jueves, 14 de julio de 2016

Berenjenas rellenas en Crock-Pot


Hace unos días tenía unas berenjenas rondando por la nevera que estaban a punto de estropearse. Busqué alguna receta para ellas, pero no vi nada que me llamase la atención, así que las hice rellenas, un clásico que nunca me defrauda. Pero en esta ocasión las preparé en la Crock-Pot, excepto el gratinado final que lo hice en el horno.


INGREDIENTES (para 4 personas):
Berenjenas: 4.
Aceite de oliva virgen extra: un chorrito.
Jamón serrano en tacos: 100 gramos.
Tomate maduro: 2.
Queso rallado.
Pan rallado.
Longaniza de Avilés: 100 gramos.

ELABORACIÓN:
Cortamos el tallo de la berenjena y las partimos por la mitad (a lo largo). Sacamos con un cuchillo la carne de la berenjena. Hay que hacerlo con mucho cuidado para que la pulpa no se rompa. Untamos el interior de las pulpas con un poco de aceite de oliva y las metemos en la Crock-Pot (podemos ponerlas unas encima de las otras). Cocinamos durante 2 horas en temperatura alta.

Picamos la carne de las berenjenas, los tomates, el jamón y la longaniza. Echamos todo en la Crock-Pot (en otra, no encima de las berenjenas), removemos y cocinamos durante 5 horas en temperatura baja. La última hora la dejamos destapada para que se evapore el líquido.

Una vez que tenemos todo cocinado, rellenamos las berenjenas y las cubrimos con queso rallado al gusto y un poco de pan rallado y las llevamos al horno a gratinar.







1 comentario:

  1. Mmm con lo que me gusta la berenjena! También la hago así! Quedan estupendas! Besitos

    ResponderEliminar