viernes, 28 de octubre de 2016

Pollo con 40 dientes de ajo (tradicional o Crock-Pot)


Desde que vi la receta en "My cooking notebook" tenía ganas de prepararla. Y al ritmo que llevo cocinando pollo, la ocasión ha llegado pronto.

Los martes mi hijo va a hacer deporte, así que llegamos tarde a casa. Por eso procuro recurrir a guisos de carne para estas cenas, de manera que los dejo en la Crock-Pot cuando salgo de casa y al llegar está la cena recién hecha.


INGREDIENTES (para 4 personas):

Aceite de oliva virgen extra.
Pollo troceado: 1.
Tomillo.
Ajo: 40 dientes.
Vino blanco: un chorro.
Sal en escamas: 2 cucharaditas.
Pimienta negra molida.


ELABORACIÓN (tradicional):

Encendemos el horno a 180ºC.

En una sartén calentamos aceite de oliva y sellamos el pollo hasta que esté dorado. Pasamos el pollo a un plato y echamos el aceite donde lo hemos sellado en una bandeja apta para el horno.

Colocamos unas ramitas de tomillo fresco y sobre ellas 20 dientes de ajo pelados. A cada diente de ajo le damos un golpe con el cuchillo para que se abra un poco y se desprenda la piel más externa.

Encima de los dientes de ajo ponemos el pollo troceado con la piel hacia arriba y cubrimos con los 20 dientes de ajo restantes (que también golpearemos con el cuchillo). Echamos un chorrito de vino blanco, espolvoreamos con sal y pimienta negra y algunas ramitas más de tomillo.

Horneamos hasta que el pollo esté hecho.


ELABORACIÓN (Crock-Pot):

Pelamos unas patatas, las lavamos y las cortamos en rodajas de 1 centímetro de grosor aproximadamente. Echamos un poco de aceite de oliva en el fondo de la olla y encima ponemos las patatas con un poco de sal.

Calentamos aceite de oliva en una sartén.

Lavamos y secamos el pollo y lo doramos en la sartén. Reservamos.

En el mismo aceite echamos unas ramitas de tomillo y rehogando brevemente. Ponemos el tomillo sobre las patatas. Encima colocamos 10 dientes de ajo (preferí utilizar la mitad de dientes de ajo que se usan cuando se cocina al horno para que no supiese demasiado a él).con la piel.

Colocamos encima el pollo y los otros 10 dientes de ajo con piel.

En la sartén echamos el vino blanco y lo dejamos al fuego hasta que se evapore el alcohol. Echamos esta salsa en la olla, unas escamas de sal, un poco de pimienta negra y unas ramitas más de tomillo.

Cocinamos 4 horas en temperatura alta.







3 comentarios:

  1. Te ha quedado genial, y en la crockpot debe quedar extra tierno, algún día me haré con una.

    ResponderEliminar
  2. ¡Impresionante! Y más fácil de preparar imposible. Me gusta más al estilo tradicional. Saludos.

    ResponderEliminar
  3. Una forma muy origina de hacer el pollo , me ha llamado la atención lo de los 40 dientes de ajo . Yo com Fran me quedo con la manera tradicional para hacerlo .

    Un beso

    ResponderEliminar