jueves, 20 de octubre de 2016

Trifle de chocolates y Mascarpone


Cuando las compañeras de Desafío en la Cocina lanzaron la propuesta para el reto de este mes me quedé completamente en blanco. ¡ No se me ocurría nada! Así fueron pasando los días y empecé a pensar en no presentar receta...Pero el domingo, a 4 días de publicar la receta me llegó la inspiración. Algo que se podría resumir perfectamente en el refrán: "Comer y rascar, todo es empezar". De repente me vi metida en la cocina para preparar estos trifle con un resultado muy satisfactorio.

Un trifle es un postre elaborado a partir de una crema custard (a menudo solidificada), frutas, masa de bizcocho, zumo de frutas o, más recientemente, gelatina y nata montada. Estos ingredientes se distribuyen en capas con el bizcocho como separación entre ellas y la fruta, la crema custard recubre las últimas capas al final. Es uno de los postres típicos de la cocina inglesa que puede ver frecuentemente en la cocina de los países anglosajones. El mío lo único que cumple es que tiene varias capas, el resto de las características me las he saltado con todo el descaro del mundo. ¡Pero ha quedado tan rico!.

Para prepararlo se puede utilizar cualquier galleta que tengamos por casa, por eso en la descripción de los ingredientes no he puesto ninguna en especial.



INGREDIENTES (para 4 personas):

Galletas: 8.
Mantequilla a temperatura ambiente: 95 gramos.
Leche entera: 200 mililitros.
Nata para montar: 200 mililitros.
Chocolate fondant negro: 50 gramos.
Chocolate fondant blanco: 50 gramos.
Gelatina en polvo: 2 sobres.
Queso Mascarpone: 200 gramos.
Azúcar glass: 50 gramos.
Avellanas: un puñado.
Sal en escamas.

Valores nutricionales (por ración):
Calorías: 847.
Hidratos de carbono: 30 gramos.
Grasas: 72 gramos.
Proteínas: 7 gramos.

Precio (por ración): 1,58€.


ELABORACIÓN:
Empezamos preparando el fondo del trifle. Machacamos las galletas y las mezclamos con la mantequilla. Amasamos hasta que quede una pasta con la que cubriremos el fondo de los vasos. Metemos los vasos en la nevera.
A continuación, prepararemos la capa de chocolate blanco. En un cazo ponemos a calentar 100 mililitros de leche, 100 de nata y el chocolate. Dejamos que el chocolate se derrita a fuego lento mientras vamos removiendo.
Mientras se derrite, preparamos la gelatina. Yo utilicé de sobre porque es la que tenía pero se puede utilizar en láminas (para cada chocolate utilicé un sobre de gelatina).
Cuando el chocolate esté derretido, retiramos el cazo del fuego y añadimos la gelatina, removiendo para que se mezcle bien con el chocolate.
Sacamos los vasos de la nevera y repartimos el chocolate blanco entre ellos. Metemos los vasos de nuevo en la nevera y dejamos que se enfríen durante 30 minutos antes de continuar con la siguiente capa.
Repetimos el mismo proceso con el chocolate negro, dejando que se enfríe de nuevo durante 30 minutos.
Preparamos la capa de Mascarpone. Para ello, batimos el queso con los 50 gramos de azúcar. Repartimos el queso en los vasos ayudándonos con una manga pastelera.
Terminamos el trifle picando las avellanas con el mortero. Repartimos las avellanas sobre el queso y ponemos unas escamas de sal en cada vaso.



Si queréis ver las aportaciones de mis compañeras, sólo tenéis que hacer click sobre el logo:

5 comentarios: