jueves, 29 de septiembre de 2016

Tortellini al nero di seppia con salsa de alcaparras


Uno de mis fondos de congelador es la pasta fresca rellena. Me viene bien para una de esas comidas en las que te pilla el toro y no sabes qué preparar. En 5 minutos tienes un plato completo listo y sin complicarte mucho.

Lo malo de la pasta fresca es que tiene una caducidad corta, así que cuando compro va directa al congelador.

Para estos tortellini decidí preparar una salsa de alcaparras y así aprovechar el bote que había comprado para hacer la ensalada di Gennaro.


INGREDIENTES (para 4 personas):

Tortellini.
Alcaparras: 4 cucharadas.
Nata 35% M.G.: 200 mililitros.
Eneldo.
Ajo: 2 dientes.
Aceite de oliva virgen extra.


ELABORACIÓN:

Cocemos la pasta según las indicaciones del envase.

Mientras se cuece, preparamos la salsa: en un cazo calentamos un poco de aceite de oliva y salteamos los dientes de ajo muy picados junto con las alcaparras. Cuando los ajos empiecen a cambiar de color añadimos la nata, dejamos que de un hervor y bajamos el fuego al mínimo, manteniéndola al fuego mientras se termina de cocer la pasta. Cuando la pasta esté lista, en la batidora ponemos la nata, las alcaparras y el ajo; trituramos todo. Ponemos la salsa en un cazo,

Escurrimos la pasta ya cocida y la servimos con la salsa por encima y un poco de eneldo seco espolvoreado por encima.





miércoles, 28 de septiembre de 2016

Soufflé de queso


El soufflé es un plato que se hace al horno y puede ser dulce o salado. Su nombre proviene del verbo francés "souffler" que significa "soplar" o "inflar".

Los componentes básicos de este plato son dos: claras al punto de nieve y salsa bechamel.

Lo más característico es que se hincha como un globo durante la cocción y que una vez fuera del horno va bajando a una velocidad pasmosa, como podéis comprobar en las fotos.


INGREDIENTES (para 4 personas):

Mantequilla: 20 gramos (más la necesaria para untar el molde).
Harina de trigo: 2 cucharadas.
Leche entera: 200 mililitros.
Agua: 200 mililitros.
Queso parmesano rallado: 40 gramos.
Huevos: 3.
Yema de huevo: 1.
Pimienta negra molida.
Nuez moscada molida.
Sal.


ELABORACIÓN:

Encendemos el horno a 180ºC con calor arriba y abajo.

Rallamos el queso y reservamos.

En un cazo ponemos a hervir el agua y la leche juntas.

En una cacerola fundimos la mantequilla a fuego bajo. Añadimos la harina tamizándola y removemos con unas varillas, como cuando hacemos una salsa bechamel. Cuando esta mezcla empiece a espumar, sin que llegue a tostarse, añadimos la leche y el agua poco a poco, removiendo con las varillas. Mantenemos al fuego durante 5 minutos. Una vez cocido, lo pasamos a otro recipiente para que pierda temperatura.

De los 3 huevos enteros, separamos las claras de las yemas y montamos las claras al punto de nieve.

En el bol donde tenemos la bechamel añadimos las 4 yemas y mezclamos bien. A continuación pondremos el queso rallado, la nuez moscada y la pimienta negra al gusto.

Echamos las claras al punto de nieve y ayudándonos con una espátula de silicona las mezclamos haciendo movimientos suaves y envolventes.

Untamos el molde que vayamos a utilizar con mantequilla y espolvoreamos un poco de harina. Echamos la mezcla y lo llevamos al horno, colocando el molde sobre la rejilla del horno y poniéndolo en el segundo raíl empezando a contar por abajo.

Horneamos durante 20 minutos y servimos inmediatamente, pues una vez que lo sacamos del horno empezará a desinflarse.




lunes, 26 de septiembre de 2016

Fredura de Torás (tradicional o Crock-Pot)


Esta semana volvemos al Alto Palancia castellonense con una receta 100% vegetal donde lo más importante es la calidad de las materias primas, ya que no lleva nada más que verdura y aceite de oliva.

Es un tipo de pisto muy sencillo de preparar. Ideal como plato o como acompañamiento para una carne o un pescado.

La receta original podéis verla aquí.


INGREDIENTES (para 4 personas):

Calabacín mediano: 1.
Pimiento verde: 1.
Tomate maduro: 4.
Patata mediana: 3.
Aceite de oliva virgen extra.
Sal.


ELABORACIÓN (TRADICIONAL):

Pelamos las patatas, las lavamos y las troceamos como si fuésemos a hacer tortilla.

Lavamos el calabacín, el pimiento y los tomates y los troceamos.

En una cazuela con un poco de aceite templado echamos las verduras, salamos y dejamos cocer a fuego muy lento con la cazuela tapada.

Cuando el líquido de las verduras haya desaparecido, retiramos la cazuela del fuego.


ELABORACIÓN (CROCK-POT):

Pelamos las patatas, las lavamos y las troceamos como si fuésemos a hacer tortilla.

Lavamos el calabacín, el pimiento y los tomates y los troceamos.

Echamos todo en la Crock-Pot junto con la sal y un poco de aceite de oliva.

Cocinamos durante 3 horas en temperatura alta, la última hora dejamos la olla destapada para que se evapore todo el líquido.














domingo, 25 de septiembre de 2016

Flan de toffee con crocante de avellanas - Reto Alfabeto Dulce


Después de un merecido descanso agostero, las compañeras de el reto más dulce del cibermundo nos relamemos con los dos ingredientes elegidos para el mes de septiembre: el toffe y las avellanas.



El toffee es una salsa de caramelo, podemos prepararla en casa sin ninguna dificultad. Las avellanas son mi fruto seco favorito.

Casi no llego a sacar adelante esta receta porque me ocurrió de todo. En total, han sido necesarios tres intentos para poder mostraros cómo quedó: el primer flan se me rompió al desmoldarlo, con el segundo me confundí con la cantidad de los ingredientes. Y el tercero fue el bueno, por estadística ya no podía meter la pata otra vez.


INGREDIENTES:

Para el toffee:
Azúcar: 50 gramos.
Nata 35% M.G.: 200 gramos.

Para el flan:
Azúcar: 50 gramos (para el caramelo) + 50 gramos (para el flan).
Zumo de limón: unas gotas.
Agua: 2 cucharadas.
Huevos: 5.
Leche entera: 200 mililitros.
Avellanas: al gusto.


ELABORACIÓN:

Empezamos preparando el caramelo: en un cazo calentamos 50 gramos de azúcar con 2 cucharadas de agua y unas gotas de limón. Mantenemos al fuego hasta que se caramelice y lo echamos en el molde donde vayamos a hacer el flan.

Encendemos el horno a 160ºC.

En un cazo calentamos la nata a fuego medio y en otro calentamos el azúcar hasta que se caramelice, con mucho cuidado de que no se queme, ya que entonces sabrá amargo. Cuando esté caramelizado, añadimos la nata y removemos con unas varillas hasta que esté homogéneo.

En un bol batimos los huevos hasta que blanqueen. Sin dejar de batir, añadimos la leche y a continuación el toffee. Echamos la mezcla en el recipiente que hemos caramelizado.

En una cacerola calentamos agua para hacer el baño María. Metemos el molde del flan dentro de otra fuente más grande y echamos el agua caliente en la fuente, hasta la mitad de la flanera, más o menos.

Horneamos durante 1 hora aproximadamente. El flan tiene que quedar firme por los bordes y tembloroso por el centro. El tiempo de cocción dependerá del tamaño del molde que hayamos elegido. Si hacemos el flan en moldes individuales necesitaremos menos tiempo.

Dejamos enfriar el molde sobre una rejilla. Desmoldamos el flan y colocamos sobre el caramelo avellanas trituradas a nuestro gusto.





viernes, 23 de septiembre de 2016

Baguettes de tradition


Una de las cosas más importantes cuando hacemos pan en casa es tener paciencia. La prisa no es la mejor consejera cuando manejamos una masa. Ni para la fermentación ni para el formado y los dos son imprescindibles para que el resultado sea bueno.

Yo, lo confieso, no tengo mucha paciencia. Y esto se traduce en que el formado no es lo mío. Por eso suelo recurrir a los panes de una pieza. No tienen mucho misterio y si, además, utilizas un banneton el trabajo del formado se queda en (casi) nada.

Pero en este caso me apetecía preparar esta receta de "El pan" de Jeffrey Hamelman y habría estado muy feo que siendo baguettes le diese forma redonda.


INGREDIENTES:

Agua: 760 gramos.
Sal: 18 gramos.
Levadura fresca: 7,5 gramos.


ELABORACIÓN:

Templamos un poco de agua y disolvemos en ella la levadura.

Echamos en un bol todos los ingredientes y mezclamos hasta que estén bien integrados. Amasamos hasta que la masa esté lista. Como es una masa muy líquida podemos recurrir a una amasadora donde la amasaremos unos minutos a velocidad mínima. El glúten no tiene desarrollarse del todo, así que no importa si lo que nos queda es una papilla.

Ponemos la masa en un bol limpio y la dejamos fermentar tapada con film durante 2 horas. Pasadas estas dos horas plegamos la masa sobre sí misma en 3 ocasiones en intervalos de 20 minutos entre cada plegado:

Pliegue – 20 minutos – Pliegue – 20 minutos – Pliegue.

Dejamos fermentar la masa tapada de nuevo durante otras dos horas. Con los pliegues anteriores habrá adquirido más fuerza.

Echamos la masa sobre una superficie enharinada y la dividimos en piezas de 400 gramos. Boleamos cada pieza y le damos forma de cilindro. Dejamos reposar durante 10 minutos y formamos las baguettes.

Para el formado os recomiendo ver este vídeo de El Horno de Babette:



Una vez formadas, las dejamos reposar tapadas con un paño de algodón durante 1 hora.

Calentamos el horno a 240ºC con una bandeja metálica en el suelo del horno. Cuando las baguettes estén listas para ser horneadas, hacemos un corte en la superficie de las barras, volcamos medio vaso de agua sobre la bandeja metálica y metemos el pan en el horno.

Horneamos durante 30 minutos y dejamos enfriar la bandeja sobre una rejilla.



















martes, 20 de septiembre de 2016

NY cheesecake con chocolate


Las tartas de queso son mi perdición y si a eso le unimos el chocolate, me vuelvo loca. Así que cuando vi esta receta en el blog de mi querida Angie supe que era perfecta para satisfacer mis necesidades de una super-tarta de queso.

Ya sabéis que las tartas de queso (tanto como las que son frías como las que se hornean) son muy sencillas de preparar y hay pocas posibilidades de error. ¿Se puede pedir más?


INGREDIENTES (para un molde redondo de 26 centímetros):

Para la base:
Galletas tipo "Digestive": 170 gramos.
Azúcar: 45 gramos.
Mantequilla: 95 gramos.

Para la tarta:
Queso crema: 800 gramos.
Azúcar: 160 gramos.
Harina de trigo: 2 cucharadas.
Huevos: 4.
Nata 35% M.G.: 65 mililitros.

Para la cobertura:
Chocolate fondant: 200 gramos.
Nata 35% M.G.: 200 mililitros.
Mantequilla: 1 cucharada.
Sal: 1 pizca.


ELABORACIÓN:

Sacamos la mantequilla de la nevera para que se atempere. Una vez que está blanda, podemos empezar a preparar la tarta.

Encendemos el horno a 180ºC con calor arriba y abajo. Forramos el molde que vayamos a utilizar por papel de horno.

Machacamos las galletas hasta que quede un polvo grueso (a mi me gusta que quede algún trocito grande).

En un bol mezclamos las galletas con la mantequilla y el azúcar. Extendemos esta mezcla en el fondo del molde, de manera que cubra toda la superficie. Metemos el molde en la nevera mientras preparamos la tarta.

En un bol echamos el queso con el azúcar y batimos hasta que esté todo bien integrado. Añadimos la harina tamizada y volvemos a mezclar. Vamos añadiendo los huevos, uno a uno, y terminamos con la nata.

Sacamos el molde de la nevera y echamos la mezcla de queso en él. Horneamos durante 15 minutos a 180ºC y bajamos la temperatura a 120ºC, horneando a esta temperatura durante 1 hora aproximadamente. La tarta estará hecha cuando veamos los bordes bien cocidos y el centro esté ligeramente húmedo.

Sacamos la tarta del horno y la dejamos enfriar sobre una rejilla. Una vez fría, la desmoldamos y la metemos en la nevera. Es conveniente que enfríe durante 6 horas, pero si os pueden las ganas (algo totalmente comprensible) no pasa nada, simplemente el sabor no se habrá asentado.

Una vez que la tarta está fría, preparamos la cobertura de chocolate: en un bol ponemos el chocolate troceado. En un cazo calentamos la nata con la mantequilla, removiendo hasta que rompa a hervir. En ese momento echamos la mezcla sobre el chocolate, una pizca de sal y removemos hasta obtener una crema de chocolate.

Echamos esta crema sobre la tarta y dejamos que se enfríe antes de comerla.



lunes, 19 de septiembre de 2016

Salmón con hinojo y tomillo


No es el sabor de los alimentos lo que más me gusta cuando cocino al horno, si no dejar la cocina recogida cuando me siento a comer. Me parece una ventaja maravillosa: metes la comida al horno, limpias todo y te despreocupas hasta que esté listo. Porque no hay nada que me espante más que sentarme a comer con las cosas a medio recoger...creo que hasta hago peor la digestión.

En esta ocasión, he preparado un plato muy sencillo pero con la presencia del hinojo y del tomillo tiene un gran sabor. Estoy segura de que podríamos sustituir el salmón por casi cualquier pescado, una merluza, gallo, dorada...

El hinojo es una planta de la que se aprovecha todo: los tallos y las hojas picados se utilizan como hierba aromática, las semillas como especia y el bulbo como hortaliza.

En la gastronomía española se utiliza mucho en encurtidos, aliños y salsas, por aportar un típico aroma anisado. Es un ingrediente habitual para aromatizar aceitunas sobre todo en Cieza (Murcia), Jaén, o Campo Real (Madrid).

El tomillo es una planta aromática. Se utiliza muchísimo en la cocina española y en la de todo el Mediterráneo. En España es parte fundamental del aliño de las aceitunas, como os conté cuando fuimos a Soneja (Castellón) a curar nuestras propias aceitunas . Para cocinar podemos utilizarlo fresco o seco.

Y, aunque estemos hablando de cocina, no puedo dejar de nombrar algo que para mi es uno de los mayores placeres que existen: pasear por un campo donde hay tomillo. ¡Es un aroma inconfundible!. Si lo plantamos en casa en una maceta tendremos un perfume natural muy agradable. Eso sí, si tienes gatos en casa, es probable que no te dure ni un asalto porque le hincarán el diente en cuanto puedan (por suerte, esta planta tiene efectos beneficiosos para nuestros amigos felinos) y les relajará mucho.




INGREDIENTES (para 4 personas):

Salmón: 800 gramos.
Hinojo en semillas: 1 cucharada.
Sal gruesa: 1 cucharadita.
Limón: 2.
Tomillo: unas ramitas.
Aceite de oliva virgen extra.

Valores nutricionales (por ración):
Calorías: 449.
Grasas: 29 gramos.
Hidratos de carbono: 3 gramos.
Proteínas: 40 gramos.

Precio (por ración): 4,37€.


ELABORACIÓN:

Encendemos el horno a 200ºC. Cortamos uno de los limones en rodajas muy finas.

En el mortero, machacamos la sal gruesa. La pasamos a un bol y echamos el hinojo; mezclamos bien.

Lavamos el pescado, lo secamos y lo adobamos con la mezcla de sal e hinojo.

En el fondo de una fuente apta para el horno colocamos las ramitas de tomillo. Sobre ella ponemos el pescado y las rodajas de limón.

Llevamos el pescado al horno hasta que esté hecho. En mi caso, que utilicé unos filetes finos de salmón, con 15 minutos fue suficiente. Pero si el salmón está en rodajas más gruesas es posible que necesitemos más tiempo.

Una vez que el pescado está asado preparamos la salsa con el zumo de un limón, aceite de oliva al gusto y el caldo que haya soltado el pescado. Lo ponemos todo en un bol y lo batimos con la batidora.

Servimos el pescado con la salsa por encima.




domingo, 18 de septiembre de 2016

Pan francés de seis pliegues sin amasado


De nuevo, una receta de Hamelman para preparar el pan. En este caso, es una receta sencilla tanto por ingredientes como por elaboración. Eso sí, necesita que se le preste atención, así que hay que prepararla cuando podamos estar en casa para poder plegar la masa todas las veces que lo pide la receta.

"El pan" de Jeffrey Hamelman es un libro imprescindible para todos los que nos gusta hacer pan casero. Tiene una parte inicial muy técnica pero que es imprescindible para entender todo el proceso de panificación. Después recopila un montón de recetas de panes y masas de todas las partes del mundo.

Yo lo compré en Amazon. La traducción al español la hizo Iban Yarza, así que tan solo con esta referencia ya os podéis imagina que es un gran libro. Así que si os apetece leer mucho y tener un libro de consulta básico, no dudéis en comprarlo.





INGREDIENTES:

Agua: 730 gramos.
Sal: 20 gramos.
Levadura fresca de panadero: 10 gramos.

Valores nutricionales (por 100 gramos):
Calorías: 207.
Hidratos de carbono: 44 gramos.
Grasas: un gramo.
Proteínas: 5 gramos.


Precio (por 100 gramos): 0,08€.


ELABORACIÓN:

Disolvemos en un poco de agua templada la levadura.

Echamos todos los ingredientes en un bol y mezclamos bien, hasta que tengamos una masa homogénea.

Tapamos el bol con film y dejamos que fermente durante 3 horas y media. Cada media hora, plegaremos 25 veces la masa sobre sí misma.

Cuando haya pasado el tiempo de fermentación, echamos la masa sobre una superficie ligeramente enharinada. La desgasificamos levemente (si queremos hacer varios panes, en este momento cortaremos las piezas necesarias) y la boleamos, dejándola reposar durante 15 minutos.

Le damos forma al pan y lo dejamos fermentar tapado con un paño de algodón por segunda vez durante 1 hora, aproximadamente.

Encendemos el horno a 260ºC con una bandeja metálica en el suelo del horno.

Cuando el pan esté listo para entrar en el horno cortamos su superficie. Echamos medio vaso de agua sobre la bandeja que está en el suelo del horno y metemos el pan.

Horneamos 5 minutos a esa temperatura, retiramos la bandeja metálica del suelo del horno y horneamos otros 20 minutos, aproximadamente, a 220ºC.

Sacamos el pan del horno y lo dejamos enfriar sobre una rejilla.




viernes, 16 de septiembre de 2016

Consejos paserinos


Esta dulce receta es típica de Mieres y viene recogida en el libro "Platos típicos de Asturias" de Maria Luisa García.

He de confesar que tenía muchas ganas de prepararla pero que me echaba para atrás no entender bien qué forma tienen. En el libro dice: "Con las manos espolvoreadas de harina se forman rosquillas pequeñísimas y bolas del tamaño de media nuez (aproximadamente)". Busqué por internet alguna foto pero no encontré nada, así que he hecho mi propia interpretación, colocando las bolas de masa en el centro de la rosquilla.

Probablemente la forma no sea igual que la de los auténticos pero el sabor es excepcional.


INGREDIENTES:

Harina: 500 gramos.
Mantequilla: 250 gramos.
Azúcar: 250 gramos.
Huevo: 2 (uno para la masa y otro para pintar los consejos).
Leche: 80 mililitros.


ELABORACIÓN:

Sacamos la mantequilla de la nevera con antelación para que se atempere. Cuando esté blanda, la ponemos en un bol junto con el azúcar y el huevo y mezclamos.

Añadimos la harina y mezclamos de nuevo.

Terminamos echando la leche y amasando para que esté bien integrada en el resto de los ingredientes.

Encendemos el horno a 200ºC con el ventilador.

Colocamos papel de hornear sobre la bandeja del horno y vamos dando forma a los consejos: hacemos unas rosquillas pequeñas y unas bolas del tamaño de media nuez. Colocamos estas bolas tapando el agujero de la rosquilla. Una vez que están todos hechos, los pintamos con huevo batido.

Metemos la bandeja en el horno, bajamos la temperatura a 160ºC y horneamos durante 30 minutos aproximadamente.






jueves, 15 de septiembre de 2016

Macarrones a la carbonara de salchichas

Macarrones-carbonara-salchichas-Jamie-Oliver-panuvasyqueso


La Carbonara es típica de Roma, sus ingredientes originales son el huevo, el queso (Pecorino romano o parmesano), el aceite de oliva virgen extra, la pimienta negra y la panceta.

En España es una costumbre muy extendida utilizar la nata para sustituir el huevo. El sabor cambia mucho, así que os animo a que probéis a prepararla con huevo. No se de dónde proviene esta españolización de la carbonara, pero está realmente extendida. Incluso en muchos restaurantes de cocina italiana la preparan así. Se que hay muchas personas reticentes a consumir platos elaborados con huevo crudo por la posible presencia de salmonella pero, en realidad, si preparamos un plato y lo consumimos inmediatamente las probabilidades de contagio son muy pequeñas

Para preparar este plato seguí la receta del libro "La cocina italiana de Jamie Oliver". Un magnífico libro del que pienso preparar todas las recetas. Lo compré para el reto Cooking the Chef  y me ha parecido un libro magnífico, tanto por las fotos como por las recetas que trae.

Siempre que tengo que comprar un libro, mi primera opción es mirar los de segunda mano, tanto de Amazon como de La Casa del Libro. Los libros de cocina actuales suelen ser bastante caros, así que merece la pena revisar antes estas opciones para ver si nos podemos ahorrar algo.

Después de hojear este libro de Jamie estoy segura de que compraré alguno más, me ha gustado mucho su manera de escribir y sus recetas.




INGREDIENTES (para 4 personas):

Macarrones: 320 gramos.
Salchichas frescas: 5.
Aceite de oliva virgen extra.
Panceta fresca: 4 lonchas.
Yema de huevo: 4.
Nata para cocinar: 100 mililitros.
Queso parmesano: 100 gramos.
Ralladura de un limón.
Perejil fresco: 1 ramita.
Sal.
Pimienta negra.

Valores nutricionales (por ración):
Calorías: 838.
Hidratos de carbono: 61 gramos.
Grasas: 47 gramos.
Proteínas: 41 gramos.

Precio (por ración): 1,64€.


ELABORACIÓN:

Sacamos la carne de las salchichas retirando bien la piel. Con esta carne hacemos unas albóndigas pequeñas, del tamaño de una canica grande.

Troceamos la panceta, picamos el perejil y rallamos el queso y la piel del limón.

En una sartén calentamos un chorro de aceite de oliva y salteamos las albóndigas, con cuidado de que no se rompan, hasta que estén doradas. Añadimos la panceta y mantenemos la sartén al fuego hasta que se dore.

Mientras tanto, ponemos a hervir agua con sal y cocemos la pasta como tengamos costumbre.

En un cuenco, batimos las yemas de los huevos, la nata, la mitad del queso, la ralladura del limón y el perejil.

Cuando la pasta esté cocida, la escurrimos, reservando 4 cucharadas del agua de cocción.

Devolvemos la pasta a la cazuela y echamos las 4 cucharadas de agua en el bol donde tenemos la mezcla de los huevos. Removemos bien y lo echamos en la cazuela de la pasta. Añadimos las albóndigas y removemos para que se mezcle todo.

El calor de la pasta hará que el huevo se espese pero sin llegar a cuajar.

Echamos el resto del queso, pimienta negra al gusto y servimos.

Macarrones-carbonara-salchichas-Jamie-Oliver-panuvasyqueso

Macarrones-carbonara-salchichas-Jamie-Oliver-panuvasyqueso

Macarrones-carbonara-salchichas-Jamie-Oliver-panuvasyqueso