martes, 12 de septiembre de 2017

Patatas con salsa de pimientos (tradicional o Crock-Pot)



Para conseguir esta salsa se utiliza pimiento choricero , un tipo de pimiento rojo secado al aire. Si queréis darle un toque picante al plato se puede añadir una guindilla.

La receta original podéis verla aquí.



INGREDIENTES (para 4 personas):

Patatas: 800 gramos.
Tomate natural triturado: 500 gramos.
Pimiento choricero: 2.
Cebolla mediana: una.
Vino blanco: 100 mililitros.
Sal.
Aceite de oliva virgen extra.
Agua.

Valores nutricionales (por ración):
Calorías: 246.
Hidratos de carbono: 49 gramos.
Grasas: 3 gramos.
Proteínas: 6 gramos.

Precio (por ración): 0,68€.


ELABORACIÓN (tradicional):

Ponemos los pimientos choriceros en un bol con agua templada para que se rehidraten. Pelamos las patatas, las lavamos, las secamos y las cortamos en forma de gajos gruesos. Pelamos la cebolla y la picamos.

En una sartén calentamos abundante aceite de oliva y freímos las patatas a fuego fuerte para que se doren por el exterior. Las sacamos de la sartén, las escurrimos y las colocamos en una cazuela.

Sacamos los pimientos del agua y extraemos la carne.

Retiramos el aceite de la sartén y rehogamos la cebolla. Cuando esté transparente, añadimos el tomate y la carne del pimiento. Mezclamos y dejamos que se cocine unos minutos.

Echamos esta mezcla sobre las patatas, añadimos el vino, las cubrimos con agua, corregimos el punto de sal y dejamos que se cocine a fuego lento hasta que las patatas estén tiernas.


ELABORACIÓN (Crock-Pot):

Ponemos los pimientos choriceros en un bol con agua templada para que se rehidraten. Pelamos las patatas, las lavamos, las secamos y las cortamos en forma de gajos gruesos. Pelamos la cebolla y la picamos.

En una sartén calentamos abundante aceite de oliva y freímos las patatas a fuego fuerte para que se doren por el exterior. Las sacamos de la sartén, las escurrimos y las colocamos en la Crock-Pot.

Sacamos los pimientos del agua y extraemos la carne.

Retiramos el aceite de la sartén y rehogamos la cebolla. Cuando esté transparente, añadimos el tomate y la carne del pimiento. Mezclamos y dejamos que se cocine unos minutos.

Echamos esta mezcla sobre las patatas, añadimos el vino, las cubrimos con agua, corregimos el punto de sal y dejamos que se cocinen 4 horas en temperatura alta.




No hay comentarios:

Publicar un comentario