martes, 20 de diciembre de 2016

Makowiec - Pastel polaco de semillas de amapola



Este mes toca receta dulce en nuestro Desafío en la Cocina . La propuesta es un original dulce tradicional polaco.



Para preparar el mío me orienté con la receta de Ibán Yarza de drozdzowka z makiem, un “pastel de levadura” polaco con amapola y frutos secos.


INGREDIENTES:

Harina de fuerza: 300 gramos.
Leche entera: 100 gramos.
Azúcar: 90 gramos.
Mantequilla: 90 gramos.
Huevos: 1 + una yema.
Vainilla: una vaina.
Levadura fresca: 21 gramos.
Sal: 5 gramos.

Relleno de amapola:
Semillas de amapola: 175 gramos.
Azúcar: 100 gramos.
Clara de huevo: una.
Mantequilla: 25 gramos.


ELABORACIÓN:

Antes de preparar la masa, sacamos la mantequilla de la nevera para que esté blanda cuando la vayamos a utilizar.

Una vez que esté a temperatura ambiente, ponemos todos los ingredientes en la amasadora (disolvemos la levadura en un poco de la leche que lleva la receta) y amasamos durante 30 minutos en la segunda velocidad de la amasadora. La clara que nos ha sobrado la reservaremos para el relleno del makowiec.

Una vez que la masa está lista la pasamos a un bol limpio y la tapamos con film para que fermente.

Mientras la masa está subiendo, preparamos el relleno. En un cazo ponemos agua a calentar y hervimos las semillas de amapola durante 30 minutos. Una vez cocidas, las colamos con un paño de algodón.

En un cazo, derretimos la mantequilla a fuego lento. Una vez que esté líquida, añadimos el azúcar y mezclamos. Añadimos las semillas y mezclamos de nuevo. Cuando esta masa esté fría añadimos la clara de huevo batida. Ponemos todo en la batidora o robot de cocina y trituramos.

Cuando la masa esté lista para ser rellenada, preparamos un papel de horno y lo pintamos con mantequilla derretida. La masa está pegajosa, así que para trabajarla nos untaremos las manos con mantequilla. La estiramos con las manos intentando darle forma rectangular hasta que quede con un grosor de 0,5 centímetros. Podemos ayudarnos con un rodillo para estirarla, untándolo también con mantequilla.

Repartimos el relleno sobre el rectángulo de masa y empezamos a enrollarlo como si fuese un brazo de gitano.

Dejamos el makowiec sobre un papel de horno cubierto con un paño de algodón mientras calentamos el horno a 180ºC.

Horneamos durante 25 minutos. Dejamos que se enfríe y lo cortamos en rodajas para servirlo.




Si queréis ver los makowiec que han preparado mis compañeras, podéis hacer click aquí.



3 comentarios:

  1. Qué bueno te habrá quedado. Precisamente hace ahora un año acababa de venir de Polonia y me traje este rico pastel.

    ResponderEliminar
  2. ¡Espléndido, Alicia!Siempre le he tenido ganas a este tipo de panes y no hace mucho me atreví con algo similar, que ya publiqué en mi blog, y el resultado me gustó mucho. Me encanta. Un beso.

    ResponderEliminar
  3. ¡Al final lo hiciste! Estuve buscando la receta cuando me lo dijiste y sólo la encontré en polaco, pero tenía pendiente traducirla con el traductor de google jajaja. ¿A qué sabe? A priori no me llamó mucho el relleno porque no me imagino el sabor.

    ResponderEliminar