miércoles, 31 de agosto de 2016

Huevos al queso


El plato de hoy es muy sencillo pero, a la vez, muy resultón. Y me encanta preparar platos así, la verdad. Invertir 5 minutos en preparar algo y que quede de 10 me resulta mucho más satisfactorio que estar horas en los fogones para obtener un 10.

Es ideal para una cena rápida.


INGREDIENTES (para 4 personas):

Huevos: 8.
Queso rallado.
Leche entera: 400 mililitros.
Maizena: 1 cucharada.
Pimienta negra.


ELABORACIÓN:

Encendemos el horno a 200ºC.

En unas cazuelas de barro individuales (se puede hacer en una fuente grande, pero a la hora de servirlos quedarán menos bonitos) cascamos dos huevos por persona.

Calentamos la leche y disolvemos en ella la Maizena ayudándonos con unas varillas para que no queden grumos.

Sobre los huevos ponemos queso rallado.

Echamos la leche (con cuidado) sobre los huevos, cubrimos la superficie con más queso rallado y un poco de pimienta negra.


Horneamos durante 8 minutos aproximadamente, hasta que la clara del huevo esté cuajada. 




martes, 30 de agosto de 2016

Salsa fría picante


Las patatas fritas me encantan. Suelo prepararlas con unos ajos (¡muchos!) fritos, de manera que el sabor a ajo sea el predominante, pero de vez en cuando busco alguna salsa para acompañarlas.

Esta receta es del libro "Cocina rápida con microondas", aunque yo la preparé en la cocina normal.


INGREDIENTES (para 4 personas):

Ajo: 1 diente.
Pimiento rojo en conserva: 1.
Aceite de oliva virgen extra: 100 mililitros.
Vinagre de vino: 1 cucharada.
Vino tinto: 100 mililitros.
Pimentón dulce: 1 pizca.
Pimentón picante: 1 pizca.
Orégano: 1 pizca.
Nuez moscada: 1 pizca.
Laurel: 1 hoja.
Sal.


ELABORACIÓN:

Ponemos en la batidora todos los ingredientes y trituramos. Calentamos la salsa en un cazo hasta que se reduzca un poco y coja consistencia.

Metemos la salsa en la nevera hasta que se enfríe.

Si nos gusta más picante, añadimos más pimentón picante.



lunes, 29 de agosto de 2016

Cachopo de bonito (tradicional o Crock-Pot)


En nuestras vacaciones, hay un restaurante que es una visita obligatoria. Se come muy bien y tiene una zona de comedor en la terraza con un gran espacio para que jueguen los niños. En esta ocasión, probamos este plato que os traigo hoy.

Ya sabéis que el cachopo es algo muy típico de la gastronomía asturiana, hecho con carne de ternera. Cada vez aparecen nuevas versiones en la cocina, como el cachopo de merluza que vimos el año pasado.

En la receta de hoy, el cachopo lo preparamos con bonito, aprovechando que estamos en temporada.


INGREDIENTES (para 4 personas):

Bonito: 8 filetes.
Jamón serrano: 8 lonchas.
Queso: 8 lonchas.
Aceite de oliva.

Para el rebozado:
Harina.
Huevo.

Para la salsa:
Aceite de oliva.
Cebolla.
Ajo.
Perejil.
Harina.
Vino blanco: 100 mililitros.
Agua: 200 mililitros.


ELABORACIÓN (tradicional):

En la pescadería pedimos que nos corten un trozo de bonito en filetes finos (de medio centímetro, aproximadamente). Cogemos uno de los filetes y encima colocamos el jamón y el queso, recortándolos para que no sobresalgan. Cubrimos con el otro filete de bonito.



Pasamos los cachopos por harina y huevo. Es importante que quede bien rebozado por los lados para que no se escape el relleno.

En una sartén con aceite de oliva freímos los cachopos hasta que el rebozado esté dorado.



Pasamos los cachopos a una cacerola y reservamos.

Picamos la cebolla, el ajo y el perejil. Las cantidades van al gusto de cada uno. 

En una sartén con aceite de oliva sofreímos la cebolla. Cuando empiece a estar transparente añadimos el ajo y removemos unos segundos.

Añadimos dos cucharaditas de harina y la rehogamos bien, sin que llegue a tostarse.

Vamos añadiendo el líquido poco a poco, como si hiciésemos una salsa bechamel. Cada vez que echemos el líquido lo removemos bien con unas varillas para evitar que la salsa quede con grumos. Añadimos el perejil.

Cubrimos los cachopos con la salsa y dejamos que se cocinen a fuego medio durante 30 minutos (el tiempo va a depender del grosor de nuestros cachopos).


ELABORACIÓN (Crock-Pot):

En la pescadería pedimos que nos corten un trozo de bonito en filetes finos (de medio centímetro, aproximadamente). Cogemos uno de los filetes y encima colocamos el jamón y el queso, recortándolos para que no sobresalgan. Cubrimos con el otro filete de bonito.

Pasamos los cachopos por harina y huevo. Es importante que quede bien rebozado por los lados para que no se escape el relleno.

En una sartén con aceite de oliva freímos los cachopos hasta que el rebozado esté dorado.

Pasamos los cachopos a la Crock-Pot y reservamos.

Picamos la cebolla, el ajo y el perejil. Las cantidades van al gusto de cada uno. 

En una sartén con aceite de oliva sofreímos la cebolla. Cuando empiece a estar transparente añadimos el ajo y removemos unos segundos.

Añadimos dos cucharaditas de harina y la rehogamos bien, sin que llegue a tostarse.

Vamos añadiendo el líquido poco a poco, como si hiciésemos una salsa bechamel. Cada vez que echemos el líquido lo removemos bien con unas varillas para evitar que la salsa quede con grumos. Añadimos el perejil. Mantenemos la sartén en el fuego hasta que se evapore el alcohol del vino.

Cubrimos los cachopos con la salsa y dejamos que se cocinen durante 2 horas en temperatura baja.





domingo, 28 de agosto de 2016

Pesto


Las consecuencias de haber sido una niña "mal comedora" es que me cuesta mucho probar cosas nuevas. Cuando era pequeña, los macarrones solo los comía con tomate y tenía que ser mucho tomate, porque si no me sabía a macarrones y ya no me gustaban...

Cuando me independicé, viví sola durante muchos años y acomodé mis comidas a mis gustos, sin salir de esa zona de confort. Por suerte, tengo un compañero de vida con unos gustos diferentes a los míos y con el paso del tiempo me voy animando a probar cosas nuevas.

El  pesto es una salsa típica la Liguria (Italia). Su ingrediente principal es la albahaca. La palabra «pesto» viene del genovés pestare, que significa machacar o moler en un mortero, que es la forma en que tradicionalmente se prepara esta salsa.

La primera vez que probé esta salsa fue hace unos meses, una de la marca "Buitoni". Sin llegar a entusiasmarme, me gustó. Así que cuando hace unos días quería preparar una salsa para la pasta rellena y como tenía piñones que me habían sobrado de preparar el bizcocho de piñones y canela decidí aprovecharlos (¡al precio que van no se pueden desaprovechar!) y preparar esta salsa.

Recurrí de nuevo a "La cocina italiana de Jamie Oliver" y ahí estaba esta receta. Es muy sencilla de preparar, así que merece la pena hacerla casera en lugar de comprarla.


INGREDIENTES (para 4 personas):

Piñones: un puñado.
Ajo: 1/2 diente.
Sal.
Pimienta negra.
Albahaca fresca: 3 puñados de hojas.
Queso parmesano.
Aceite de oliva virgen extra.


ELABORACIÓN:

Colocamos los piñones en un plato y los metemos 1 minuto en el microondas a potencia máxima. No queremos que se tuesten, solo que se calienten para que se potencie su sabor.

En el mortero ponemos el ajo picado, sal y las hojas de albahaca. Machacamos y lo pasamos a un bol.

Machacamos los piñones en el mortero y los añadimos al bol.

Añadimos parmesano rallado y removemos. Echamos un poco de aceite de oliva de manera que los ingredientes se liguen y la salsa quede jugosa. Salpimentamos a nuestro gusto y añadimos más queso. Vamos añadiendo aceite de oliva y queso hasta que la salsa quede a nuestro gusto de consistencia y sabor.






sábado, 27 de agosto de 2016

Tortas de pan con aceite de oliva y sal Maldon


Los domingos que cenamos en casa, me gusta preparar algún pan "especial" y acompañarlo con embutido y queso. Cocas, focaccias, brioches...todo vale.

Esta semana he elegido unos panes de Xavier Barriga, receta incluida en su libro "Pan". Barriga es todo un maestro en el mundo de las masas y sus libros están muy bien explicados, merece la pena invertir en ellos.

Esta receta me conquistó por su sencillez. Son unos panes que no requieren levado después de amasar, así que menos de 1 hora tendremos estas tortas.


INGREDIENTES (para 10 tortas):

Harina panadera: 500 gramos.
Sal: 10 gramos.
Agua: 300 mililitros.
Levadura fresca de panadería: 5 gramos.
Aceite de oliva virgen extra.
Sal Maldon.


Valores nutricionales (por torta):
Calorías: 183.
Hidratos de carbono: 37 gramos.
Grasas: 2 gramos.
Proteínas: 5 gramos.


Precio (por torta): 0,08€.


ELABORACIÓN:

Reservamos un poco de agua de los 300 mililitros para la levadura.

En un bol mezclamos la harina, el agua y la sal. Templamos el agua que hemos reservado previamente, disolvemos la levadura y la añadimos a la masa.

Amasamos hasta obtener una masa homogénea, lisa y que ofrezca cierta resistencia.

Dividimos la masa en porciones de 80 gramos. Con cada porción hacemos una bola. Las dejamos reposar durante 45 minutos tapadas con un paño húmedo.

Pasado el tiempo, enharinamos levemente la superficie de trabajo y estiramos cada bola hasta conseguir una torta de 1,5 centímetros de grosor.

Vamos colocando las tortas sobre papel de horno.

Calentamos el horno a 250ºC. Una vez que está caliente, regamos las tortas con aceite de oliva y espolvoreamos sal Maldon.

Horneamos hasta que estén doradas, entre 5 y 10 minutos aproximadamente.

Una vez horneadas, las dejamos enfriar sobre una rejilla.



viernes, 26 de agosto de 2016

Mojo de aguacate y cilantro


Repasando el libro de "Cocina en casa con Martín Berasategui" di con esta receta. Es una magnífica salsa a base de aguacate. En casa solo me gusta a mi, pero aún así quise prepararla. Es maravillosa, no hay palabras para definirla. Para acompañar unas patatas asadas o con pan tostado para desayunar.


INGREDIENTES:

Ajo: 8 dientes.
Aceite de oliva virgen extra: 250 mililitros.
Vinagre de vino blanco: 80 mililitros.
Cilantro en polvo: 30 gramos.
Aguacate: 1.
Sal.
Pimienta negra.


ELABORACIÓN:

Pelamos los dientes de ajo, retiramos el brote del centro y los picamos. Troceamos el aguacate y lo echamos en el vaso de la batidora junto con el ajo picado, el vinagre, el cilantro y una pizca de sal. Lo trituramos todo hasta obtener un puré.

Bajamos la velocidad de la batidora y vamos añadiendo poco a poco el aceite de oliva, como cuando hacemos una mahonesa.


Servimos este mojo con un poco de pimienta negra recién molida.



jueves, 25 de agosto de 2016

Bizcocho de piñones y canela



Este bizcocho tiene una gran cantidad de mantequilla, así que la textura recuerda un poco a la de los mantecados. El toque final de los piñones y la canela es perfecto.


INGREDIENTES (para un molde rectangular de 35x20 centímetros):

Harina de espelta: 250 gramos.
Harina de trigo: 250 gramos.
Mantequilla: 250 gramos.
Huevos: 4.
Azúcar: 400 gramos.
Limón: 1.
Levadura química: 7 gramos.
Piñones: 50 gramos.
Canela en polvo.


ELABORACIÓN:

Encendemos el horno a 180ºC con calor arriba y abajo.

En un cazo ponemos la mantequilla y dejamos que se derrita a fuego lento.

Batimos los huevos y añadimos el azúcar, batiendo de nuevo hasta que quede una mezcla espumosa. Añadimos la harina tamizada con la levadura y mezclamos con una espátula de silicona.

Rallamos el limón y lo exprimimos y añadimos la ralladura y el zumo a la masa, mezclando con movimientos envolventes.

Por último, añadimos la mantequilla derretida y mezclamos bien.

Forramos el molde con papel de horno y echamos la masa. Esparcimos los piñones y la canela sobre la masa.


Horneamos durante 40 minutos, comprobando con un palillo que el bizcocho está hecho antes de sacarlo del horno.




miércoles, 24 de agosto de 2016

Pan blanco


El otro día tenía un poco de prisa para preparar el pan y hojeando el libro de Jeffrey Hamelman encontré esta receta de un pan sin masa madre ni prefermento; un pan sencillo que me pareció ideal.

El resultado fue buenísimo; tanto que no duró ni un suspiro.


INGREDIENTES:

Harina panadera: 680 gramos.
Agua: 462 gramos.
Sal: 14 gramos.
Levadura fresca: 9 gramos.


ELABORACIÓN:

Echamos la harina y la sal en un bol y mezclamos. Añadimos la levadura disuelta en un poco de agua templada y mezclamos de nuevo. Añadimos el agua poco a poco y con ayuda de una rasqueta vamos mezclando la harina con el agua. Cuando la masa esté homogénea la depositamos en la encimera y comenzamos a amasar. Amasamos hasta que la masa esté lisa y el gluten bien desarrollado. Si nos cansamos de amasar, podemos dejar descansar la masa 5-10 minutos para que ella sola trabaje.

Una vez que la masa está bien amasada, la colocamos en un bol limpio con el pliegue hacia abajo y la tapamos con papel film.

Dejamos que fermente durante 3:30 horas y la plegamos 3 veces, cada 50 minutos.

Una vez que ha fermentado, echamos la masa sobre la encimera, desgasificamos levemente y boleamos. Dejamos que repose 10 minutos tapada con un paño de algodón y le damos forma.

Cuando hemos formado el pan lo dejamos que fermente por segunda vez durante 1 hora.

Calentamos el horno a 260ºC, colocando en el suelo del horno una bandeja metálica. Cuando el pan esté listo para ser horneado, ponemos un vaso de agua a calentar hasta que hierva. Hacemos unos cortes en la superficie del pan, echamos un par de cubitos de hielo sobre la bandeja en el suelo del horno y metemos el pan. Echamos el vaso de agua sobre la bandeja en el suelo del horno y horneamos 5 minutos a esa temperatura y después la bajamos a 230ºC, horneando a esta temperatura durante 40 minutos, aproximadamente.

Antes de apagar el horno comprobamos que el pan está cocido golpeando la base del pan con los dedos. Si suena a hueco, estará listo.

Lo dejamos enfriar sobre una rejilla.



martes, 23 de agosto de 2016

Ensalada de pasta con salsa Gribiche


Hace unos días os expliqué como preparar esta salsa francesa. Nosotros la comimos con unas patatas asadas, pero como nos gustó tanto decidí repetirla con una ensalada de pasta.


INGREDIENTES (para 4 personas):

Macarrones: 200 gramos.
Huevos de codorniz: 8.
Gambas: 200 gramos.
Salmón marinado: 120 gramos.



ELABORACIÓN:

Preparamos la salsa y la dejamos enfriar en la nevera mientras preparamos el resto del plato.

Cocemos la pasta en agua hirviendo son sal. Una vez cocida, quitamos el agua caliente y la mojamos con agua fría para enfriarla. Cuando esté fría dejamos que escurra bien el agua y la colocamos en la fuente donde vayamos a servirla.

En un cazo hervimos agua y cocemos los huevos durante 5 minutos. Enfriamos el agua y los pelamos. Cocemos las gambas en agua hirviendo con sal.

Cortamos el salmón en tiras y los repartimos por encima de la pasta. Echamos las gambas y los huevos.

Echamos la salsa fría sobre la ensalada.






lunes, 22 de agosto de 2016

Ensalada de Gennaro


Para elegir al segundo chef para la repesca de Cooking the Chef me vendí al mejor postor. Consulté en varias librerías online los libros de cocina más baratos entre las opciones que tenía. Así fue como di con "La cocina italiana de Jamie Oliver". Este cocinero inglés, afincado en Londres desde hace años, inició en el año 2005 una campaña para mejorar la calidad de las comidas escolares en el Reino Unido.

Colabora en diversas publicaciones gastronómicas, participa en programas de televisión y dirige varios restaurantes.

Es la primera vez que pruebo una de sus recetas y el resultado me ha parecido francamente bueno. Esta ensalada es la versión italiana de la "Niçoise".




INGREDIENTES (para 4 personas):

Patatas: 400 gramos.
Sal.
Pimienta negra.
Huevos: 4.
Alcaparras: 2 cucharadas.
Limón: 1.
Bonito en aceite: 1 lata (220 gramos).
Aceite de oliva virgen extra.
Lechuga.
Anchoas: 1 lata.


ELABORACIÓN:

Calentamos agua con sal en una cacerola.

Lavamos bien las patatas y cuando el agua esté hirviendo las echamos en la cacerola. Dejamos que se cuezan durante 30 minutos aproximadamente.

En otra cacerola ponemos agua a hervir y cocemos los huevos durante 8 minutos. Una vez cocidos los ponemos a enfriar en agua fría y los pelamos.

Lavamos las alcaparras, las escurrimos y las ponemos en un cuenco junto con el zumo de limón.

Lavamos la lechuga y la escurrimos.

Cuando las patatas estén cocidas, las escurrimos y las pelamos. Es importante que estén lo más calientes posibles, ya que así cogerán más el sabor del aliño. Las troceamos y las echamos en un bol añadiendo la mezcla de alcaparras y zumo de limón, 5 cucharadas de aceite de oliva virgen extra, un poco de sal y la pimienta negra molida. Removemos para que las patatas se empapen del aliño.


En una fuente montamos la ensalada. Colocamos la lechuga troceada, las patatas cocidas, el bonito y los huevos cortados en cuartos. Añadimos un poco más de aceite de oliva y colocamos las anchoas.




domingo, 21 de agosto de 2016

Salsa Gribiche


Esta salsa es ideal para aliñar platos fríos como una ensalada, unos espárragos blancos, unos huevos rellenos....o con unas patatas cocidas, como la comimos nosotros.

La receta es del libro "Cocina en casa con Martín Berasategui".

La "Wikipedia" nos cuenta que es una salsa fría emulsionada, similar a la mahonesa. Es típica de la cocina francesa y suelen servirla para acompañar la cabeza o la lengua de ternera hervida.


INGREDIENTES:

Huevos: 2.
Aceite de girasol: 250 mililitros.
Alcaparras: 1 cucharada.
Pepinillos en vinagre: 50 gramos.
Vinagre de sidra: 30 mililitros.
Perejil picado: 1 cucharada.
Estragón picado: 1 cucharada.
Pimienta negra.
Sal.
Agua: 10 mililitros.


ELABORACIÓN:

Cocemos uno de los huevos. Una vez cocido, separamos la clara de la yema y picamos la clara.

Picamos las alcaparras y los pepinillos.

En el vaso de la batidora ponemos un huevo crudo, la yema del huevo cocida, el agua y el vinagre. Empezamos a batir y vamos añadiendo el aceite de girasol poco a poco, como cuando preparamos una mahonesa, hasta que la salsa esté emulsionada.

Añadimos a la batidora las alcaparras y el pepinillo y trituramos.

Pasamos la salsa a un bol y añadimos la clara de huevo picada, pimienta negra molida, el perejil y el estragón y rectificamos el punto de sal.

Servimos fría.







sábado, 20 de agosto de 2016

Longaniza rellena de mousse de champiñones


Cuando mi amiga Bibi me dijo que había comido en un restaurante, longaniza de Avilés rellena de queso afuega´l pitu, casi me muero de envidia. ¡Menuda combinación!

Así que cuando volví de vacaciones cargada de provisiones, me puse manos a la obra. Para suavizar la intensidad del plato, preferí sustituir el queso por una mousse de champiñones.

La longaniza de Avilés es una longaniza blanca de cerdo, lo habitual es comer cocida o frita.


INGREDIENTES (para 4 personas):

Longaniza: 2.
Perejil: al gusto.

Para la mousse:
Champiñones: 300 gramos.
Ajo: 2 dientes.
Nata 35% M.G.: 250 gramos.
Aceite de oliva virgen extra.


ELABORACIÓN:

Primero cocemos la longaniza; en una cazuela ponemos las longanizas (les hacemos unos agujeros para que se cuezan bien) y echamos agua hasta que estén cubiertas. Añadimos perejil al gusto y dejamos que se cocinen durante 30 minutos a fuego lento.

Una vez cocidas, las sacamos del caldo y las dejamos enfriando.

Mientras se templan, preparamos la mousse: lavamos los champiñones, los secamos y los picamos en trozos pequeños. En una cazuela calentamos un poco de aceite y salteamos los champiñones y los ajos fileteados. Los mantenemos al fuego hasta que se evapore todo el agua de los champiñones. Añadimos un poco de nata, lo justo para poder triturarlos con facilidad. Dejamos que de un hervor y retiramos la cazuela del fuego. Pasamos esta mezcla por la batidora hasta obtener una crema. Montamos el resto de la nata y la añadimos poco a poco a la crema de champiñones, mezclando suavemente con una espátula de silicona. Si queréis podéis añadir sal a la mousse, yo no lo hice para compensar el sabor salado de la longaniza.

Una vez que las longanizas estén templadas, comenzamos a vaciarlas. Las cortamos en porciones de unos 8-10 centímetros. Con un cuchillo o una cucharilla (lo que nos resulte más cómodo) sacamos la carne del interior, con cuidado de no romper la longaniza.

Una vez vacías, las rellenamos con la mousse.