lunes, 21 de noviembre de 2016

Boniatos asados en Crock-Pot



El boniato (también llamado batata o patata dulce) es un tubérculo originario de Sudamérica y Centroamérica que, como las patatas, llegó a Europa gracias a Cristóbal Colón. Uno de los mayores productores europeos en la actualidad es Vélez-Málaga.

Se puede comer de la misma manera que las patatas; en Canarias, Comunidad Valenciana, Aragón y Cataluña se consume habitualmente, tanto en preparaciones dulces (panellets, pasteles de boniato) como saladas (puchero canario, sancocho).

Yo lo probé por primera vez hace unos días, en una comida que compartí con Blunni-Cocinas. Era el acompañamiento (en forma de puré) de un confit de pato.

Me gustó tanto que me animé a comprar para hacerlos en casa. Me decidí por prepararlos asados y este fue el resultado.


INGREDIENTES:

Boniatos.


ELABORACIÓN:

Lavamos los boniatos (es importante que tengan un tamaño similar), los secamos y cocinamos en temperatura alta en la Crock-Pot. Según el tamaño necesitarán más o menos tiempo, pero como mínimo serán necesarias dos horas para que estén hechos.

Yo los acompañé con mostaza para compensar el dulzor de este tubérculo.



1 comentario:

  1. Con lo que me gustan a mí!!! Y en la crock! sin ensuciar apenas y olvidándote... Una maravilla!

    ResponderEliminar