lunes, 17 de julio de 2017

Patatas guisadas con carne (tradicional o Crock-Pot)



Ya sabéis, como bien vuestra mi blog, que en casa comemos platos basados en patatas con bastante frecuencia. A mi me parecen un alimento maravilloso: barato, se puede preparar de muchísimas maneras, nos sacan de una apuro en cualquier momento...Es mas, no se si os he contado alguna vez que muchos sábados para cenar hacemos la "patatada nui" que no es más que todo un festival de patatas fritas con una gran variedad de salsas.

Lo peor de esas cenas de sábado noche es tener que pelarlas...Yo no me apaño con los peladores manuales, así que tiro de cuchillo, aunque mi sueño es tener uno de esos peladores industriales en versión casera. A ver si las empresas de menaje para la cocina se ponen las pilas y me dan el gusto :)

La receta de hoy la vi en La Cocinita de Marisalas y ya le tengo echado el ojo a esta de Picoteando Ideas que es muy similar pero me llama mucho la atención por el toque del tomillo.


INGREDIENTES (para 4 personas):

Morcillo de ternera: 500 gramos.
Patatas: 600 gramos.
Tomates: 2.
Cebolla: una.
Ajo: una cabeza.
Laurel: una hoja.
Vino blanco: 200 mililitros.
Agua.
Aceite de oliva virgen extra.
Sal.
Azafrán.


ELABORACIÓN (tradicional):

Cortamos la carne en tacos y la salamos. Pelamos las patatas, las lavamos, las secamos y las cortamos chascándolas. Pelamos la cebolla y la picamos. Lavamos los tomates, los secamos y los cortamos en gajos. Pelamos los dientes de ajo.

En una cacerola echamos aceite de oliva, pochamos la cebolla, el tomate, los ajos y el laurel.

Añadimos la carne y la sofreímos hasta que esté sellada.

Echamos el vino y dejamos que se cocine todo durante 5 minutos.

Ponemos las patatas, removemos, salamos y añadimos agua hasta que esté todo cubierto. Dejamos que de un hervor y añadimos el azafrán. Bajamos el fuego y dejamos que se cocine a fuego lento hasta que las patatas estén tiernas.


ELABORACIÓN (Crock-Pot):

Cortamos la carne en tacos y la salamos. Pelamos las patatas, las lavamos, las secamos y las cortamos chascándolas. Pelamos la cebolla y la picamos. Lavamos los tomates, los secamos y los cortamos en gajos. Pelamos los dientes de ajo.

En una cacerola echamos aceite de oliva, pochamos la cebolla, el tomate, los ajos y el laurel.

Añadimos la carne y la sofreímos hasta que esté sellada.

Echamos el vino y dejamos que se cocine todo hasta que se evapore el alcohol.


Ponemos las patatas, removemos y salamos y pasamos todo a la Crock-Pot. Añadimos el azafrán y cubrimos con agua. Dejamos que se cocine durante 4 horas en temperatura alta.





2 comentarios:

  1. ¡Ay Alicia! yo no me apañaba tampoco con los peladores manuales, y hace un mes me compró mi marido uno en LIDL ¡y qué maña me doy! Es normal, vaya, que no es nada del otro mundo, pero se ve que a la tropecientas mil millones de pruebas ha ido la vencida ja ja ja

    Aunque no comente sigo clandestinamente mirando vuestras recetas, pero voy tan a full de trabajo este mes que no puedo más

    Me encnta tu guiso, te saca de un apuro cualquier día, aunque con el calor que hace por aquí la cuchara para el salmorejo y el gazpacho por el momento ja ja ja

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
  2. Yo también soy muy consumidora de patatas Alicia, en casa cualquier plato con patatas les encanta y a mí me saca de más de un apuro. Con respecto a los peladores te diré que yo si que tengo muy buena maña con ellos, en un momento pelo un montón jeje.
    Un bst.

    ResponderEliminar