martes, 7 de junio de 2016

Alfajores de Maizena


Después de hacer el dulce de leche tenía el bote en la nevera que me hacía ojitos cada vez que la abría. Así que había que ir pensando en darle uso.

Entonces me vino a la cabeza los alfajores rellenos de dulce de leche. Nunca los había hecho, ni siquiera los había probado, pero en mi casa, todo lo que sea dulce, les gusta, así que sabía que iba a tener quien los comiese.

Pregunté a mis compañeras blogueras y Elvira de Así se Come en Granada me pasó su receta.

En España también se preparan los alfajores pero no tienen nada que ver con los argentinos. A mi me interesaban estos últimos para poder rellenarlos con el dulce de leche.

La masa es muy fácil de trabajar, antes de cocinarla tiene una textura similar a la plastilina, así que no da ningún problema a la hora de formarlos.

Una vez hechos se pueden rellenar de dulce de leche o de crema de chocolate.


INGREDIENTES:

Manteca de cerdo: 200 gramos.
Harina de trigo: 200 gramos.
Maizena: 300 gramos.
Levadura química: 2 cucharaditas.
Huevos: 3 (se utilizará uno entero y dos yemas).
Esencia de vainilla: 1 cucharadita.
Ralladura de un limón.


ELABORACIÓN:

Sacamos la manteca de cerdo de la nevera y dejamos que se atempere.

En un bol mezclamos la harina, la Maizena y la levadura ya tamizadas.

En otro bol, batimos la manteca con el azúcar hasta que estén bien integrados. Añadimos un huevo y otras dos yemas y mezclamos. Añadimos la vainilla, la ralladura de limón y la mezcla de las harinas poco a poco.

Cuando tengamos la mayor parte de la harina añadida será más sencillo trabajar la masa a mano hasta que esté homogénea.

Una vez que la masa esté lista para hacer los alfajores, encendemos el horno a 180ºC.

Echamos la masa en la superficie de trabajo y la estiramos con un rodillo. Lo ideal es que la masa tenga un grosor de 5 milímetros.

Con un cortapastas vamos cortando los alfajores y los colocamos en la bandeja del horno cubierta con papel de hornear.

Cocemos durante 13-15 minutos, hasta que empiecen a dorarse pero sin llegar a tostarse (cuando se enfrían se endurecen, así que si los tostamos demasiado se romperán).



Dejamos que se enfríen y los rellenamos con el dulce de leche (o con la crema de chocolate), emparejando dos alfajores como si fuese un bocadillo.





7 comentarios:

  1. Los alfajores son una tentación con dulce de leche umm deliciosos bess

    ResponderEliminar
  2. Menuda pinta tienen estos alfajores! Pero no se podría cambiar la manteca de cerdo por mantequilla? (Quizás acabo de soltar una bomba jaja, ¿no será el ingrediente clave para hacer esta galleta típica de Argentina? jeje) Un besito!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jijijij, ni idea! pero cambiará la textura seguro. Si te animas a cambiarlo, me cuentas :)

      Eliminar
  3. Están buenísimos, yo también los tengo publicados y me encantan aunque el dulce de leche que le puse era comprado y estaba algo más líquido de lo habitual, así que el relleno casi no se veía. Te han salido estupendos, besos.

    ResponderEliminar
  4. Te han salido genial. Ya verias lo ricos que salen asi, aqui nos encantan y envician, procuro esconderlos para que no abusen jejeje. Me alegra mucho que te gustara la receta y lo bien que lo haces, que artistaza!!!
    Besos.

    ResponderEliminar