domingo, 13 de marzo de 2016

Phoskitos


Este dulce no es la primera vez que lo hago; hace años lo preparé y nos gustó mucho. Pero como no tengo costumbre de repetir comidas, había quedado en el olvido. Hasta que, hace unos dias, viendo la televisión los anunciaron y el peque dijo que los quería. Así que le dije que podíamos hacerlos nosotros. Se le pusieron los ojos como platos, claro.

Y debieron gustarle mucho, porque volaron.

La receta que seguí es la de "Asopaipas".


INGREDIENTES:

Para el bizcocho:
Huevos: 3.
Azúcar: el mismo peso que los huevos con cáscara.
Harina: la mitad del peso de los huevos con cáscara.

Para el relleno:
Nata 35% M.G.: 125 gramos.
Azúcar glass: 45 gramos.

Para la cobertura:
Chocolate fondant negro: 125 gramos.
Chocolate fondant con leche: 75 gramos.
Nata 35% M.G.: 30 gramos.
Mantequilla: 1 cucharadita.
Leche entera: 50 mililitros.


ELABORACIÓN:

Lo primero que haremos será el bizcocho.

Encendemos el horno a 180ºC.

Batimos los huevos con el azúcar hasta que doblen su volumen y blanqueen.

Añadimos la harina y con una espátula de silicona mezclamos con movimientos envolventes.

Cubrimos la bandeja del horno con papel de hornear y echamos la masa en él. Horneamos durante 12 minutos.

Sacamos la plancha de bizcocho del horno. La cubrimos con otro papel de hornear y le damos la vuelta, retiramos el papel con el que hemos horneado.

Enrrollamos el bizcocho con el papel y lo metemos en la nevera durante una hora.

Pasado el tiempo, preparamos el relleno del bizcocho, montando la nata con el azúcar.

Sacamos el bizcocho de la nevera, lo desenrrollamos y untamos la crema sobre él. Lo volvemos a enrollar (esta vez sin el papel) y lo metemos de nuevo en la nevera durante 1 hora.

Transcurrido ese tiempo sacamos el rollo de la nevera y lo cortamos en rodajas de 1 centímetro, que iremos colocando en una bandeja cubierta con papel de hornear.

En un bol echamos el chocolate, la nata y la mantequilla y lo metemos en el microondas a temperatura media para que se derrita. Mezclamos bien con unas varillas y cubrimos con esta crema las rodajas de bizcocho.

Una vez que están todos los Phoskitos chocolateados los metemos en la nevera hasta que el chocolate se endurezca.








7 comentarios:

  1. ¡Qué buenos! Y caseros son mil veces mejor, sobretodo si se lo vamos a dar de merienda a los nenes de la casa, o si queremos pecar nosotros, pero sin conservantes, colorantes ni cosas rarunas jeje
    Me apunto la idea :)
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí. No son sanísimos pero mucha mejor opción que los de las tiendas.

      Gracias!

      Eliminar
  2. Que ricos, me los apunto, porque seguro que mi peque le encantan, besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los peques son la excusa ideal para disfrutar de estos caprichos, jijiji.

      Gracias!

      Eliminar
  3. Madre mía que ricos te han quedado!!
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar