miércoles, 12 de abril de 2017

Maultasche con salsa de patata



Los maultasche son un tipo de pasta fresca, similar a los raviolis, típica de Alemania.  Van rellenos de carne y en la Wikipedia nos cuentan que existen dos formas de comerlos:

"Tras la elaboración se dejan cocer en un caldo de carne concentrado que posteriormente se empleará como sopa de acompañamiento. Tras esta preparación existen dos variantes:

"Geschmälzt", es decir se toman los Maultaschen preparados y se fríen en mantequilla marrón de la fritura de cebollas y se sirven acompañados de una ensalada de patatas (Kartoffelsalat).
"Geröstet", en esta forma los Maultaschen ya fríos se cortan en rodajas y se fríen en una sartén con cebollas y huevos."

Yo los hice a mi manera, pensando en qué podría combinar con ellos. Los compré en "Lidl"; si no me falla la memoria es un producto que tienen siempre.


INGREDIENTES (para 4 personas):

Patatas: 100 gramos.
Nata 20% M.G.: 200 mililitros.
Panceta de cerdo: 60 gramos.
Paté de cerdo: 80 gramos.
Maultaschen: dos paquetes.
Queso Parmesano rallado: 20 gramos.
Pimienta negra molida.

Valores nutricionales (por ración):
Kilocalorías: 376.
Hidratos de carbono: 24 gramos.
Grasas: 24 gramos.
Proteínas: 14 gramos.

Precio (por ración): 1,15€.


ELABORACIÓN:

En una cacerola con agua hirviendo ponemos a cocer las patatas. A mi me gusta cocerlas enteras con piel para no correr el riesgo de que se deshagan durante la cocción. Una vez cocidas, las sacamos del agua y esperamos que se enfríen para pelarlas.

Cortamos la panceta en tiras. Rallamos el queso. Pelamos las patatas, las troceamos y las chafamos con un tenedor.

Calentamos una sartén y salteamos la panceta, no es necesario añadir aceite, con la propia grasa de la carne será suficiente.

Ponemos a calentar la nata en un cazo, cuando rompa a hervir añadimos la patata chafada y removemos con unas barillas. Bajamos el fuego y añadimos la panceta, el paté de cerdo y el queso rallado. Mantenemos el cazo al fuego al mínimo.

En una cacerola ponemos agua a hervir y cocemos la pasta según las instrucciones del envase. Una vez cocida, la escurrimos y la servimos con la salsa. Espolvoreamos pimienta negra recién molida por encima al gusto.







3 comentarios:

  1. No conocía esta pasta fresca y me ha gustado bastante ¡apuntada queda para prepararla!

    ¡Besos mil!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tengo un imán para comprar cosas "raras", jiiji. Y después a darle vueltas a la cabeza para encontrar cómo prepararlas, claro.

      Eliminar
  2. Alicia, no los conocía, qué buena pinta. Es raro que nunca me haya encontrado con esta pasta alemana tan original, gracias por la receta. Besos

    ResponderEliminar