viernes, 13 de octubre de 2017

Patatas a la burgalesa (tradicional o Crock-Pot)


En todas las provincias españolas hay un plato típico de patatas. Tanto es así que creo que podríamos recorrer toda España saltando de plato en plato, jajaja.

Las patatas a la burgalesa son muy parecidas a las patatas a la riojana. Como es lógico, cuando dos sitios están cercanos las costumbres son muy similares. Y eso se extiende a cualquier faceta de nuestra vida.

La diferencia entre estas patatas y las riojanas, es que en este plato se utiliza el puerro y el huevo cocido.

Añadir un huevo cocido a unas patatas guisadas les aporta un plus muy interesante. En color, en sabor y en textura, como se puede ver en estas patatas a la alcorina o en estas patatas de la casa.

De esta manera podemos disfrutar de un plato único y no tener que pensar en el segundo plato. A mi es que la posibilidad de preparar un solo plato por comida me parece muy tentadora y procuro preparar recetas que sean así.

La receta original que he seguido para preparar este plato podéis verla aquí.




INGREDIENTES (para 4 personas):

Patatas: 800 gramos.
Puerro: 250 gramos.
Ajo: un diente.
Tomate: 250 gramos.
Chorizo: 100 gramos.
Agua.
Huevo: 2.
Perejil picado: una cucharada.
Sal.
Aceite de oliva virgen extra.

Valores nutricionales (por ración):
Calorías: 416.
Hidratos de carbono: 38 gramos.
Grasas: 20 gramos.
Proteínas: 16 gramos.

Precio (por ración): 0,89€.


ELABORACIÓN (tradicional):

Pelamos las patatas, las lavamos, las secamos y las cortamos en trozos chascándolas. Pelamos el puerro y lo picamos. Pelamos el tomate, lo troceamos y lo dejamos escurriendo en un colador. Retiramos la piel del chorizo y lo cortamos en rodajas.

En una cacerola calentamos un chorrito de aceite de oliva y sofreímos el puerro hasta que empiece a dorarse. En ese momento añadimos el diente de ajo (entero, con piel) y el tomate y rehogamos hasta que el jugo del tomate empiece a evaporarse. En ese momento añadimos las patatas y las rehogamos. Añadimos el chorizo, que también rehogaremos, el agua y la sal y cocinamos a fuego lento durante media hora, aproximadamente.

Mientras las patatas se guisan, cocemos los huevos.

Cuando las patatas estén hechas las servimos con los huevos cocidos picados y el perejil.


ELABORACIÓN (Crock-Pot):

Pelamos las patatas, las lavamos, las secamos y las cortamos en trozos chascándolas. Pelamos el puerro y lo picamos. Pelamos el tomate, lo troceamos y lo dejamos escurriendo en un colador. Retiramos la piel del chorizo y lo cortamos en rodajas.

En una cacerola calentamos un chorrito de aceite de oliva y sofreímos el puerro hasta que empiece a dorarse. En ese momento añadimos el diente de ajo (entero, con piel) y el tomate y rehogamos hasta que el jugo del tomate empiece a evaporarse. En ese momento añadimos las patatas y las rehogamos. Añadimos el chorizo, que también rehogaremos y pasamos todo a la olla lenta.

Cubrimos las patatas con agua, salamos y cocinamos durante 4 horas en temperatura alta.

Mientras las patatas se guisan, cocemos los huevos.

Cuando las patatas estén hechas las servimos con los huevos cocidos picados y el perejil.





6 comentarios:

  1. En casa hoy comemos patatas a la riojana, pero anotada queda la versión burgalesa que pinta la mar de bien

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Las riojanas son un plato taaan socorrido :) Nosotros las comemos mucho también :)

      Eliminar
  2. Seguro que estas patatas estan de rexupete se ve divinisimas, esa cazuela es de lo mas tentadora.
    Bicos mil y feiz finde wapa.

    ResponderEliminar
  3. Viendo tu plato y sobre todo los ingredientes se me hace la boca agua! Las patatas siempre quedan ricas! Un besote!

    ResponderEliminar