelo. Ponemos en un cazo las 3 cucharadas de azúcar restante con dos cucharadas de agua. Mezclamos y mantenemos el cazo al fuego hasta que se haga el caramelo, con mucho cuidado de que no se queme.

Cubrimos cada copa con un poco de caramelo y servimos.


domingo, 10 de diciembre de 2017

Flan de queso con salsa de turrón de Jijona (tradicional o Thermomix) - #NavideñizateTS



Este mes en La Cocina Typical Spanish nos ponemos en modo navideño. ¿Y hay algo más típico de esta época que el amigo invisible?, jijiji. Odiado por unos y admirado por otros, es la forma más clásica de hacer regalos en un grupo grande. Yo tengo que confesar que me gusta entre poco y nada porque siempre me ha tocado regalar a gente que conozco poco y al final me da la sensación de que se hacen regalos muy poco personales, así que hace tiempo que paso de participar en él. Pero aquí se trata de preparar una receta de una compañera del reto, así que no dudé en apuntarme.

Mi amiga invisible es Julia, de Julia y sus Recetas y ha sido muy sencillo encontrar un plato que me gustase entre todas las cosas ricas que tiene. La receta elegida fue un
pudin de requesón y nata pero como teníamos que darle un toque navideño hice algunos cambios. ¿Qué os parece?.

Con la cantidad de turrón y vino para hacer la salsa se queda bastante espesa (tal y como se ve en las fotos). Si la queréis más ligera podéis añadir más vino, va a ir un poco a ojo. Además hay que tener en cuenta que no todos los turrones son iguales (no recuerdo de qué marca era el que utilicé) y es probable que si tiene más o menos humedad cambie la textura de la salsa.

Si quieres ver todas las recetas del reto solo tienes que hacer click sobre el logo:




INGREDIENTES (para 5 flanes):

Nata para montar: 375 mililitros.
Queso fresco de cabra: 200 gramos.
Huevos: 3.
Azúcar: 120 gramos
Cuajada: 2 sobres (24 gramos).
Para la salsa de turrón:
Turrón de Jijona: 100 gramos
Pedro Ximénez: 50 mililitros.

Valores nutricionales (por ración):
Calorías: 661.
Hidratos de carbono: 36 gramos.
Grasas: 48 gramos.
Proteínas: 16 gramos.

Precio (por ración): 1,54€.


ELABORACIÓN (tradicional):

En un vaso echamos la mitad de la nata y disolvemos los dos sobres de cuajada.

En la batidora ponemos el queso fresco con el azúcar y el resto de la nata. Batimos todo y lo ponemos en un cazo al fuego hasta que rompa a hervir. En ese momento añadimos el vaso de nata con cuajada, mezclamos con unas varillas y dejamos que hierva de nuevo.

Echamos esta mezcla de nuevo a la batidora y añadimos los huevos. Batimos hasta conseguir una crema. Repartimos esta crema en vasos, los tapamos con papel de aluminio y los metemos en la nevera (unas 4 horas).

Cuando los flanes estén cuajados preparamos la salsa de turrón: desmenuzamos el turrón y lo ponemos en un cazo junto con el Pedro Ximénez, dejamos que de un hervor y bajamos el fuego al mínimo hasta que se evapore el alcohol.

Cubrimos los flanes con esta crema y añadimos unas escamas de sal.

Dejamos los flanes en la nevera hasta el momento de consumirlos.


ELABORACIÓN (Thermomix):

Ponemos todos los ingredientes en la Thermomix y programamos 7 minutos, velocidad 5, temperatura 100º. Echamos la mezcla en los vasos, los tapamos con papel de aluminio y los metemos en la nevera durante 4 horas como mínimo.

Aclaramos la Thermomix y ponemos en el vaso el turrón troceado. Programamos 30 segundos, velocidad 4. Añadimos el Pedro Ximénez y programamos 20 minutos, temperatura Varoma, velocidad cuchara. Cuando termine programamos un minuto, velocidad 10.

Echamos la salsa sobre cada flan de queso y terminamos espolvoreando unas escamas de sal sobre la salsa.




lunes, 4 de diciembre de 2017

Pechuga de pollo a las hierbas con limón



La receta de hoy es de esos platos sencillos, que se preparan muy rápido y nos hace salir de la rutina culinaria, como la ternera al jengibre que os enseñé hace unos días.


Y es que caer en unas simples pechugas de pollo para cenar es una tentación muy grande; tan grande como aburrida. Con esta receta, con solo 5 minutos más, podemos tener un plato para chuparse los dedos.




INGREDIENTES (para 4 personas):

Pechuga de pollo: 600 gramos.
Tomillo seco.
Romero seco.
Perejil: una ramita.
Ajo: dos dientes.
Limón: 2.
Aceite de oliva virgen extra: 2 cucharadas.
Sal.

Valores nutricionales (por ración):
Calorías: 263.
Grasas: 14 gramos.
Proteínas: 33 gramos.

Precio (por ración): 1,1€.


ELABORACIÓN:

Hacemos un zumo con los dos limones. Pelamos los dientes de ajo y los picamos. Picamos el perejil.

En un bol ponemos el zumo, el ajo picado, el perejil, el tomillo, el romero y el aceite y removemos.

Salamos los filetes de pollo y los ponemos en una fuente. Los cubrimos con el aliño anterior y tapamos la fuente con papel film. La metemos en la nevera durante dos horas como mínimo.

Una vez que la carne se ha marinado la hacemos a la plancha a nuestro gusto. 


viernes, 1 de diciembre de 2017

Magdalenas de queso y bacon (tradicional o Thermomix)



Este mes, en el reto Cocina de Película homenajeamos a "Todos los días de mi vida" una película del año 2012 dirigida por Michael Sucsy.

Aquí en mi Salón ha elegido esta película tan romántica que nos cuenta la historia de Paige, una chica que tras un accidente de tráfico queda en coma. Cuando se despierta, ha perdido la memoria y no reconoce ni siquiera a su marido. Él tendrá que volver a conquistar el corazón de su mujer.



La receta que he elegido son estas magdalenas saladas que vi hace tiempo en Cocina con Pindorina Es la primera vez que hago unas magdalenas saladas y la verdad es que me han gustado mucho, me parecen una idea muy buena para una cena informal. ¡Seguro que repito en otra ocasión!.




INGREDIENTES (para 10 magdalenas):

Harina de trigo: 130 gramos.
Huevos: 2.
Aceite de oliva virgen extra: 40 gramos.
Leche entera: 80 gramos.
Bacon ahumado: 75 gramos.
Queso Parmesano: 75 gramos.
Levadura química: 8 gramos.

Valores nutricionales (por unidad):
Calorías: 167.
Hidratos de carbono: 11 gramos.
Grasas: 11 gramos.
Proteínas: 7 gramos.

Precio (por unidad): 0,14€.


ELABORACIÓN (tradicional):

Troceamos el bacon y lo freímos en una sartén sin añadir aceite, con su propia grasa será suficiente. Lo retiramos de la sartén y lo reservamos.

Rallamos el queso.

En un bol batimos los huevos hasta que estén espumosos. Añadimos el queso rallado y mezclamos.

A continuación echamos el aceite de oliva y la leche, batiendo tras añadir cada uno de ellos.

Tamizamos la harina con la levadura y lo echamos en el bol. Mezclamos todo con una espátula de silicona hasta que la harina esté bien integrada.

Encendemos el horno a 180ºC con aire y metemos la masa en la nevera mientras se calienta el horno.

Cuando esté caliente rellenamos los moldes de magdalenas (hasta 2/3 de su capacidad, como siempre), los metemos en el horno y cocinamos durante 15 minutos.

Sacamos las magdalenas del horno y las dejamos templar sobre una rejilla. Recién hechas es como más ricas están, pero os aseguro que al día siguiente siguen estando deliciosas.


ELABORACIÓN (Thermomix):

Ponemos el queso troceado en el vaso y programamos 12 segundos, velocidad 8. Retiramos y reservamos.

Troceamos el bacon con unas tijeras. Lo ponemos en el vaso con unas gotas de aceite de oliva y programamos 5 minutos, temperatura Varoma, velocidad 2, sin cubilete. Retiramos y reservamos.

Ponemos los huevos en el vaso y programamos 2 minutos, 37ºC, velocidad 5. Añadimos la leche y el aceite, el queso y el bacon y programamos 10 segundos, velocidad 5.

Añadimos la harina y la levadura tamizadas y programamos 3 segundos, velocidad 3. Bajamos la harina de las paredes del vaso y repetimos. Terminamos de envolver la masa con la espátula.

Encendemos el horno a 180ºC con aire.

Mientras se calienta el horno rellenamos los moldes de magdalenas (con 2/3 de masa, como siempre) y los metemos en la nevera hasta que el horno esté listo para cocinar.

Una vez que el horno esté caliente, metemos las magdalenas y las cocinamos durante 15 minutos. Sacamos las magdalenas del horno y las dejamos templar sobre una rejilla. Se pueden comer templadas o frías, ¡están ricas de cualquier manera!.