sábado, 4 de noviembre de 2017

Torta due colori (tradicional o Thermomix)


Este mes soy la anfitriona del reto Cocina Regional Italiana que organiza El Cajón Desastre de Maggie :) Empecé a participar en mayo de 2016 con el polpettone alla fiorentina y desde entonces he disfrutado muchísimo con la cocina típica de Italia. ¡Hay vida más allá de la pizza y la pasta!.

La receta salada que he elegido para el reto ha sido los maccheroni alla chitarra y es la que tenía pensado hacer pero Maggie puso como condición que hiciésemos la pasta en casa y en vista de mis antecedentes no he tenido más remedio que irme con la receta dulce.

La elección dulce ha sido este bizcocho que os presento, una torta due colori que además de riquísima es muy bonita.

Las dos son típicas de la región de Abruzzo, situada en el centro de Italia pero que cultural y económicamente se considera sur. Al este está bañada por el Mar Adriático y al oeste está rodeada por los Apeninos, estando en esta región los montes más altos de este sistema.

Si quieres ver los bizcochos de las compañeras del reto, solo tienes que hacer click sobre el logo:







INGREDIENTES:

Harina de trigo: 200 gramos.
Azúcar: 200 gramos.
Mantequilla: 100 gramos.
Huevos: 3.
Leche entera: 100 mililitros.
Cacao en polvo: 20 gramos.
Levadura química: una cucharadita.
Sal: una pizca.

Valores nutricionales (por porción de 100 gramos):
Calorías: 327.
Hidratos de carbono: 47 gramos.
Grasas: 13 gramos.
Proteínas: 5 gramos.

Precio (por porción de 100 gramos): 0,26€.


ELABORACIÓN (tradicional):

Sacamos la mantequilla de la nevera para que se atempere. Cuando esté blanda empezamos a preparar el bizcocho.

Encendemos el horno a 200ºC con calor arriba y abajo y aire.

En un bol ablandamos la mantequilla con una espátula de silicona. Añadimos el azúcar poco a poco mientras batimos. Cuando todo el azúcar esté integrado añadimos las yemas de los huevos (las claras las reservaremos). A continuación añadimos la harina tamizada y cuando esté bien mezclada, echamos la leche tibia.

Dividimos la masa en dos partes. En una de ellas echamos el cacao en polvo y mezclamos bien.

Montamos al punto de nieve las claras que habíamos reservado con una pizca de sal. Repartimos las claras entre las dos porciones de masa junto con media cucharadita de levadura para cada masa. Mezclamos suavemente de abajo a arriba con una espátula de silicona.

Forramos el molde que vayamos a utilizar con papel de horno y echamos la masa en él, alternando un cucharón de cada tipo de masa.

Metemos la torta en el horno y horneamos durante 25 minutos, aproximadamente. Antes de apagar el horno comprobaremos que la torta está perfectamente cocida clavando un palillo en el bizcocho. Si sale limpio, podemos sacarlo del horno.


ELABORACIÓN (Thermomix):

Encendemos el horno a 200ºC con calor arriba y abajo y aire.

Ponemos en el vaso la mantequilla a temperatura ambiente y programamos 20 segundos, velocidad 4. Bajamos los restos de mantequilla de las paredes del vaso.

Añadimos el azúcar y programamos un minuto, velocidad 5. Por el bocal vamos añadiendo las yemas de huevo una a una.

Añadimos la leche y programamos un minuto, velocidad 3, 37ºC.

Añadimos la harina tamizada y programamos 15 segundos, velocidad 3. Bajamos los restos de harina de las paredes y repetimos: 15 segundos, velocidad 3.

Sacamos la mitad de la masa a un bol. Añadimos el cacao a la masa que tenemos en el vaso y programamos 15 segundos, velocidad 3. Echamos la masa con el cacao en otro bol.

En el vaso limpio ponemos la mariposa y las claras con una pizca de sal y programamos 3 minutos, velocidad 3.

Repartimos las claras montadas entre los dos boles y añadimos media cucharadita de levadura química a cada masa. Mezclamos suavemente de abajo a arriba con una espátula de silicona.

Forramos el molde que vayamos a utilizar con papel de horno y echamos la masa en él, alternando un cucharón de cada tipo de masa.

Metemos la torta en el horno y horneamos durante 25 minutos, aproximadamente. Antes de apagar el horno comprobaremos que la torta está perfectamente cocida clavando un palillo en el bizcocho. Si sale limpio, podemos sacarlo del horno.



3 comentarios:

  1. Has sido una estupenda anfitriona Alicia, las dos recetas elegidas han sido un éxito y me sabe mal que no hayas probado la pasta pero espero que la contribución de las compis te ayude y puedas animarte porque esta realmente rica. Un placer tenerte y felicidades por ese bizcocho porque te ha salido precioso! Un besito

    ResponderEliminar
  2. Un bizcocho precioso que gusta a todo el mundo y es mundialmente conocido, gracias por elegirlo.
    Besos y feliz domingo!

    ResponderEliminar
  3. Soy fan absoluta de los bizcochos amarmolados, y el tuyo, además de haber quedado preciosísimo, tiene que estar de muerte. Una delicia.
    Besos.

    ResponderEliminar