miércoles, 29 de noviembre de 2017

Quesadillas de pollo a la barbacoa



Hace mucho tiempo que quería preparar esta receta de
Cocina con David y os aseguro que está para chuparse los dedos. Para las quesadillas utilicé salsa barbacoa casera que hice en la Crock-Pot.




INGREDIENTES ( para 4 personas):

Tortillas de trigo: 8.
Pechuga de pollo: 400 gramos.
Bacon: 200 gramos.
Aceite de oliva virgen extra.

Valores nutricionales (por ración):
Calorías: 610.
Hidratos de carbono: 45 gramos.
Grasas: 32 gramos.
Proteínas: 35 gramos.

Precio (por ración): 2,46€.


ELABORACIÓN:

Cortamos la pechuga de pollo y el bacon en tiras. En una sartén calentamos un poco de aceite de oliva y salteamos el pollo con el fuego alto. No es necesario que se cocine del todo ya que el plato vamos a terminarlo en el horno.

Una vez que el pollo esté dorado lo retiramos de la sartén y lo reservamos.

En la misma sartén salteamos el bacon. No hace falta añadir aceite, ya que la propia grasa del bacon será suficiente para cocinarlo. Retiramos el bacon de la sartén y lo mezclamos con el pollo

Encendemos el horno a 180º. Cubrimos la bandeja del horno con papel de hornear.

Ponemos una cucharada de salsa barbacoa sobre cada quesadilla (o más o menos, según el gusto), echamos una porción de la mezcla de pollo y bacon y doblamos la tortilla por la mitad y doblamos otra vez por la mitad, dejando un triángulo.

A medida que vamos preparando las quesadillas las colocamos en la bandeja del horno. Cuando estén todas metemos la bandeja en el horno y cocinamos durante 15 minutos.



martes, 28 de noviembre de 2017

Huevos al plato con puré de patata (tradicional o Crock-Pot)



Esta semana soy la anfitriona del reto semanal de Facilisimo y para él he elegido los huevos y las patatas, así que si las compañeras se animan podréis ver en la página un montón de recetas con estos ingredientes.  

Este último año me he aficionado mucho a preparar huevos al plato para cenar. Es un plato que se prepara muy rápido y mientras los huevos se hornean podemos aprovechar ese rato para hacer otra cosa. Por que no se en vuestras casas, pero en la mía por la noche siempre hay mucho que hacer, jajaja.

Esta receta es del libro "El menú de cada día" de Karlos Arguiñano. Un libro que se publicó hace muchos años y tiene muchas recetas muy aprovechables, platos muy sencillos para quedar muy bien.





INGREDIENTES (para 4 personas):

Huevos: 8.
Patatas: un kilo.
Leche entera: 200 mililitros.
Queso Gruyere rallado: 100 gramos.
Sal.

Valores nutricionales (por ración):
Calorías: 447.
Hidratos de carbono: 51 gramos.
Grasas: 19 gramos.
Proteínas: 21 gramos.

Precio (por ración): 1,44€.


ELABORACIÓN (tradicional):

Lavamos las patatas eliminando cualquier resto de tierra. En una cacerola calentamos agua con sal y las cocemos. Dejamos que se templen y las pelamos. Las pasamos por el pasa-puré y añadimos la leche templada previamente. Mezclamos hasta que quede un puré homogéneo.

Encendemos el horno a 180ºC.

Echamos el puré en una fuente apta para el horno. Con el dorso de una cuchara hacemos 8 huecos en el puré donde colocaremos los huevos. Cubrimos con el queso rallado.

Horneamos hasta que los huevos estén cuajados (10-15 minutos).


ELABORACIÓN (Crock-Pot):

Lavamos las patatas y las colocamos en la olla con la piel. Cocinamos durante 4 horas en temperatura alta. Dejamos que se templen y las pelamos. Las pasamos por el pasa-puré y añadimos la leche templada previamente. Mezclamos hasta que quede un puré homogéneo.



Ponemos el puré en la olla. Con el dorso de una cuchara hacemos 8 huecos en el puré donde colocaremos los huevos. Cubrimos con el queso rallado.

Cocinamos durante 2 horas en temperatura alta.

lunes, 27 de noviembre de 2017

Patatitas Hasselback con crema de aceitunas Empeltre en Crock-Pot



La cocción lenta saca siempre lo mejor de cada plato pero una cosa tan sencilla como unas patatas asadas, lo borda. Sin agua ni aceite, con la piel y a dejar que la Crock-Pot trabaje. ¡A mi me resulta comodísimo!. Así que cuando me puse a pensar en qué preparar para la tapa más original del concurso de tapas organizado por Crock-Pot y Oster para celebrar la II Edición de Tapas a Fuego Lento tuve muy claro que las patatas iban a estar presentes.

Aunque ya os lo conté la semana pasada, os recuerdo que desde el 23 de noviembre y hasta el 10 de diciembre se está celebrando en Madrid esta segunda edición de Tapas a Fuego Lento en la zona de Retiro. Así que si os queda cerca no dejéis de pasar para disfrutar de las propuestas que han hecho los bares y restaurantes participantes.




INGREDIENTES:

Patatas de guarnición: 10
Mantequilla: 30 gramos.
Ajo: un diente.
Hierbas provenzales: una cucharadita.
Aceitunas negras variedad Empeltre: 200 gramos.
Nata líquida: 120 mililitros.
Sal al pimentón en escamas.


ELABORACIÓN:

Ponemos en la batidora Oster la mantequilla con las hierbas aromáticas, un diente de ajo pelado y elegimos la función "Picar alimentos/Preparar salsas". Retiramos la mantequilla de la batidora y la reservamos.

Escogemos las patatas que tengan un tamaño similar para que estén listas a la vez. Las lavamos bien ya que vamos a asarlas con piel. Hacemos unos cortes a las patatas para que se abran como un abanico, con mucho cuidado de no llegar al fondo de la patata. Para evitar cortar demasiado (¡me ha pasado!) podemos ayudarnos de unos palos de brocheta. Ponemos la patata en la tabla de cortar y la rodeamos con los palos, de manera que el cuchillo tropieze con ellos antes de llegar al final de la patata.

Derretimos la mantequilla en el microondas o en un cazo y con la mantequilla derretida pintamos cada patata.

Ponemos las patatas en la Crock-Pot y cocinamos 3 horas en temperatura alta.

Mientras se cocinan, preparamos el aliño. Deshuesamos las aceitunas y las ponemos en la batidora Oster. Añadimos la nata y elegimos la función "Picar alimentos/preparar salsas" hasta que el aliño esté licuado.

Una vez que las patatas estén cocidas las sacamos de la olla y ponemos una cucharadita de la crema de aceitunas sobre cada una. Terminamos espolvoreando unas escamas de sal.

Estas patatas se pueden comer recién hechas o frías, están espectaculares de las dos maneras.



domingo, 26 de noviembre de 2017

Patatas joecas (tradicional o Crock-Pot) - Reto #Asaltablogs



Este mes en el reto Asaltablogs nos ha tocado robar en la cocina de Chary Serrano y yo me he apropiado, ¡como no podía ser de otra manera!, de estas patatas.

Este plato es típico de Aguilar de la Frontera (Córdoba). Y ahora que estoy escribiendo esta entrada me doy cuenta de que se me olvidó añadir el azafrán...¡que desastre!. Así que el color no es tan bonito como debería ser.

A simple vista parece un plato más de patatas guisadas con chorizo, pero la adición de vinagre le da un gusto...diferente. A nosotros nos han gustado muchísimo, así que no puedo menos que recomendarlas.




INGREDIENTES(para 4 personas):

Patatas: 800 gramos.
Chorizo fresco: 200 gramos.
Ajo: 4 dientes.
Harina de trigo: una cucharada.
Perejil fresco: una cucharada.
Vinagre: 50 mililitros.
Aceite de oliva virgen extra.
Azafrán.
Sal.

Valores nutricionales (por ración):
Calorías: 457.
Hidratos de carbono: 36 gramos.
Grasas: 28 gramos.
Proteínas: 11 gramos.

Precio (por ración): 0,76€.


ELABORACIÓN (tradicional):

Pelamos las patatas, las lavamos, las secamos y las cortamos en rodajas de unos 3 milímetros. En una sartén calentamos abundante aceite de oliva y las freímos a fuego lento hasta que estén tiernas. Una vez fritas las retiramos de la sartén y las ponemos en una cacerola.

Pelamos los dientes de ajo y los ponemos en el mortero junto con el perejil y un poco de sal gorda; majamos todo. A continuación añadimos el azafrán y volvemos a majar.

Ponemos una cucharadita de aceite, de la que hemos utilizado para freír las patatas, en una sartén y tostamos una cucharada de harina. Añadimos esta harina tostada al mortero junto con una cucharada de aceite de freír las patatas y mezclamos bien.

Después ponemos en el mortero el vinagre y mezclamos todo. Echamos este majado sobre las patatas y terminamos añadiendo un vaso de agua a la cacerola.

Cortamos el chorizo en rodajas y lo echamos en la cacerola. Llevamos la cacerola al fuego y dejamos que estas patatas joecas hiervan unos minutos, hasta que el chorizo esté hecho.


ELABORACIÓN (Crock-Pot):

Pelamos las patatas, las lavamos, las secamos y las cortamos en rodajas de unos 3 milímetros. En una sartén calentamos abundante aceite de oliva y las freímos a fuego lento hasta que estér tiernas. Una vez fritas las retiramos de la sartén y las pasamos a la olla lenta.

Pelamos los dientes de ajo y los ponemos en el mortero junto con el perejil y un poco de sal gorda; majamos todo. A continuación añadimos el azafrán y volvemos a majar.

En una sartén pequeña calentamos una cucharadita del aceite de freír las patatas y cuando esté caliente tostamos la harina sin que llegue a quemarse. Añadimos esta harina al mortero junto con una cucharada de aceite de freír las patatas. Ponemos el vinagre y revolvemos todo. Echamos este majado sobre las patatas.

Cortamos el chorizo en rodajas y lo ponemos en la olla. Cubrimos las patatas con agua y cocinamos durante dos horas en temperatura baja.


viernes, 24 de noviembre de 2017

Pollo a la asturiana (tradicional o Crock-Pot)



Este mes en el reto Tus Recetas teníamos tres recetas riquísimas para elegir: un bizcocho de turrón de Juna en la Cocina, un pollo a la sidra de Las Recetas de Blinky o mi pizza de lacón con salsa picante.

Mi primera opción fue el pollo a la sidra pero no tenía ninguna botella en casa y comprar una para utilizar un poco...no era buena idea. Así que decidí preparar el bizcocho de turrón. Pero a veces las cosas cambian y por arte de birlibirloque llegó a casa una botella de sidra achampanada y a mi marido le apeteció tomarse una copa, así que decidí que iba a preparar el pollo con ella.

La receta de Blinky lleva uvas pasas, una de las cosas que menos me gustan en el mundo, jajaja. Ni tenía, ni pensaba comprarlas, así que pensé que sería una buena idea utilizar manzana en su lugar. Y, dicho y hecho. Es por eso que he bautizado esta receta como "pollo a la asturiana" porque la sidra y las manzanas forman parte de la gastronomía asturiana como la fabada, el cachopo y otras delicias.

Lo mejor es que me he pasado la vida renegando de los platos de carne con manzana y ahora tengo que rectificar y darle un 10.

Si quieres ver el resto de las recetas del reto solo tienes que hacer click sobre el logo:





INGREDIENTES (para 4 personas):

Pollo troceado: un kilo.
Manzana: 200 gramos.
Harina de trigo: una cucharada.
Aceite de oliva virgen extra.
Sidra: 400 mililitros (si utilizamos la olla lenta para prepararlo serán suficientes 200 mililitros).
Sal.

Valores nutricionales (por ración):
Calorías: 445.
Hidratos de carbono: 12 gramos.
Grasas: 15 gramos.
Proteínas: 57 gramos.

Precio (por ración): 1,20€.


ELABORACIÓN (tradicional):

Salamos el pollo. Pelamos la manzana, retiramos el corazón y la cortamos en dados.

En una sartén calentamos abundante aceite de oliva y doramos los trozos de pollo. A medida que se van dorando los pasamos a una cazuela.

Una vez que hemos hecho todo el pollo, retiramos casi todo el aceite de la sartén y doramos la manzana a fuego muy lento. Cuando empiece a tomar color añadimos la harina y la rehogamos hasta que esté bien disuelta.

En ese momento, subimos el fuego y echamos la sidra poco a poco para ir ligando la salsa. Cuando hayamos añadido toda la sidra dejamos que la salsa de un hervor y echamos la salsa sobre el pollo.

Cocinamos a fuego lento hasta que el pollo esté hecho.


ELABORACIÓN (CROCK-POT):

Salamos el pollo. En una sartén calentamos abundante aceite de oliva y freímos el pollo a fuego fuerte hasta que esté dorado. A medida que se va dorando el pollo lo pasamos a la olla lenta.

Pelamos la manzana y la cortamos en dados pequeños. Retiramos casi todo el aceite de la sartén, dejando un poco para saltear la manzana. Cuando empiece a dorarse añadimos una cucharada de harina de trigo y la rehogamos. Cuando la harina esté bien rehogada echamos la sidra poco a poco mientras removemos para que ligue la salsa y dejamos que hierva hasta que se evapore el alcohol.

Cubrimos el pollo con esta salsa y cocinamos 4 horas en temperatura alta.


miércoles, 22 de noviembre de 2017

Cebollitas rellenas en Crock-Pot



Cuando Crock-Pot y Oster se pusieron en contacto conmigo para invitarme a participar en su concurso no pude decir que no a pesar de que, como os contaba hace unos días, mi tiempo libre es un bien muy preciado últimamente.

Ya no es por que me facilitaban los electrodomésticos para preparar las recetas, es que hemos sido 9 blogueros de España los seleccionados para participar en este concurso. ¿Cómo iba a decir que no?

Este concurso forma parte de la II Edición de Tapas a Fuego Lento que se va a celebrar en Madrid del 23 de noviembre al 10 de diciembre en la zona de Retiro, donde 16 bares y restaurantes madrileños van a vender tapas cocinadas a fuego lento. El año pasado se celebró en Ponzano, si queréis ver lo que pasó en la pasada edición podéis hacerlo aquí.



En el concurso hay dos categorías: "La tapa de la abuela" y "La tapa más original". Esta receta que os enseño pertenece a la primera categoría.

Las cebollas rellenas son un plato típico de Asturias, aunque no sea de los más conocidos es un bocado exquisito. Para darle forma de tapa he elegido unas cebollas de guarnición, pero tradicionalmente se preparan con cebollas para guisar.


INGREDIENTES (para 24 cebollitas):

Bonito en aceite: una lata (115 gramos de peso neto).
Tomate concentrado: dos cucharadas.
Pimientos rojos asados: 3.
Sidra achampanada: 100 mililitros.
Huevo: uno.
Aceite de oliva virgen extra.
Ajo: un diente.
Perejil.
Harina de trigo: una cucharada.
Guindilla: una.


ELABORACIÓN:

En un cazo ponemos agua a hervir y cocemos el huevo durante 12 minutos. Cuando termine el tiempo lo enfriamos bajo el grifo de agua fría para poder pelarlo con más facilidad.

Ponemos en la batidora Oster el bonito sin aceite, una cucharada de tomate concentrado, el huevo cocido y un pimiento con un poco de caldo. Elegimos la opción "Picar alimentos/preparar salsa".



Pelamos las cebollas y cortamos la parte superior como si quisiéramos hacer una tapa. Reservamos las tapas y vaciamos las cebollas con mucho cuidado de no romperlas. La cebolla que vamos sacando del interior la reservamos.Una vez que estén vacías, las rellenamos con una cucharada del picadillo que hemos preparado en la batidora. Tapamos las cebollas con las tapas que habíamos reservado.



En una sartén pequeña ponemos abundante aceite de oliva y cuando esté muy caliente freímos las cebollas hasta que estén doradas. A medida que las vamos friendo las pasamos a la Crock-Pot y la encendemos en posición alta.

Pelamos el diente de ajo y lo ponemos en la batidora Oster junto con una rama de perejil y la sidra. Seleccionamos el botón "Picar alimentos/preparar salsas". Retiramos y reservamos.

Ponemos el resto del pimiento morrón en la batidora Oster y lo trituramos en velocidad 1.

Retiramos la mayor parte del aceite de freír las cebollas y pochamos al fuego la cebolla que habíamos sacado durante el vaciado. Cuando esté hecha añadimos el pimiento picado, una cucharada de tomate concentrado, una cucharada de harina y la mezcla de ajo, perejil y vino. Mantenemos la sartén al fuego hasta que se evapore el alcohol.

Echamos esta salsa sobre las cebollas y salamos. Añadimos una guindilla (opcional) y una hoja de laurel y cocinamos durante 3 horas en temperatura alta.




Y aquí os dejo a mis ayudantes de cocina:



- Crock-Pot de 5,7 litros Autostir: remueve automáticamente lo que se está cocinando gracias a dos accesorios diferentes que se pueden utilizar según lo que estemos cocinando. La cazuela se puede utilizar en el horno y en el microondas y se puede lavar en el lavavajillas, así como la tapa y los accesorios para remover.2 niveles de cocción y se puede programar hasta 20 horas.




- Batidora de vaso Oster Pro-100: motor de 1200W con potentes cuchillas que pican hielo, baten y trituran frutas y verduras enteras. Jarra resistente a huellas y olores. Funciones preprogramadas para hacer smoothies, salsas y batidos. 

martes, 21 de noviembre de 2017

Escalopines de ternera al jengibre



Esta es una de esas recetas sencillas que alegran un plato en un momento. En casa solemos hacer la carne a la plancha, sin más, pero a veces apetece jugar un poco con los sabores y disfrutar el doble.

La receta original podéis verla aquí.





INGREDIENTES (para 4 personas):

Filete de ternera: 4.
Ajo: un diente.
Jengibre molido: una cucharadita.
Canela en polvo: 1/4 de cucharadita.
Harina de trigo: 30 gramos.
Caldo de carne (o agua): 150 mililitros.
Aceite de oliva virgen extra: 4 cucharadas.
Sal.
Maizena: una cucharada.

Valores nutricionales (por ración):
Calorías: 370.
Hidratos de carbono: 7 gramos.
Grasas: 25 gramos.
Proteínas: 29 gramos.

Precio (por ración): 2,17€.


ELABORACIÓN:

Cortamos los filetes en 3 trozos cada uno. Salpimentamos y enharinamos los trozos de carne.

Pelamos el diente de ajo y lo picamos.

Calentamos el aceite en una sartén y freímos los filetes a fuego medio hasta que estén ligeramente dorados.

Los sacamos y los mantenemos en una fuente tapados con papel de aluminio.

Rehogamos el ajo a fuego bajo en la misma sartén hasta que empiece a cambiar de color. Añadimos sal, el jengibre, la canela y el caldo y cocemos a fuego lento durante 5 minutos.

Desleímos la Maizena en agua fría y la añadimos a la salsa para que coja más cuerpo.

Añadimos los escalopines, dejamos que de un hervor y retiramos del fuego. Servimos. 



lunes, 20 de noviembre de 2017

Hamburguesas de merluza a la sidra (tradicional o Thermomix)


La receta original podéis verla aquí aunque la adaptación a Thermomix es toda mía, jajaja.

Es un plato un poco latoso de preparar porque tiene bastantes pasos (vamos, que si quieres hacer algo rápido es mejor que busques otra receta) pero a la vez es sencillo. La clave de estas hamburguesas es elegir una buena merluza, si puede ser del pincho, mejor.

Si preparamos estas hamburguesas de merluza en Thermomix no tendremos que rebozarlas ni freírlas, ya que se hacen al vapor en el Varoma.



INGREDIENTES (para 4 personas):

Merluza: 600 gramos.
Pimiento rojos asados: 60 gramos.
Guisantes en conserva: 60 gramos.
Tomate entero pelado: 800 gramos.
Cebolla: 2.
Ajo: dos dientes.
Huevos: 2.
Aceite de oliva virgen extra: dos cucharadas + la necesaria para freír*.
Sidra: 250 mililitros.
Limón: 1/2.
Perejil.
Harina de trigo*.
* Solo si hacemos las hamburguesas sin Thermomix.

Valores nutricionales (por ración):
Calorías: 429.
Hidratos de carbono: 26 gramos.
Grasas: 19 gramos.
Proteínas: 33 gramos.

Precio (por ración): 2,37€.


ELABORACIÓN (tradicional):

Desmenuzamos la merluza con las manos y la ponemos en un bol. Picamos un diente de ajo y lo añadimos a la merluza junto con dos cucharadas de aceite, un huevo, perejil picado, el zumo de medio limón y un poco de sidra.

Cogemos una porción de la masa y le damos forma de hamburguesa. Calentamos aceite de oliva en una sartén, pasamos las hamburguesas por harina y huevo y las doramos en la sartén. A medida que las vayamos friendo las pasamos a una fuente apta para el horno.

Retiramos el aceite de la sartén y hacemos un sofrito con la cebolla, el diente de ajo que nos quedaba, el tomate y la sal. Cuando la cebolla esté tierna trituramos todo con la batidora y cubrimos la merluza con esta salsa. Añadimos los pimientos cortados en tiras, los guisantes y la sidra.

Encendemos el horno a 160ºC y horneamos durante 10 minutos.


ELABORACIÓN (Thermomix):

Desmenuzamos la merluza con las manos y la ponemos en un bol. Picamos un diente de ajo y lo añadimos a la merluza junto con dos cucharadas de aceite, el huevo, perejil picado, el zumo de medio limón y un poco de sidra.

Cogemos una porción de la masa y le damos forma de hamburguesa. Las colocamos en el Varoma a medida que las vamos haciendo.

Ponemos en el vaso la cebolla, el ajo, el tomate, la sal y aceite de oliva. Programamos 5 segundos a velocidad 5. Bajamos los restos que hayan quedado hacia las cuchillas.

Añadimos la sidra y programamos 10 segundos a velocidad 8.

Ponemos la mariposa y añadimos los pimientos cortados en tiras y los guisantes.

Colocamos el Varoma en su posición con las hamburguesas y programamos 20 minutos, velocidad 2, temperatura Varoma y giro a la izquierda.

Servimos las hamburguesas con la salsa.




viernes, 17 de noviembre de 2017

Macarrones con berenjenas y setas (tradicional o Thermomix)



Un plato de pasta con verdura, según la receta del libro "La cocina completa" de la Marquesa de Parabere. Es muy curioso que los libros de cocina "de antes" no dan un peso exacto de los ingredientes, es todo mucho más a ojo. Estos macarrones llevan 3 berenjenas...¡pues anda que no hay diferencia de peso entre 3 grandes y 3 pequeñas!.




INGREDIENTES (para 4 personas):

Macarrones: 250 gramos.
Tomates: 6.
Berenjenas: tres.
Setas: un puñado.
Queso Parmesano.
Aceite de oliva virgen extra.
Ajo.
Tomillo.
Sal.
Pimienta.

Valores nutricionales (por ración):
Calorías: 377.
Hidratos de carbono: 57 gramos.
Grasas: 10 gramos.
Proteínas: 15 gramos.

Precio (por ración): 1,58€.


ELABORACIÓN (tradicional):

Pelamos las berenjenas, las cortamos en rodajas finas y las ponemos en un escurridor con un poco de sal para que suelten agua. Pelamos los tomates, retiramos las pepitas y los troceamos. Limpiamos las setas y las troceamos. Pelamos dos dientes de ajo y los picamos.

Lavamos las berenjenas y las secamos.

Calentamos un poco de aceite en una sartén y freímos el ajo, añadimos las berenjenas y los tomates. Salpimentamos, ponemos tomillo y dejamos que se cocine, removiendo de vez en cuando. Una vez que la berenjena esté tierna, retiramos la fritada de la sartén y la reservamos.

En la misma sartén freímos las setas (si es necesario, añadiremos un poco más de aceite) y una vez fritas las añadimos al resto de la fritada.

En una cacerola ponemos a hervir agua con sal y cocemos los macarrones hasta que estén a nuestro gusto.

Escurrimos la pasta cocida y la colocamos en una fuente apta para el horno. Cubrimos los macarrones con el queso recién rallado y la fritada de verdura y gratinamos unos minutos.


ELABORACIÓN (Thermomix):

Pelamos las berenjenas, las cortamos en rodajas finas y las ponemos en un escurridor con un poco de sal para que suelten agua. Pelamos los tomates y retiramos las pepitas. Limpiamos las setas. Pelamos dos dientes de ajo.

Lavamos las berenjenas y las secamos.

Ponemos el queso en el vaso y damos golpes de turbo hasta triturarlo. Reservamos.

Ponemos la mariposa en el vaso, echamos 425 gramos de agua y programamos 12 minutos, temperatura 100º y velocidad 1. Pasado este tiempo, añadimos la pasta y la sal por el bocal y programamos el tiempo indicado en el paquete de pasta, temperatura 100º, giro a la izquierda y velocidad cuchara. Una vez cocida la pasta, la sacamos del vaso, la escurrimos, la reservamos y secamos el vaso.

Echamos las setas en el vaso y programamos 4 segundos, velocidad 5. Retiramos y reservamos.

Echamos los tomates al vaso junto con el tomillo, la sal, los dientes de ajo y la berenjena y programamos 6 segundos, a velocidad 3 y 1/2. Añadimos aceite para sofreír y programamos 15 minutos, temperatura varoma y velocidad 2. A los 5 minutos añadimos las setas.

Colocamos los macarrones en una fuente apta para el horno. Los cubrimos con queso rallado y la fritada de verduras y gratinamos.





Con este post participo en el reto de Facilísimo Recetas con setas.