martes, 31 de mayo de 2016

Setas al horno de Catí


Una forma rápida de preparar estos hongos es como lo hacen en Catí, población del Alto Maestrazgo castellonense. Esta receta pertenece a la publicación de "La cuina tradicional catinenca" de la Asociación de Mujeres de Catí.

Las setas, champiñones, etc, dan mucho juego en la cocina. Combinan con multitud de ingredientes y son alimentos muy nutritivos.

El plato de hoy solo necesita unos ajos, perejil y un buen aceite de oliva virgen extra.


INGREDIENTES (para 4 personas):

Setas: 500 gramos.
Ajo.
Perejil.
Aceite de oliva virgen extra.
Sal.


ELABORACIÓN:

Lavamos las setas y las secamos.

Calentamos el horno a 180ºC.

Pintamos con aceite de oliva el fondo de una bandeja para el horno y colocamos las setas con la cara hacia abajo.

Salamos las setas.

Picamos ajo y perejil al gusto y lo mezclamos con aceite de oliva. Echamos esta mezcla sobre las setas.

Horneamos durante 20 minutos.








lunes, 30 de mayo de 2016

Patatas con arroz (tradicional o Crock-Pot)


Hace algo más de un año os enseñaba cómo preparar las patatas con arroz y ahora os traigo una nueva versión de ese plato. En la receta de hoy hemos quitado el chorizo y añadido el pimentón y el laurel. Así el guiso tiene un sabor más suave.


INGREDIENTES (para 4 personas):

Patatas: 500 gramos.
Arroz: 140 gramos.
Laurel: 1 hoja.
Pimentón dulce: 1 cucharadita.
Ajo: 2 dientes.
Aceite de oliva virgen extra.
Sal.

Valores nutricionales (por ración):
Calorías: 235.
Hidratos de carbono: 50 gramos.
Grasas: 2 gramos.
Proteínas: 5 gramos.

Precio (por ración): 0,46€.


ELABORACIÓN (TRADICIONAL):

Pelamos las patatas, las lavamos y las cortamos en trozos.

En una cazuela calentamos agua con un poco de sal y echamos las patatas.

Añadimos un diente de ajo machacado en el mortero y la hoja de laurel.

Hacemos un sofrito con un diente de ajo y el pimentón y lo añadimos a la cazuela.

Dejamos que las patatas se vayan haciendo y cuando empiecen a estar tiernas añadimos el arroz. Rectificamos de sal y las dejamos cocer unos 20 minutos más.

Retiramos la cazuela del fuego y las dejamos reposar 5 minutos antes de servirlas.

Debe quedar un plato un poco caldoso por lo que añadiremos agua, a mitad de la cocción, si lo vemos necesario.


ELABORACIÓN (CROCK-POT):

Pelamos las patatas, las lavamos y las cortamos en trozos.

Las echamos en la Crock-Pot y las cubrimos con agua.

Machamos un diente de ajo en el mortero y lo añadimos, junto con la hoja de laurel.

En la sartén doramos un diente de ajo picado y el pimentón. Lo añadimos a la sartén.

Salamos y cocinamos durante 3 horas en temperatura alta.

Añadimos el arroz y un poco más de agua, teniendo en cuenta que el plato tiene que quedar caldoso.

Cocinamos durante 1 hora más en la misma temperatura.






sábado, 28 de mayo de 2016

Croissants de queso y cecina


Nuestra última escapada para visitar a la familia incluyó un pequeño viaje para ir a visitar a parte de mi familia paterna que vive en León.

León es una ciudad preciosa, llena de recuerdos de mi infancia, cargada de rincones muy especiales, con bares donde las tapas son manjares.

Pero, aunque esté feo decirlo, lo mejor de León es su embutido. Así que lo primero que hicimos cuando llegamos fue ir a comprar. No voy a contaros todo lo que adquirimos porque sería casi una lista interminable, pero de las cosas que más me llamaron la atención en la charcuteria fue la cecina para untar.

La cecina de vaca me parece un manjar, con ese sabor ahumado tan intenso y ese color granate. En "Embutidos Entrepeñas" la han preparado para untar, ¿cómo no iba a probarla?. Con queso y un trozo de pan está para chuparse los dedos pero podemos preparla de otras maneras...




INGREDIENTES:

Hojaldre: una lámina redonda.
Queso de cabra para untar.
Cecina para untar.
Huevo: 1.


ELABORACIÓN:

Sacamos el hojaldre de la nevera y dejamos que se atempere.

Encendemos el horno a la temperatura que nos indique el hojaldre.

Estiramos la lámina y la cortamos.

Untamos cada porción de hojaldre con el queso y la cecina.

Enrollamos los croissants y los colocamos en la bandeja del horno cubierta con papel sulfurizado.




Batimos el huevo y con él pintamos los croissants.


Horneamos hasta que estén dorados.




viernes, 27 de mayo de 2016

Sardina parrocha asada



En Asturias, a las sardinas pequeñas de menos de 100 gramos se les llama parrochas. Es un pescado azul y bastante económico, así que se consume con mucha frecuencia.

Mi madre las preparaba fritas, sin enharinar ni rebozar, y yo lo sigo haciendo así. Aunque, de vez en cuando, me gusta hacerlas al horno. El otro día mi amiga Esther me preguntó cómo las hacía, así que ayer cuando las saqué del congelador pensé que era el momento ideal para prepararlas de esta manera y compartir la receta.

Es muy sencilla y muy apetitosa :) 


INGREDIENTES:

Parrochas.
Aceite de oliva.
Perejil.
Ajo.


ELABORACIÓN:

Precalentamos el horno a 180ºC.

Le quitamos la tripa al pescado y lavamos bien. Con los dedos separamos la espina de los dos lomos y la arrancamos. Si el pescado estaba en el congelador y no se ha descongelado del todo es mucho más fácil hacerlo.





Forramos una fuente con papel de horno y colocamos las parrochas con la piel hacia arriba. Ponemos un chorrito de aceite de oliva. Y espolvoreamos con perejil y ajo picado.




Horneamos durante 20 minutos aproximadamente.




jueves, 26 de mayo de 2016

Torta de tomate de Segorbe


Con esta fantástica torta nos desplazamos esta semana hasta la capital del Alto Palancia, Segorbe.

He de confesar que no he seguido la receta al pie de la letra, ya que en la original (que podéis ver aqui) no se incluía la levadura y no me quise arriesgar a terminar con una masa incomible y echar a perder la cena del domingo. Por otra parte, la cantidad de líquido me parecía insuficiente para la harina de la torta, así que dupliqué el agua.

Y, además, no puse los piñones ni la cebolla, ya que en casa no nos gustan, pero sí los he incluido en los ingredientes.

La receta la preparé para 4 raciones, así que como somos dos, nos sobró para el día siguiente y fría de la nevera está aún más rica.

De paso, vamos a recordar este magnífico arroz al horno segorbino.


INGREDIENTES (para 4 personas):

Harina panadera: 500 gramos.
Aceite de oliva virgen extra: 75 mililitros.
Vinagre: 12 mililitros.
Agua: 200 mililitros.
Sal: 5 gramos.
Levadura fresca de panadero: 10 gramos (si utilizamos levadura seca de panadero serán 3,3 gramos).

Para la salsa:
Tomate maduro: 750 gramos.
Piñones: un puñado.
Pimiento rojo pequeño: 1.
Cebolla: 1/4.
Atún en aceite: 1 lata.
Aceite de oliva: un chorrito.
Sal.


ELABORACIÓN:
En un bol mezclamos la harina y el agua y dejamos que repose durante media hora. Después del reposo añadimos el resto de los ingredientes y empezamos a amasar.
Si la masa se tensa y nos cuesta amasarla, la dejamos reposar 5 minutos de manera que el gluten del trigo se relaje y no nos ofrezca tanta resistencia. Este descanso podemos hacerlo tantas veces como sea necesario.

Una vez que la masa esté lista, sin grumos, la dejamos fermentar dentro de un bol que taparemos con papel film.

Mientras tanto, rallamos los tomates y picamos la cebolla y el pimiento.

En una sartén grande calentamos aceite de oliva y los freímos. Salamos y dejamos que se cocine a fuego lento.

Al final de la cocción añadimos el atún y los piñones y dejamos cocer hasta que el agua del tomate se haya evaporado.

Una vez que la masa ha doblado su volumen la sacamos del bol y la volcamos sobre la encimera ligeramente enharinada.

Con las manos enharinadas desgasificamos levemente.

Hacemos una bola con ella (sin apretar) y la dejamos reposar tapada durante 10 minutos.

Pasados los 10 minutos, ayudándonos con las manos, vamos estirando la masa sobre un papel de horno. Si la masa se resiste y se encoge, la dejaremos reposar hasta que sea manejable.

Estiramos la masa hasta que tenga un grosor de unos 2 centímetros. La cubrimos con un paño de algodón y encendemos el horno a 190ºC.

Antes de meterla en el horno pinchamos la superficie con un tenedor y esparcimos la salsa sobre la torta.

Horneamos durante 15 minutos y la dejamos enfriar sobre una rejilla.











miércoles, 25 de mayo de 2016

Helado de nubes con crema de sobaos


Este mes el reto "Alfabeto Dulce" viene más dulce que nunca. Cuando vi que los elegidos eran las nubes y los sobaos casi me dió una subida de azúcar sin haberlos comido. Se me hizo bastante difícil en pensar una manera de combinarlos y que no fuese demasiado empalagosa.

Al final creo que lo he logrado con este helado acompañado de la crema. Al menos, así lo han constatado mis catadores oficiales.



INGREDIENTES:

Para el helado:
Leche entera: 400 mililitros.
Nata 35% M.G.: 100 mililitros.
Nubes: 150 gramos.

Para la crema de sobaos:
Sobaos: 80 gramos
Nata 35% M.G.: 120 mililitros.
Leche entera: 120 mililitros.


ELABORACIÓN:

En un cazo calentamos la leche con la nata. Cuando rompa a hervir añadimos las nubes troceadas, bajamos el fuego y removemos hasta que las nubes se hayan desecho.

Metemos la mezcla en la nevera para que se enfríe.

Una vez fría, echamos la mezcla en la heladera y dejamos que se haga el helado.

Si no tenemos la heladera, metemos la mezcla en un recipiente hermético y lo metemos en el congelador. A los 45 minutos lo sacamos y removemos con unas varillas. Lo metemos de nuevo al congelador y repetimos este proceso 3 veces más.

Mientras el helado se enfría, preparamos la crema de sobaos: en un cazo calentamos la nata y la leche y añadimos los sobaos troceados. Removemos con las varillas y terminamos con la batidora lo batimos hasta obtener una crema suave sin grumos.


Servimos el helado y encima la crema de sobaos al gusto.



martes, 24 de mayo de 2016

Tarta salada en forma de corona


Posiblemente es uno de los platos más bonitos que he preparado, a la altura del fantástico monkey bread.

Esta tarta es una masa de brioche rellena. Las posibilidades de relleno son infinitas, aunque yo he seguido al pie de la letra el que propone Jeffrey Hamelman en "El pan", lugar de procedencia de esta receta.

Según su consejo, podemos rellenarla de otra cosa siempre y cuando el relleno no sea muy húmedo porque no permitiría que la base de la tarta se cociese bien.

Eso sí, no os voy a engañar: hay que tener paciencia. Hacer 40 bolitas de masa no se hace en un momento.


INGREDIENTES (para un molde redondo de 26 centímetros):

Para la masa:
Harina panadera: 300 gramos.
Harina de fuerza: 150 gramos.
Huevos: 3 (2 para la masa y uno para pintar el brioche).
Azúcar: 40 gramos.
Sal: 10 gramos.
Mantequilla: 80 gramos.
Leche: 120 mililitros.
Levadura seca de panadero: 6,6 gramos (si utilizamos levadura fresca serán 20 gramos).

Para el relleno:
Ajo: 2 dientes.
Setas: 170 gramos.
Pimiento rojo asado en rodajas: 2 medianos.
Sal.
Pimienta.
Albahaca.
Perejil.
Tomillo.
Requesón: 142 gramos.


ELABORACIÓN:

Sacamos la mantequilla de la nevera para que se atempere.

En un bol mezclamos todos los ingredientes y amasamos. Cuando la masa esté lista añadimos la mantequilla (es muy importante que esté a temperatura ambiente para que podamos trabajar con ella) y volvemos a amasar hasta que esté totalmente integrada.

Pasamos la masa a un bol limpio y la dejamos levar tapada con papel film hasta que doble su volumen.

Mientras la masa leva prepararemos el relleno, ya que tiene que estar frío cuando vayamos a utilizarlo.

En una sartén con un poco de aceite de oliva, sofreímos el ajo picado durante un minuto. Añadimos las setas, lavadas y troceadas, y las sofreímos hasta que se ablanden, unos 5 minutos. Añadimos el pimiento asado y sofreímos durante 2 o 3 minutos. Apagamos el fuego y sazonamos con sal, pimienta, albahaca, perejil y tomillo. Reservamos.

Una vez que la masa ha subido la volcamos en la superficie de trabajo ligeramente enharinada y desgasificamos levemente.

Dividimos la masa en dos: una pieza de 300 gramos y la otra de 480 (aproximadamente).

Cogemos la porción pequeña y la estiramos dándole forma redondeada y con un grosor máximo de milímetros. Untamos el papel de horno y el borde del molde desmontable con mantequilla. Si no tenemos un molde desmontable podemos utilizar un aro de emplatar de las mismas medidas.

Colocamos la masa dentro del molde, intentando que una parte de la masa quede en las paredes.



La metemos en la nevera 10 minutos.

La sacamos de la nevera y con el dedo presionamos los bordes de la masa para formar el borde de la base.

Con la otra pieza de la masa cortamos porciones de 10-12 gramos. Boleamos cada trocito de masa.





Sobre la base de la tarta esparcimos el requesón. Encima colocamos las verduras. Terminamos colocando las bolitas sobre las verduras. Es importante que no queden muy apretadas, ya que van a crecer durante la cocción. Si nos sobran bolitas no pasa nada, no hay que intentar meterlas en el molde (a mi me sobraron 6).





Encendemos el horno a 30ºC y metemos la tarta dentro durante 30 minutos.

Sacamos la tarta del horno y calentamos el horno a 190ºC, con calor arriba y abajo.

Antes de meter la tarta en el horno, batimos un huevo y con él pintamos las bolitas.



Horneamos durante 35-40 minutos. Si vemos que coge demasiado color podemos bajar la temperatura 10ºC, nunca acortaremos el tiempo de cocción porque si no la base quedará cruda.

Sacamos la tarta del horno y la dejamos enfriar 30 minutos antes de desmoldarla.







lunes, 23 de mayo de 2016

Chapata con poolish


Si hace unos días os enseñaba a hacer una chapata con biga sólida hoy le toca el turno a esta que lleva como prefermento un poolish. La diferencia básica entre el poolish y la biga es que el poolish se hace con la misma cantidad de agua que de harina, así que prácticamente es una papilla.

La receta es de Jeffrey Hamelman.


INGREDIENTES (para 3 chapatas):

Harina panadera: 700 gramos.
Agua: 430 mililitros.
Sal: 20 gramos.
Levadura fresca: 12 gramos.

Para el poolish:
Harina panadera: 300 gramos.
Agua: 300 mililitros.
Levadura fresca: 1,125 gramos.


ELABORACIÓN:

Primero, prepararemos el poolish. Para ello, disolvemos la levadura en el agua, añadimos la harina y mezclamos hasta que esté homogéneo. Tendremos una masa líquida, como una papilla. La metemos en un bol, la tapamos con papel film y dejamos que repose de 12 a 16 horas a 21ºC. Cuando esté lista para ser usada estará abombada y empezando a aplanarse un poco por el centro.

En un bol mezclamos todo los ingredientes. La levadura fresca la disolveremos en un poco de agua templada.

La masa que obtendremos será blanda y pegajosa, pero al tirar de ella debe tener cierta tensión.

Pasamos la masa a un bol limpio, lo tapamos con papel film y la dejamos fermentar durante 3 horas.

La plegaremos en dos ocasiones: cuando lleve una hora fermentando y cuando lleve dos.Las manos deberán estar enharinadas para no quedarnos con la mitad de la masa pegada.

Una vez que la masa ha fermentado, la echamos en la superficie de trabajo enharinada (con mucha harina). Nos enharinamos las manos y aplastamos suavemente las burbujas más grandes. Espolvoreamos harina sobre la superficie de la masa.

Con un cuchillo muy afilado dividimos la masa en tres rectángulos (o cuatro) del mismo tamaño. Si quedan demasiado cuadrados podemos estirarlos con las manos hasta conseguir un rectángulo, pero con cuidado de no desgarrar la masa.

Colocamos un papel de horno y colocamos las chapatas en él. Hacemos unos pliegues en el papel entre cada chapata para evitar que se peguen.

Dejamos que fermenten durante 30 minutos aproximadamente.

Calentamos el horno a 240ºC.

Horneamos las chapatas durante 35 minutos. Si vemos que se tuestan demasiado rápido bajamos la temperatura del horno 10ºC.

Una vez cocidas las sacamos del horno y las dejamos enfriar sobre una rejilla.



domingo, 22 de mayo de 2016

Intxaursalsa (tradicional y Crock-Pot)



La intxaursalsa es una crema de nueces típica del País Vasco.

Con lo que me gustan las nueces y ya que es uno de los ingredientes del "Reto Color y Sabor de Temporada" son las nueces me animé a probarlo.



Se puede preparar triturando más o menos las nueces; si las picamos con la batidora o con un procesador de alimentos nos quedará una pasta fina. Si lo hacemos con un rodillo o en el mortero, quedará menos fina.

Yo me decanté por la segunda opción, ya que me gusta encontrarme algún trocito de nuez.

En algunas preparaciones se sustituye parte de la leche por nata líquida.

Es sencillisima de preparar, así que si os gustan las nueces no podéis dejar de probarla.


INGREDIENTES (para 6-8 raciones):

Leche entera: 1 litro.
Canela: 1 rama.
Piel de un limón.
Azúcar: 250 gramos.
Nueces peladas: 250 gramos.


ELABORACIÓN (tradicional):

Machacamos las nueces peladas hasta que quede una pasta fina.

En un cazo ponemos la leche con la rama de canela y la piel del limón. Cuando rompa a hervir quitamos la canela y el limón y añadimos las nueces y el azúcar, dejando que se cocine a fuego lento durante 30 minutos. Removemos de vez en cuando.

Se puede comer tibia o fría, así que la metemos en la nevera.


ELABORACIÓN (CROCK-POT):

Machacamos las nueces hasta que quede una pasta fina.

Echamos en la Crock-Pot la leche con la rama de canela y la piel del limón. Dejamos que se cocine 1 hora en temperatura alta.

Pasada esa hora, retiramos la canela y el limón y añadimos las nueces y el azúcar. Removemos y dejamos que se cocine 1:30 horas en temperatura alta. La última media hora destaparemos la Crock-Pot para que coja un poco de cuerpo.

Durante la cocción removeremos con unas varillas.

Dejamos que se enfríe en la nevera.