lunes, 29 de mayo de 2017

Focaccia semi-integral


Tengo la "mala" costumbre de no leer una receta hasta el final cuando me pongo a prepararla. Y no es la primera (ni será la última) vez que a medida que avanza la preparación me doy cuenta de que me faltan ingredientes o de que no me gusta la elaboración.

Y es por eso que esta receta es una reconversión de una pissàladiere en una focaccia. Cuando leí la receta vi que llevaba cebolla entre sus ingredientes (ya he contado más de una vez que mi marido la odia y no suelo ponerla en los platos) pero no le di más importancia, con no ponerla es suficiente.

Cual fue mi sorpresa, una vez que ya tenía la masa hecha y me disponía a preparar el relleno, al leer que la cebolla es una ingrediente indispensable de la pissàladiere.

La pissàladiere es la versión francesa de nuestras cocas y la masa va cubierta de cebolla pochada y anchoas. ¡Imposible no ponerla!. Así que tuve que hacer un cambio de planes rápido y teniendo en cuenta que tenía la nevera y la despensa peladas después de las vacaciones, no tenía muchas opciones.

Así que se me ocurrió versionar la focaccia que hago habitualmente.


INGREDIENTES (para 4 personas):

Harina panadera: 420 gramos.
Agua: 340 gramos.
Sal: 10 gramos.
Levadura fresca de panadero: 8 gramos.
Aceite de oliva virgen extra: 26 gramos.
Masa fermentada.

Para la masa fermentada:
Harina panadera: 104 gramos.
Agua: 68 gramos.
Sal: 2 gramos.
Levadura fresca: 0,2 gramos.
Total: 174 gramos.

Para la cobertura:
Aceite de oliva virgen extra.
Sal en escamas.
Aceitunas negras sin hueso.
Hierbas provenzales.

Valores nutricionales (por ración):
Calorías: 721.
Hidratos de carbono: 113 gramos.
Grasas: 23 gramos.
Proteínas: 17 gramos.

Precio (por ración): 0,45€.


ELABORACIÓN:

Unas 12-16 horas antes de preparar la masa, haremos el prefermento. Para ello, disolvemos la levadura en el agua templada, añadimos la harina y la sal y amasamos hasta que esté homogéneo. Ponemos la masa en un bol y lo tapamos con plástico. Dejamos que repose de 12 a 16 horas a 21ºC. Cuando esté fermentado, estará abombado y empezando a aplanarse un poco por el centro.

Una vez que el fermento esté listo, mezclaremos en un bol la harina, la levadura disuelta en un poco de agua templada, la sal y el agua. Amasamos hasta que los ingredientes estén bien mezclados.

En ese momento añadimos el fermento en trozos. Seguimos amasando. Cuando todo el fermento esté bien integrado en la masa añadimos el aceite de oliva y amasamos hasta obtener una masa lisa y homogénea.

Tapamos el bol y dejamos que fermente durante 3 horas. Cada hora daremos un pliegue a la masa.

Una vez que la masa ha subido, la sacamos del bol, la desgasificamos levemente y la boleamos. La tapamos con un paño de algodón y dejamos que repose durante 10 minutos.

Pasados los 10 minutos, nos untamos las manos con aceite de oliva y vamos estirando la masa. Si vemos que la masa está muy tensa y no podemos estirarla, la dejamos reposar 10 minutos. Una vez pasado este tiempo volvemos a la carga y seguimos formando hasta que tenga algo menos de un centímetro de altura.



Cuando esté formada, la dejamos fermentar una hora tapada con un paño de algodón. Después, hacemos con los dedos unos hoyos sobre la masa, ponemos un chorrito de aceite de oliva sobre toda la superficie, colocamos las aceitunas (cortadas en rodajas) apretándolas contra la masa, las hierbas provenzales y la sal en escamas.



Precalentamos el horno a 250ºC con una bandeja metálica en el fondo del horno. Metemos la focaccia en el horno, echamos un vaso de agua en la bandeja que hemos colocado en el fondo y apagamos el horno durante 10 minutos. Pasado este tiempo, sacamos la bandeja que contiene el agua y ponemos el horno a 220ºC. Horneamos durante 15 minutos, apagamos el horno y la dejamos 10 minutos.

Sacamos la focaccia y la dejamos enfriar sobre una rejilla metálica. Yo la acompaño con embutido y queso.







viernes, 26 de mayo de 2017

Lasaña de merluza y gambas (tradicional o Thermomix)


Con el jaleo que tengo estas últimas semanas se me va el santo al cielo y se me pasan los retos en los que participo. ¡Qué desastre!. Y eso es lo que me ha ocurrido con el Reto Tus Recetas, que se me ha pasado los meses de marzo y abril...Pero este mes me he dicho que iba a llegar fuese como fuese y aquí está mi receta. Una adaptación de los

Yo he hecho una lasaña por aprovechar unas placas que tenía abiertas desde que hice esta otra lasaña hace un par de meses.

Esta receta podemos prepararla con Thermomix o sin ella. Si quieres ver el resto de las recetas del reto solo tienes que hacer click sobre el logo:




INGREDIENTES (para 4 personas):

Lasaña precocida: 12 placas.
Merluza: 600 gramos.
Gambas: 200 gramos.
Sal.
Vino blanco: un chorrito.
Queso Parmesano: al gusto.
Aceite de oliva virgen extra.
Nata 18% M.G.: 100 gramos.
Maizena: una cucharada.

Para la bechamel:
Leche: 800 mililitros.
Harina de trigo: 100 gramos.
Mantequilla: 60 gramos.
Sal.

Valores nutricionales (por ración):
Calorías: 783.
Hidratos de carbono: 56 gramos.
Grasas: 35 gramos.
Proteínas: 61 gramos.

Precio (por ración): 3,11€.


ELABORACIÓN (tradicional):

Desmenuzamos la merluza con las manos y picamos las gambas.

En una cacerola calentamos un poco de aceite de oliva y sofreímos ligeramente la merluza y las gambas. Añadimos el vino, la sal y la nata y dejamos que de un hervor. Añadimos la Maizena y removemos con las varillas para que se disuelva bien. Lo sacamos de la cacerola y reservamos.

En la misma cacerola (sin lavarla) ponemos la mantequilla a fuego bajo para que se derrita. Mientras se derrite calentamos la leche en un cazo. Una vez que la mantequilla se ha derretido vamos añadiendo la harina a cucharadas. Cada vez que echemos una cucharada de harina la mezclaremos con la mantequilla ayudándonos con unas varillas. Cuando hayamos terminando la mantequilla empezaremos a echar la leche caliente, poco a poco y removiendo con las varillas para que no se formen grumos. Salamos y dejamos que se cocine, sin dejar de remover, hasta que la bechamel se separe de las paredes de la cacerola.

En una fuente apta para horno vamos poniendo una capa de placas de lasaña y una capa de relleno. Terminamos con una capa de pasta. Cubrimos con la bechamel y espolvoreamos el queso rallado.

Como la pasta que yo utilizo es precocida y no necesita remojo, montaremos la lasaña antes de encender el horno, de manera que la humedad del relleno y de la bechamel vaya ablandando la pasta.

Encendemos el horno a 200ºC con calor arriba y abajo y horneamos 15 minutos. Encendemos el grill al máximo y horneamos otros 5 minutos.


ELABORACIÓN (Thermomix):

Ponemos el queso troceado en el vaso cerrado y damos unos golpes de turbo hasta dejarlo rallado. Reservamos.

Desmenuzamos la merluza con las manos.

Ponemos en el vaso las gambas y damos un golpe de turbo. Añadimos la merluza, ponemos un poco de aceite de oliva y programamos 3 minutos, temperatura Varoma, velocidad 1. Añadimos el vino, la sal y la nata y programamos 2 minutos, temperatura Varoma, velocidad 1. Añadimos la Maizena y programamos 1 minuto, temperatura Varoma, velocidad 1. Retiramos del vaso y reservamos.

Sin lavar el vaso, ponemos la mantequilla programamos 2 minutos, temperatura varoma, velocidad 1. Añadimos la harina y rehogamos 2 minutos, temperatura 100º, velocidad 1 ½. Por último añadimos la leche y la sal y programamos 9 minutos, temperatura 100º, velocidad 4.

En una fuente apta para horno vamos poniendo una capa de placas de lasaña y una capa de relleno. Terminamos con una capa de pasta. Cubrimos con la bechamel y espolvoreamos el queso rallado.

Como la pasta que yo utilizo es precocida y no necesita remojo, montaremos la lasaña antes de encender el horno, de manera que la humedad del relleno y de la bechamel vaya ablandando la pasta.

Encendemos el horno a 200ºC con calor arriba y abajo y horneamos 15 minutos. Encendemos el grill al máximo y horneamos otros 5 minutos.








jueves, 25 de mayo de 2017

Menú semanal XVII


Después de unos días de vacaciones hemos vuelto a la rutina. Unos días en Asturias para visitar a la familia y vuelvo con las pilas cargadas para afrontar el calor que empieza a hacer por Zaragoza. Llevo realmente mal estos primeros días de calor, a mi cuerpo le cuesta acostumbrarse a estas subidas repentinas de temperatura. Menos mal que en un par de semanas abrirá la piscina y pasaremos la tarde a remojo.

Mi mano ya está completamente recuperada y por fin puedo conducir de nuevo. Estos días de recuperación dependía de mi marido para moverme en coche y no lo llevaba nada bien, jajaja.


MENÚ 17

LUNES MARTES MIÉRCOLES JUEVES VIERNES SÁBADO DOMINGO
COMIDA Ensalada de bulgur con bacon y picatostes Patatas con huevos Albóndigas de garbanzos Arroz con robellones Espárragos rellenos de crema de salmón Pasta Alfredo Ratatouille
Calamares a la romana Huevos cocidos con salsa Salmón marinado Ternera asada con patatas al eneldo Huevos con anchoas Buñuelos de bacalao
CENA Tomates asados al ajo Bocados de patata y queso Salchichas con salsa de queso Parmesano con patatas abiertas Ensalada con vinagreta de mermelada de tomate Ensalada mixta Pollo en cazuela con patatas panaderas Monkey bread relleno
Huevos con salsa andaluza al curry Dorada con limón caramelizado Frittata de bacon Croquetas de brandada de bacalao

miércoles, 24 de mayo de 2017

Medallones de merluza a la asturiana


Hace mucho tiempo que tenía pendiente preparar esta receta pero nunca encontraba el momento. Todas las semanas la metía en mi menú semanal y por una razón u otra se acababa cayendo. Pertenece al libro "Platos típicos de Asturias" de Maria Luisa García.

Para prepararlos podemos utilizar tomate fresco o en conserva para hacer la salsa o salsa de tomate ya hecha.


INGREDIENTES (para 4 personas):

Merluza: 750 gramos.
Tomate: 500 gramos.
Pimiento del piquillo asado: 2.
Ajo: 2 dientes.
Harina.
Huevo: uno.
Perejil: una rama.
Limón: 1/2.
Guisantes en conserva: una lata pequeña.
Vino blanco: dos cucharadas.
Cebolla: una.
Aceite de oliva virgen extra.
Sal.

Valores nutricionales (por ración):
Calorías: 293.
Hidratos de carbono: 18 gramos.
Grasas: 10 gramos.
Proteínas: 36 gramos.

Precio (por ración): 2,27€.



ELABORACIÓN:

Limpiamos la merluza de piel y espinas y la picamos, bien con un cuchillo o a mano (cuando la merluza es de buena calidad se deshace con las manos sin mucha dificultad). Pelamos y picamos la cebolla. Machacamos en el mortero el ajo y el perejil. Pelamos los tomates, o utilizamos tomate en conserva ya pelado, y los troceamos. Picamos los pimientos.

Colocamos la merluza desmenuzada en un bol y la rociamos con el zumo de medio limón. La metemos en la nevera durante 10 minutos.

Pasado ese tiempo la sazonamos con la mitad de el ajo y perejil. La metemos de nuevo en la nevera otros 10 minutos.

Le ponemos una cucharada de vino blanco y removemos para mezclarlo.

En una sartén calentamos un poco de aceite de oliva y sofreímos la mitad de la cebolla hasta que esté tierna. Dejamos que escurra el aceite en un plato cubierto con papel de cocina y la echamos en el bol donde tenemos la merluza.

Salamos la merluza y añadimos un huevo batido. Mezclamos todo el conjunto para que el huevo impregne todo el pescado.

Calentamos aceite de oliva en una sartén y vamos formando los medallones. Con las manos enharinadas cogemos una porción de pescado, hacemos una bola y la aplastamos, como si hiciésemos hamburguesas.

Freímos todos los medallones hasta que estén dorados y los vamos reservando en un plato.

Retiramos la mayor parte del aceite de freír el pescado y en la misma sartén freímos la otra media cebolla picada. Cuando esté tierna añadimos el tomate troceado. Dejamos que se sofría un poco y añadimos el ajo y el perejil machacados que nos habían sobrado, desleídos con una cucharada de vino blanco y la sal. Dejamos que la salsa se haga a fuego lento. Cuando esté hecha la pasamos por el pasa-puré.

Colocamos la salsa en una cacerola y la ponemos al fuego. Cuando rompa a hervir añadimos los medallones de merluza, los guisantes y los pimientos y dejamos que se cocinen a fuego lento durante 10 minutos.







martes, 23 de mayo de 2017

Macarrones con salsa de pistachos (tradicional o Thermomix)


Mis frutos secos favoritos van cambiando de una semana a otra. Hace unas semanas me dio fuerte por los pistachos y creo que provoqué una rotura de stock en Lidl, jajaja. ¿Y qué pasa cuando se me pasa la obsesión?, pues que mi despensa se queda llena y yo aburrida de comerlos. ¡Pero no me sirve de lección y vuelvo a caer en la misma trampa!. Así que para aprovechar esa abundancia de pistachos preparé una salsa para acompañar los macarrones-


INGREDIENTES (para 4 personas):

Macarrones: 200 gramos.
Pistachos: 100 gramos.
Nata 18% M.G.: 200 mililitros.
Aceite de oliva virgen extra.
Nuez moscada.
Sal.

Valores nutricionales (por ración):
Calorías: 439.
Hidratos de carbono: 43 gramos.
Grasas: 23 gramos.
Proteínas: 12 gramos.

Precio (por ración):0,75€.


ELABORACIÓN (tradicional):

Ponemos agua a hervir en un cazo, escaldamos los pistachos durante un minuto y los pasamos por agua fría. Les retiramos la piel y los secamos en un paño de cocina. Los trituramos hasta que queden en trocitos pequeños.

En una cacerola ponemos abundante agua a hervir y cocemos la pasta a nuestro gusto.

Mientras la pasta se cuece, preparamos la salsa. Para eso, en un cazo calentamos un poco de aceite de oliva y salteamos los pistachos hasta que empiecen a tostarse. Retiramos una parte que utilizaremos para adornar el plato y añadimos la nata. Dejamos que de un hervor y en ese momento añadimos la nuez moscada rallada. Mezclamos y pasamos la salsa por la batidora. Llevamos de nuevo la salsa al fuego, corregimos el punto de sal y dejamos que se reduzca a fuego muy lento.

Una vez que tenemos la pasta cocida la servimos en cada plato, ponemos la salsa y echamos unos trocitos de pistacho que habíamos reservado.


ELABORACIÓN (Thermomix):

En una cacerola ponemos abundante agua a hervir y cocemos la pasta a nuestro gusto.

Mientras se cuece la pasta preparamos la salsa. Colocamos en el vaso 800 gramos de agua y ponemos el cestillo. Programamos 7 minutos, temperatura Varoma y velocidad 1. Cuando pase el tiempo, echamos a través del bocal los pistachos y programamos 2 minutos, temperatura Varoma y velocidad 4. Pasamos los pistachos por agua fría y retiramos la piel. Los secamos con un paño de cocina.

Retiramos el agua del vaso y lo secamos. Ponemos un poco de aceite y programamos 2 minutos, temperatura Varoma y velocidad 1.

Echamos los pistachos y programamos 6 minutos, temperatura Varoma y velocidad 1. Retiramos una parte de los pistachos que utilizaremos para adornar el plato.

Añadimos la nata y programamos 2 minutos, temperatura Varoma y velocidad 10.

Si la pasta no está hecha aún, mantenemos la salsa en la Thermomix a temperatura 90º y velocidad 1.

Una vez que tenemos la pasta cocida la servimos en cada plato, ponemos la salsa y echamos unos trocitos de pistacho que habíamos reservado.










viernes, 12 de mayo de 2017

Chuletas de cerdo diabólicas


Me gusta la comida picante pero nunca la preparo porque me da miedo pasarme con la cantidad de picante que pongo. Se que suena a excusa, pero es totalmente cierto. Ese bote de tabasco que parece que no echa nada y que cuando vas a probar plato es el infierno hecho comida.

Así que es probable que esta sea la primera receta que publico que pica (sin pasarse, jajaja). Es una adaptación de una receta que vi en el libro "Cocina con microondas y rápida".


INGREDIENTES (para 4 personas):

Chuletas de cerdo: 400 gramos.
Aceite de oliva virgen extra: 4 cucharadas + la necesaria para hacer la carne.
Pan rallado: 2 cucharadas.
Salsa de soja: una cucharada.
Salsa Worcester: dos cucharadas.
Mermelada de tomate: una cucharada.
Mostaza en polvo: una cucharada.
Sal.
Tabasco: al gusto.

Valores nutricionales (por ración):
Kilocalorías: 493.
Hidratos de carbono: 8 gramos.
Grasas: 41 gramos.
Proteínas: 23 gramos.

Precio (por ración): 0,83€.


ELABORACIÓN:

En un bol mezclamos el pan rallado, el aceite de oliva, las salsas, la mermelada, la mostaza, la sal y el tabasco.

Calentamos en la plancha aceite y hacemos las chuletas por un lado. Les damos la vuelta y las cubrimos con la salsa. Las mantenemos al fuego hasta que estén hechas.



jueves, 11 de mayo de 2017

Menú semanal XVI


¡Buenos días! Yo que había previsto que esta semana fuese tranquila y no he podido equivocarme más. Me voy a quedar con el lado positivo de todo esto y es que cuanto más tengo que hacer, mejor rindo y más efectiva soy.

¿A vosotras no os pasa lo mismo?. Hace tiempo aprendí que a la hora de realizar las tareas diarias lo mejor es hacer las que menos nos gustan antes. Por dos razones: la primera es muy evidente, es mejor aprovechar cuando tenemos más energía para hacer lo que no nos gusta porque si lo dejamos para el final nos ganará la pereza...

La segunda es que cuando tengo una tarea tediosa pendiente tengo un runrún en la cabeza que no deja de recordarme que tengo que hacerlo. Debe ser la voz de mi conciencia, jajaja. Y en cuanto lo hago me quedo relajadisima y me siento triunfante por enfrentarme a mis "demonios".

De las cosas que menos me gusta hacer es hablar por teléfono. Sí, soy de esas. Nunca me parece un buen momento y me da igual que sean llamadas personales o de otro tipo. El WhatsApp me salva la vida, eso sí, solo para mensajes claros y concisos, para los grupos de WhatsApp no soy buena compañía, jajaja.


Y toda esta parrafada me acaba de recordar que tengo una de mis tareas "tediosas" pendientes, así que os dejo el menú de esta semana y me pongo al lío. 



MENÚ 16

LUNES MARTES MIÉRCOLES JUEVES VIERNES SÁBADO DOMINGO
COMIDA Judías verdes aldeanas Patatas con huevos Ensalada de garbanzos Risotto de sobrasada y champiñones Setas al horno Maultasche con salsa de patata Ensalada de patata con vinagreta de mostaza
Libritos de lomo Huevos con salsa andaluza al curry Mejillones en escabeche Alas de pollo fritas Churrasco de ternera asado
CENA Nuggets de pollo con patatas a la crema de Cabrales Ensalada con vinagreta de mermelada de tomate Sardinas en salsa verde con patatas a la plancha Albóndigas con salsa de mostaza con patatas fritas Ensalada de bulgur Brandada de bacalao con patatas rellenas de bacon y setas Hornazo
Salmón con hinojo y tomillo Croquetas de Cuaresma

miércoles, 10 de mayo de 2017

Pollo a la miel de romero (tradicional o Crock-Pot) - #conlamielenloslabiosTS


No me gusta la miel. Cada vez que alguien me dice lo buena que es la leche caliente (puagh) con miel (puagh) para el dolor de garganta, se me revuelve el estómago. Lo "mejor" es que siempre tengo a un buen vecino dispuesto a regalarme un tarro de su miel; de esa miel de pueblo que hay que comer con cuchillo y tenedor...

Pero en platos salados es otra cosa, le da un toque realmente sabroso y como prueba está este plato.

Cuando vi que este mes el reto de La Cocina Typical Spanish era un tentador #conlamielenloslabiosTS ya sabía que mi elección iba a ser salada y esta receta de "Les receptes que m´agraden"que había guardado me pareció ideal. A la hora de prepararla decidí que era un buen momento para aprovechar un tarro de miel al romero que tenía rondando por casa desde hace tiempo.


Si quieres ver todas las recetas del reto, haz click sobre el logo:




INGREDIENTES (para 4 personas):

Pollo: un kilo.
Manteca de cerdo: una cucharada.
Aceite de oliva virgen extra: una cucharada.
Miel de romero: dos cucharadas.
Romero seco.
Sal.
Pimienta negra.

Valores nutricionales (por ración):
Kilocalorías: 373.
Hidratos de carbono: 6 gramos.
Grasas: 14 gramos.
Proteínas: 53 gramos.

Precio (por ración): 0,9€.


ELABORACIÓN (tradicional):

En un bol mezclamos la manteca, el aceite y la miel. Salamos el pollo y lo untamos con la mezcla anterior, nos ayudamos con las manos para que todos los trozos de pollo se impregnen con la mezcla. Metemos el pollo en la nevera hasta que lo cocinemos.

Cuando vayamos a cocinarlo, encendemos el horno a 200ºC. En el fondo de una fuente refractaria echamos un chorro generoso de aceite de oliva y ponemos encima los trozos de pollo. Asamos el pollo hasta que esté bien hecho.


ELABORACIÓN (Crock-Pot):

En un bol mezclamos la manteca, el aceite y la miel. Salamos el pollo y lo untamos con la mezcla anterior, nos ayudamos con las manos para que todos los trozos de pollo se impregnen con la mezcla. Metemos el pollo en la nevera hasta que lo cocinemos.

Cuando vayamos a cocinarlo echamos un chorro generoso de aceite de oliva en el fondo de la olla. Ponemos encima los trozos de pollo y cocinamos 4 horas en temperatura alta.