viernes, 13 de enero de 2017

Pollo al ajillo con whisky (tradicional o Crock-Pot)



Que el pollo al ajillo está riquísimo no es ningún secreto, pero si lo completamos con un poco de whisky no os imagináis cómo está.

La receta es de A Recetas.


INGREDIENTES (para 4 personas):

Pollo: 1 kilo.
Whisky: 200 mililitros.
Ajo: 6 dientes.
Perejil.
Cebolla: media.
Sal.
Aceite de oliva.
Agua: 100 mililitros (si lo hacemos en la Crock-Pot no la añadiremos).

Valores nutricionales (por ración):
Kilocalorías: 344.
Grasas: 5,3 gramos.
Hidratos de carbono: 3,8 gramos.
Proteína: 56,1 gramos.

Precio (por ración): 1,55€.


ELABORACIÓN (tradicional):

Troceamos el pollo. Pelamos y picamos los dientes de ajo (excepto uno). Pelamos y troceamos la cebolla.

En un bol mezclamos el ajo con el whisky. Salamos el pollo y lo colocamos en una bandeja. Regamos el pollo con el whisky y el ajo y lo dejamos reposar durante, como mínimo, una hora. Lo metemos en la nevera mientras reposa.

Cuando vayamos a cocinar el pollo lo escurrimos bien y retiramos todo el ajo posible.

En una sartén calentamos un poco de aceite de oliva y doramos el pollo. Una vez dorado, lo ponemos en una cazuela.

En el mismo aceite rehogamos la cebolla hasta que esté transparente. Añadimos el diente de ajo que habíamos reservado cortado en láminas finas. Cuando el ajo esté dorado añadimos la mezcla de whisky y ajo y el agua. Removemos y cubrimos con esta salsa el pollo que está en la cazuela.

Cocinamos a fuego lento.


ELABORACIÓN (Crock-Pot):

Troceamos el pollo. Pelamos y picamos los dientes de ajo (excepto uno). Pelamos y troceamos la cebolla.

En un bol mezclamos el ajo con el whisky. Salamos el pollo y lo colocamos en una bandeja. Regamos el pollo con el whisky y el ajo y lo dejamos reposar durante, como mínimo, una hora. Lo metemos en la nevera mientras reposa.

Cuando vayamos a cocinar el pollo lo escurrimos bien y retiramos todo el ajo posible.

En una sartén calentamos un poco de aceite de oliva y doramos el pollo. Una vez dorado, lo ponemos en la Crock-Pot.

En el mismo aceite rehogamos la cebolla hasta que esté transparente. Añadimos el diente de ajo que habíamos reservado cortado en láminas finas. Cuando el ajo esté dorado añadimos la mezcla de whisky y ajo. Dejamos que de un hervor y lo mantenemos al fuego hasta que se evapore el alcohol. Cubrimos con esta salsa el pollo y cocinamos 4 horas en temperatura alta.





2 comentarios:

  1. El pollo está bueno de todas las maneras, al ajillo es como más nos gusta en casa, aunque con whisky no lo he probado, pero queda apuntada para la próxima vez, seguro que está riquísimo.
    Besoss

    ResponderEliminar