lunes, 27 de noviembre de 2017

Patatitas Hasselback con crema de aceitunas Empeltre en Crock-Pot



La cocción lenta saca siempre lo mejor de cada plato pero una cosa tan sencilla como unas patatas asadas, lo borda. Sin agua ni aceite, con la piel y a dejar que la Crock-Pot trabaje. ¡A mi me resulta comodísimo!. Así que cuando me puse a pensar en qué preparar para la tapa más original del concurso de tapas organizado por Crock-Pot y Oster para celebrar la II Edición de Tapas a Fuego Lento tuve muy claro que las patatas iban a estar presentes.

Aunque ya os lo conté la semana pasada, os recuerdo que desde el 23 de noviembre y hasta el 10 de diciembre se está celebrando en Madrid esta segunda edición de Tapas a Fuego Lento en la zona de Retiro. Así que si os queda cerca no dejéis de pasar para disfrutar de las propuestas que han hecho los bares y restaurantes participantes.




INGREDIENTES:

Patatas de guarnición: 10
Mantequilla: 30 gramos.
Ajo: un diente.
Hierbas provenzales: una cucharadita.
Aceitunas negras variedad Empeltre: 200 gramos.
Nata líquida: 120 mililitros.
Sal al pimentón en escamas.


ELABORACIÓN:

Ponemos en la batidora Oster la mantequilla con las hierbas aromáticas, un diente de ajo pelado y elegimos la función "Picar alimentos/Preparar salsas". Retiramos la mantequilla de la batidora y la reservamos.

Escogemos las patatas que tengan un tamaño similar para que estén listas a la vez. Las lavamos bien ya que vamos a asarlas con piel. Hacemos unos cortes a las patatas para que se abran como un abanico, con mucho cuidado de no llegar al fondo de la patata. Para evitar cortar demasiado (¡me ha pasado!) podemos ayudarnos de unos palos de brocheta. Ponemos la patata en la tabla de cortar y la rodeamos con los palos, de manera que el cuchillo tropieze con ellos antes de llegar al final de la patata.

Derretimos la mantequilla en el microondas o en un cazo y con la mantequilla derretida pintamos cada patata.

Ponemos las patatas en la Crock-Pot y cocinamos 3 horas en temperatura alta.

Mientras se cocinan, preparamos el aliño. Deshuesamos las aceitunas y las ponemos en la batidora Oster. Añadimos la nata y elegimos la función "Picar alimentos/preparar salsas" hasta que el aliño esté licuado.

Una vez que las patatas estén cocidas las sacamos de la olla y ponemos una cucharadita de la crema de aceitunas sobre cada una. Terminamos espolvoreando unas escamas de sal.

Estas patatas se pueden comer recién hechas o frías, están espectaculares de las dos maneras.



6 comentarios:

  1. Me encanta este tipo de patata, la verdad es que no tardan mucho en hacerse y luego están deliciosas y pueden servir como acompañamiento o con algún acompañamiento para una sabrosa cena. Un besote y feliz semana!!

    ResponderEliminar
  2. Uummmmmmmmm pintaza tienen tus patatas y no dudo lo mas minimo que me encantarian.
    Te han quedado de relujo ademas de estar de muerte relenta.
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar
  3. Se hace la boca agua, qué ricas!
    Un abrazo
    Clara

    ResponderEliminar