lunes, 8 de febrero de 2016

Torta de almendra de Oropesa (tradicional o Cecomixer)



Cuando leí esta receta me dejó un poco indiferente, para qué negarlo. No soy muy entusiasta de la almendra en la repostería y menos cuando es uno de los ingredientes principales. Pero como las cosas que preparo yo solo las pruebo y quien las come es el resto de la familia, le di una oportunidad pues es una receta sencillísima.

Esta torta es típica de Oropesa, en la comarca de la Plana Alta de Castellón. La receta original podéis verla en aquí.


INGREDIENTES:

Huevos: 4.
Azúcar: 166 gramos.
Almendra molida: 166 gramos.
Harina: 10 gramos.

Para decorar:
Azúcar glass: al gusto.

Valores nutricionales (por ración de 50 gramos):
Kilocalorías: 167.
Hidratos de carbono: 18 gramos.
Grasas: 9 gramos.
Proteínas: 5 gramos.


Precio (por ración de 50 gramos): 0,37€.


ELABORACIÓN (TRADICIONAL):

Precalentamos el horno a 180ºC.

Separamos las claras de las yemas y las montamos al punto de nieve. Añadimos el azúcar y batimos bien. Añadimos la almendra y mezclamos suavemente, con movimientos envolventes.

Añadimos las yemas y las mezclamos con el resto de la masa; también muy suavemente. Terminamos con la harina que echaremos en el bol y mezclaremos con la masa.

Forramos un molde con papel de horno y horneamos durante 35 minutos aproximadamente.

Cuando la sacamos del horno dejamos enfriar el molde sobre una rejilla. Cuando el molde esté frío desmoldamos la torta y espolvoreamos con azúcar glass.


ELABORACIÓN (CECOMIXER):

Precalentamos el horno a 180ºC.

Separamos las claras de las yemas y las montamos al punto de nieve con las varillas a velocidad 10. Añadimos el azúcar y programamos 3 minutos a velocidad 4. Añadimos la almendra, ponemos el amasador plano y programamos 3 minutos a velocidad 4.

Añadimos las yemas y programamos 2 minutos a velocidad 4 con el amasador plano. Terminamos con la harina mezclándola durante 1 minutos a velocidad 3.

Forramos un molde con papel de horno y horneamos durante 35 minutos aproximadamente.

Cuando la sacamos del horno dejamos enfriar el molde sobre una rejilla. Cuando el molde esté frío desmoldamos la torta y espolvoreamos con azúcar glass.











2 comentarios:

  1. A mi en cambio me encanta la almendra en este tipo de preparaciones, así que apuntada la tengo para probarla. La pinta es fantástica, hija mía.

    Besines

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A pesar de no volverme loca de la torta no quedaron ni las migas, jajaja.

      Gracias :)

      Eliminar