martes, 16 de febrero de 2016

Pan de hojaldre



Esta receta es de "La Cocina de los Elfos".

Su sabor recuerda al de los mejores croissants y sus pliegues también ;)


INGREDIENTES:

Harina de trigo: 200 gramos.
Agua: 110 mililitros.
Mantequilla: 20 gramos + 50 gramos para untar la masa.
Levadura fresca: 3 gramos
Sal: 6 gramos.
Prefermento.

Para el prefermento:
Harina de trigo: 100 gramos.
Agua: 60 mililitros.
Levadura fresca: 1,5 gramos.

Valores nutricionales (por porción de 50 gramos):
Kilocalorías: 152.
Hidratos de carbono: 20 gramos.
Grasas: 6 gramos.
Proteínas: 3 gramos.


Precio (por porción de 50 gramos): 0,09€.


ELABORACIÓN:

El día antes de hacer el pan preparemos el prefermento. Mezclamos la harina, el agua y la levadura (disuelta en un poco de agua templada) en un bol, amasamos ligeramente y la dejamos reposar tapada hasta que arranque la fermentación.

Lo metemos en la nevera y lo dejamos hasta el día siguiente.

Para preparar el pan ponemos todos los ingredientes en un bol y añadimos el prefermento. Amasamos hasta que la masa esté lisa y dejamos reposar la masa tapada en un bol hasta que doble su volumen.

Sacamos la masa del bol y la ponemos en la encimera enharinada; la partimos en dos trozos y los desgasificamos y boleamos. Dejamos que reposen tapados durante 10 minutos.

Con un rodillo extendemos la masa para hacer un rectángulo. Si es necesario espolvoreamos harina sobre la masa para que no se pegue la rodillo. En un cazo colocamos la mantequilla y a fuego bajo dejamos que se derrita. Con un pincel pintamos de mantequilla el rectángulo de masa y doblamos la masa como se ve en las imágenes. Untamos de mantequilla de nuevo y doblamos la masa por la mitad. Con el rodillo estiramos para volver a obtener un rectángulo de 1 centímetro de grosor.





Untamos con la mantequilla la superficie de la masa y empezamos a enrollarlo intentando crear tensión en la masa.

Colocamos el pan en la bandeja del horno sobre papel de horno, dejando el cierre de la masa hacia abajo.

Repetimos con la otra porción de masa.

Con una cuchilla hacemos un corte profundo en el centro de cada pan, pero sin llegar a los extremos para que no se abra del todo.


Dejamos que leven por segunda vez tapando los panes con un paño de algodón humedecido.

Precalentamos el horno a 220ºC con una bandeja metálica en el suelo del horno.

Cuando el pan esté listo para ser horneado lo pintamos con mantequilla. Muy suavemente.

Metemos en pan en el horno y echamos medio vaso de agua sobre la bandeja que hemos colocado en el suelo del horno. Bajamos la temperatura a 200ºC y horneamos durante 15 minutos.

Sacamos la bandeja con agua y seguimos horneando otros 15 minutos o hasta que el pan esté dorado y al golpearlo con los dedos en la base suene a hueco.

Sacamos el pan del horno, lo colocamos sobre una rejilla y pintamos, por última vez, con mantequilla.

Dejamos que se enfríe y le hincamos el diente :)











3 comentarios:

  1. Voy a probar a hacerlo porque tiene una pinta estupenda

    ResponderEliminar
  2. Pero qué delicia de pan, me lo comería todo yo sola ahora mismo, aparte me pareció muy económico, de lo que no estoy segura es si lograré que me salga la masa

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jijiji, yo llevo años haciendo pan y algunas masas me quedan que da pena, pero en casa nos lo comemos muy agusto :) Hacer el pan en casa es muy económico, ya lo ves.

      Eliminar