martes, 30 de junio de 2015

Torta mal hecha de Cortes de Arenoso





Cortes de Arenoso es un pueblo de la provincia de Castellón. Y allí preparan esta torta tan rica.


INGREDIENTES:



Huevos: 4.
Azúcar: 225 gramos.
Harina de trigo: 225 gramos.
Agua: 100 mililitros.
Aceite de oliva: 100 mililitros,
Ralladura de 1 limón.
Bicarbonato: 1 cucharadita.
Canela.
Azúcar.


ELABORACIÓN:

Precalentamos el horno a 180ºC.

En un bol batimos los huevos con el azúcar hasta que blanqueen.




Añadimos el agua, el aceite y la harina (tamizada). Mezclamos bien.



Añadimos la ralladura de limón y el bicarbonato y mezclamos.



Forramos un molde rectangular con papel de horno y vertemos la masa en él.



Espolvoreamos por encima azúcar y canela al gusto.



Y horneamos durante 25 minutos a 180ºC. Antes de sacarlo del horno comprobaremos pinchando con un palillo que está bien hecho.

Dejamos enfríar sobre una rejilla. Una vez que el molde está frío, desmoldamos.



sábado, 27 de junio de 2015

Trenza "griega" de verduras y queso





¿Cuántas veces se os ha metido entre ceja y ceja un plato y no habéis descansado hasta que lo habéis preparado? Me imagino que muchísimas, ¿verdad? Pues eso es lo que me pasó a mi con este hojaldre relleno. 

Dos días antes había preparado un pimiento y una berenjena asados en el horno para acompañar una carne. Lo que sobró lo guardé en la nevera y el viernes por la noche pensé que sería genial para rellenar un hojaldre. Así que el sábado por la tarde me puse manos a la obra. Y no puedo estar más contenta con el resultado. Es una receta muy sencilla y, para mi, el hojaldre nunca defrauda. Es una apuesta sobre seguro.

En principio pensé en utilizar queso de cabra pero cuando vi este queso en Lidl cambié de idea. Os animo a probarlo si no lo conocéis, tiene un punto ácido muy interesante. Combina genial con las ensaladas.


INGREDIENTES:


Hojaldre: una lámina.
Pimiento asado.
Berenjena asada.
Queso tipo Feta: unos trocitos (no conviene abusar de él porque tiene mucho sabor).
Huevo: 1.


ELABORACIÓN:

Precalentamos el horno a la temperatura de cocción que recomiende el envase del hojaldre.

Extendemos la lámina de hojaldre y la plegamos como un tríptico para marcar el centro que será donde pongamos el relleno.



Abrimos la lámina y hacemos unos cortes transversales.



Pinchamos la parte central con un palillo para evitar que suba durante la cocción.



Troceamos el queso.



Distribuimos el relleno sobre la parte central de la lámina.



Y cerramos la lámina cruzando las tiras que hemos cortado.



Cuando vayamos a introducirla en el horno la pintamos con el huevo batido.



Horneamos hasta que se dore.




Dejamos que se enfríe antes de comerla. Y si la dejamos para el día siguiente, mucho mejor ;) 

Si queremos guardarla para el día siguiente y que el hojaldre no esté blando hay que dejarla enfriar y después taparla.

P.D.: disculpad la calidad de las fotos, pero es que con luz artificial mi móvil no da más de sí ;)

Rape con costra






Cuando alguien me dice que no sabe cocinar no puedo evitar pensar que lo que en realidad ocurre es que no le gusta. Hay muchos platos muy sencillos que están al alcance de cualquiera que ponga interés. Y el de hoy es un buen ejemplo.


INGREDIENTES (para dos personas):

Rape: 400 gramos.
Copos de maíz: 1 cucharada.
Ajo: 1 diente.
Perejil: 1 cucharada.
Pan rallado: 1 cucharada.
Aceite de oliva: 1 cucharada.
Pimientos del piquillo: 1 lata.
Nata líquida: 1 cucharada.
Sal gorda: al gusto.


ELABORACIÓN:

Precalentamos al horno a 180ºC.

Colocamos el pescado en una fuente para el horno.

En el mortero majamos el ajo, el perejil y la sal. Añadimos los copos de maíz y los chafamos.

Colocamos el majado sobre el pescado y regamos con aceite de oliva. Horneamos el pescado.

Mientras el pescado se está cocinando, batimos la lata de pimientos (con el caldo incluido) con la nata. Reservamos.

Cuando el pescado esté hecho (unos 15-20 minutos, según el grosor), calentamos la salsa y la colocamos en la base del plato, disponiendo el pescado sobre ella.




viernes, 26 de junio de 2015

Patatas a la importancia en Crock-pot





Hoy decidí probar a hacer estas patatas en la Crock-pot. La receta es la misma que puse la otra vez, pero varía el método de la cocción. En éste caso, es una cocción extra-lenta.


INGREDIENTES:
Patatas.
Aceite de oliva.
Aceite de girasol
Huevo.
Harina.
Cebolla.
Perejil.
Vino blanco.
Agua.
Sal.


ELABORACIÓN:

Pelamos las patatas y las cortamos en rodajas de 1-2 centímetros de grosor. Las lavamos y dejamos que escurran el agua. Salamos las patatas. Las pasamos por harina y huevo y las freímos en abundante aceite (yo utilizo de girasol porque lo tiro después de freír). Esta es la parte más pesada y que más trabajo nos dará.

Cuando estén doradas, las pasamos a la crock-pot.

En una sartén, ponemos aceite de oliva y sofreímos la cebolla cortada en juliana. Cuando empiece a dorarse, añadimos el perejil. Le damos un par de vueltas, añadimos una cucharadita de harina y la rehogamos. Si tenemos mucho aceite, podemos poner 2 cucharaditas de harina. Añadimos agua para desleír la harina (como si fuésemos a hacer una bechamel). Vamos añadiendo el agua poco a poco, de forma que la salsa se vaya ligando. Hacemos lo mismo con el vino blanco. Añadimos la sal. El fuego estará suave, lo mínimo para que esté hirviendo.

Respecto a la cantidad de líquido, yo lo hago a ojo. Prefiero tener mucha salsa, así que suelo poner un vaso de agua y otro de vino. Dejamos que se evapore el vino, porque la cocción en la crock-pot es tan lenta que no lo evapora.

Vertemos la salsa sobre las patatas y cocinamos a fuego alto durante dos horas.

El resultado es el doble de bueno respecto a la cocción tradicional. Mucho más sabor, una salsa perfecta y ganas de comer hasta reventar.



jueves, 25 de junio de 2015

Panini



Hoy es el turno de este pan tan rico y tan esponjoso. No se de dónde saqué la receta ni el porqué de su nombre.


INGREDIENTES:

Harina de trigo: 450 gramos.
Sal: 2 cucharaditas.
Aceite de oliva: 4 cucharadas.
Agua: 250 mililitros.
Masa madre: 120 gramos*.
*Podemos sustituirla por 9 gramos de levadura fresca o 3,3 gramos de levadura seca.


ELABORACIÓN:

En un bol mezclamos la harina con el agua y dejamos que repose tapado durante 30 minutos.

Añadimos el resto de los ingredientes y amasamos durante 10 minutos aproximadamente. O hasta que veamos que la masa empieza a ofrecer resistencia.

Devolvemos la masa al bol, lo tapamos y dejamos que repose durante 30 minutos.

Repetiremos este proceso las veces que haga falta hasta que nuestra masa pase la prueba de la ventana. Esta foto describe perfectamente cómo debe estar la masa:


Un Pedazo de Pan lo explica muy bien en este post: la prueba de la ventana.

Yo no llego siempre a ese punto, a veces no tengo tanto tiempo para dedicárselo a la masa. Para qué nos vamos a engañar.

Cuando la masa esté bien amasada la pasaremos a un bol untado con aceite y haremos 3 plegados cada 30 minutos.

Una vez finalizados los plegados empieza la fermentación. En nevera o a temperatura ambiente.

Este pan estuvo 34 horas en la nevera.

Sacamos la masa de la nevera y la desgasificamos. Boleamos y dejamos que repose durante 30 minutos.

Entonces, le damos la forma definitiva.

Encendemos el horno a 200ºC con una bandeja metálica sobre el suelo del horno.

Cuando el pan esté listo lo pintamos con aceite de oliva, lo greñamos y lo metemos en el horno, volcando medio vaso de agua sobre la bandeja metálica.

Durante los primeros 10 minutos pondremos calor sólo abajo.

Hornearemos otros 20 minutos con calor arriba y abajo.

Apagamos el horno y lo dejamos dentro durante 15 minutos.

Lo sacamos y lo dejamos enfriar sobre una rejilla.




miércoles, 24 de junio de 2015

Pollo con salsa de mostaza y Coca-Cola (Crock-Pot y tradicional)





Esta receta la compartió Monyeal en el foro de MundoRecetas. Ella la preparó con unas alitas pero yo lo hice con un pollo entero troceado que tenía.

Es increíble lo bien que combina la mostaza con la Coca-Cola. Además, se hace en un momento.


INGREDIENTES (para tres personas):

Medio pollo en trozos.
Coca-Cola: 1 lata.
Mostaza antigua: 1 cucharada.
Sal.
Ajo.
Orégano: 1 cucharadita.
Aceite de oliva.


ELABORACIÓN (CROCK-POT):

En un bol mezclamos el ajo muy picado con la sal y el orégano. La cantidad de ajo depende del gusto de cada uno.

Cubrimos el pollo con esta mezcla y lo dejamos macerar en la nevera durante media hora.

Pasado este tiempo ponemos a calentar una sartén con un chorrito de aceite de oliva y doramos el pollo. 

Cuando esté dorado añadimos la Coca-Cola y la mostaza. Removemos bien y lo pasamos a la Crock-Pot.

Cocinamos 2 horas en alto. Destapamos la Crock-Pot y cocinamos una hora más a la misma temperatura para que la salsa se espese.


ELABORACIÓN (tradicional):

En un bol mezclamos el ajo muy picado con la sal y el orégano. La cantidad de ajo depende del gusto de cada uno.

Cubrimos el pollo con esta mezcla y lo dejamos macerar en la nevera durante media hora.

Pasado este tiempo ponemos a calentar una sartén con un chorrito de aceite de oliva y doramos el pollo. 

Cuando esté dorado añadimos la Coca-Cola y la mostaza. Removemos bien y cocinamos a fuego medio hasta que el pollo esté hecho.


lunes, 22 de junio de 2015

Brazo de gitano de Catí




La Asociación de Mujeres de Catí (Castellón) tiene publicado a través de la Diputación de Castellón un magnífico documento sobre su cocina tradicional. En él recoge esta receta de brazo de gitano, entre muchas otras.

Yo he triplicado los ingredientes que ellas incluyen ya que de lo contrario el brazo sería demasiado pequeño.


INGREDIENTES:

Huevos: 6.
Harina de trigo: 6 cucharadas.
Azúcar: 6 cucharadas.
Levadura: 1 sobre y medio.

Para el relleno:

Nata 35% M.G.: 250 mililitros.
Cacao en polvo: 1 cucharada.
Azúcar: 1 cucharada y media.


ELABORACIÓN:

Precalentamos el horno a 180ºC.

En un bol batimos las claras del huevo con el azúcar hasta que alcancen el punto de nieve. 

Añadimos la levadura tamizada con la harina y mezclamos bien hasta que tengamos una masa homogénea.



Forramos la bandeja del horno con papel de hornear y echamos ahí la masa. Horneamos hasta que empiece a dorarse (es poco tiempo, unos 15 minutos).

Sacamos el bizcocho del horno y colocamos otra lámina de papel de horno sobre él para girarlo y que el bizcocho quede sobre la lámina limpia. Como el bizcocho se habrá quedado pegado a la lámina donde lo hemos horneado deberemos despegarlo con mucho cuidado de no romperlo.

Con un cuchillo recortamos los laterales para que quede un rectángulo perfecto.


Dejamos que se enfríe un poco y ayudándonos del papel de horno lo enrollamos. Lo dejamos enrollado mientras se enfría.

En ese momento preparamos el relleno. Yo me he decantado por una trufa de chocolate, pero el brazo admite casi cualquier relleno.

En un bol batimos la nata con el cacao y el azúcar hasta que se monte. Reservamos en la nevera.


Una vez que el bizcocho esté frío lo desenrollamos, lo rellenamos y volvemos a enrollarlo. Lo metemos en la nevera para que coja consistencia. 



Podemos decorarlo por encima con lo que más nos guste. Yo aproveché la trufa que me había sobrado y unté un poquito por la superficie.


domingo, 21 de junio de 2015

Huevos benedict


A diario cenamos pescado pero los miércoles es el día del huevo :) Normalmente, hacemos una tortilla pero esta semana estaba con ganas de innovar y buscando recetas me encontré esta que os traigo hoy y que me dejó con la boca abierta. Y con los panecillos de hamburguesa que había hecho unos días antes resultó ser el conjunto perfecto.


INGREDIENTES (para dos personas):

Huevos: 2.
Mostaza: 1 cucharada.
Mayonesa: 1 cucharada.
Bacon: 2 lonchas.
Pan.
Mantequilla.


ELABORACIÓN:

Primero tenemos que escalfar los huevos. En una sartén (o una cacerola bajita) ponemos agua con vinagre. Cuando rompa a hervir echamos los huevos (suavemente, lo más cerca posible del agua para que la clara no se desparrame). Cuando la clara esté cuajada los sacamos del agua con una espumadera y los ponemos sobre papel de cocina para que se sequen.

En un bol batimos la mayonesa con la mostaza y reservamos.

En una sartén sin aceite freímos el bacon hasta que esté crujiente.

Abrimos el pan y en la rebanada de abajo colocamos el bacon, el huevo y una cucharadita de la salsa.

La rebanada de arriba la untamos con mantequilla.

Podemos comerlo como un bocadillo, podemos untar el pan con mantequilla en la yema del huevo...




sábado, 20 de junio de 2015

Anchoas en salazón






Las anchoas se preparan con boquerones pero como tenía tantas ganas de prepararlas me conformé con unas parrochas que había comprado. Dan bastante trabajo pero ya sabéis la satisfacción que da preparar cosas uno mismo.

La receta la vi en Los Sentidos en la Cocina.


INGREDIENTES:

Boquerones.
Sal gorda.
Sal fina.


ELABORACION:

Primero vamos a hacer una salmuera. Para ello pondremos en un bol agua con sal. Para saber cuánta sal tenemos que poner metemos un huevo dentro y vamos añadiendo la sal. Cuando el huevo flota y asoma un trozo como de una moneda de cinco céntimos es que la salmuera está lista. 

Metemos el pescado dentro (entero) y lo dejamos 6 horas. 

Pasado el tiempo sacamos el pescado de la salmuera y lo secamos.

En un recipiente ponemos sal gorda. La cantidad de sal debe ser como un dedo. Ponemos el pescado sobre la sal y cubrimos totalmente con más sal. Tapamos el recipiente y lo dejamos en la nevera durante tres días.

Yo puse el pescado entero pero se puede poner sin cabeza ni tripas.

Así se quedará el pescado:



Pasados los tres días sacamos el pescado de la sal:



Lo lavamos para retirar la sal de la superficie y procedemos a limpiarlo, quitándole la cabeza, las tripas y la espina.

Lo lavamos otra vez hasta que no haya restos de sal. Podemos dejarlos 5 minutos en agua fría para que no estén muy salados pero en mi caso no fue necesario, tenían el punto exacto de sal.

Secamos el pescado y sacamos los lomos, retirando también la piel. Cuanto más pequeño es el pescado, más difícil es hacerlo y más probable es que se rompa.

Colocamos los lomos en un plato y los aliñamos como más os guste. En nuestro caso con aceite de oliva, vinagre y ajo.

¡Y a comer!

Pollo guisado en Crock-Pot




Esta receta es muy sencilla pero el punto de excelencia se lo da la cocción extra lenta de la Crock-Pot. Vamos a por ella:


INGREDIENTES:

Pollo.
Cebolla: 1.
Ajo: 4 dientes.
Laurel: 2 hojas.
Aceite de oliva.
Vino blanco: 1/2 vaso.
Caldo de pollo: 1 vaso.


ELABORACIÓN:

Troceamos la cebolla y la sofreímos en aceite de oliva hasta que comience a dorarse. Añadimos los dientes de ajo, removemos y dejamos que sofría hasta que el ajo comience a tomar color.

Pasamos la cebolla y el ajo al vaso de la batidora junto con el medio vaso de vino blanco y reservamos.

En el aceite que ha quedado en la sartén, doramos el pollo. 

Mientras se dora, pelamos y cortamos unas patatas en rodajas y las ponemos en el fondo de la Crock.

Una vez que tenemos el pollo dorado, lo pasamos a la Crock colocándolo sobre las patatas.

Batimos la cebolla, el ajo y el vino blanco. Si preferís la cebolla en trozos, nos saltamos este paso :)

Vertemos este caldo sobre el pollo, añadimos el vaso de caldo de pollo y las hojas de laurel.

Cocinamos 4 horas en temperatura alta.



viernes, 19 de junio de 2015

Panecillos para hamburguesa



En mi afán por ordenar las decenas de recetas que tengo apuntadas en varias libretas esta semana le ha tocado a estos panecillos que descubrí hace años en Ma Petite Boulangerie. No he probado más recetas, la verdad, pero es que estos quedan muy bien.


INGREDIENTES:

Harina de trigo: 550 gramos.
Leche: 240 mililitros.
Agua: 120 mililitros.
Mantequilla a temperatura ambiente: 60 gramos.
Huevo: 1.
Azúcar: 30 gramos.
Sal: 5 gramos.
Masa madre: 140 gramos*.
Semillas de chía.
* Podemos sustituirla por 11 gramos de levadura fresca o 3,66 de levadura seca.



ELABORACIÓN:

En un bol ponemos todos los ingredientes excepto la masa madre y mezclamos. Pasamos la masa a la superficie de trabajo y amasamos durante 10 minutos. Devolvemos la masa al bol, tapamos con papel film y la dejamos reposar 30 minutos.

Añadimos la masa madre y la mezclamos bien con el resto de la masa. Volcamos de nuevo la masa sobre la superficie de trabajo y volvemos a amasar otros 10 minutos. La dejamos en el bol reposando otros 30 minutos.

Repetimos el amasado por tercera vez y pasamos la masa a un bol untado con aceite. Tapamos el bol con papel film.

Cuando lleve una hora reposando hacemos cuatro pliegues (nos imaginamos que es un cuadrado y estiramos y plegamos cada lado).

Dejamos reposar otra hora y volvemos a plegar.

Otra hora de reposo y haremos un último plegado.

Metemos la masa en la nevera y la dejamos que fermente. Yo la tuve 32 horas.

Sacamos la masa de la nevera y con un cuchillo bien afilado vamos cortando las porciones con las que haremos los panecillos.

Desgasificamos y formamos cada panecillo. Una vez formados los colocamos sobre una bandeja cubierta con papel de horno.

Encendemos el horno a 210ºC.

Cuando los panecillos estén listos salpicamos la superficie con agua y colocamos las semillas (cada uno a su gusto, yo puse chía porque es lo que tenía en casa).

Horneamos durante 20 minutos.

Sacamos los panecillos del horno y dejamos que se enfríen sobre una rejilla.






jueves, 18 de junio de 2015

Cachopo de merluza (tradicional y Crock-Pot)




El cachopo de merluza es un plato de la cocina asturiana. Hay tantas formas de rellenarlo como podamos imaginar. En las últimas vacaciones comimos uno relleno de gambas que estaba para chuparse los dedos.

El relleno del mío es un poco más "humilde": jamón y queso. Pero para chuparse los dedos igualmente.


INGREDIENTES (para dos personas):

Merluza: 2 filetes.
Jamón: 2 lonchas.
Queso: 2 lonchas.
Aceite de oliva.

Para el rebozado:
Harina.
Huevo.

Para la salsa:
Aceite de oliva.
Cebolla.
Ajo.
Perejil.
Harina.
Vino blanco: 1/2 vaso.
Agua: 1 vaso.


ELABORACIÓN (tradicional):

Cortamos los filetes de merluza por la mitad, como si fuese un libro. En medio ponemos el jamón y el queso, cortándolos del tamaño del filete.

Pasamos los cachopos por harina y huevo. Es importante que quede bien rebozado por los lados para que no se escape el relleno.

En una sartén con aceite de oliva freímos los cachopos hasta que el rebozado esté dorado.

Pasamos los cachopos a una cacerola y reservamos.

Picamos la cebolla, el ajo y el perejil. Las cantidades van al gusto de cada uno. 

En una sartén con aceite de oliva sofreímos la cebolla. Cuando empiece a estar transparente añadimos el ajo y removemos unos segundos.

Añadimos dos cucharaditas de harina y la rehogamos bien, sin que llegue a tostarse.

Vamos añadiendo el líquido poco a poco, como si hiciésemos una salsa bechamel. Cada vez que echemos el líquido lo removemos bien con unas varillas para evitar que la salsa quede con grumos. Añadimos el perejil.

Cubrimos los cachopos con la salsa y dejamos que se cocinen a fuego medio durante 30 minutos (el tiempo va a depender del grosor de nuestros cachopos).


ELABORACIÓN (Crock-Pot):

Cortamos los filetes de merluza por la mitad, como si fuese un libro. En medio ponemos el jamón y el queso, cortándolos del tamaño del filete.

Pasamos los cachopos por harina y huevo. Es importante que quede bien rebozado por los lados para que no se escape el relleno.

En una sartén con aceite de oliva freímos los cachopos hasta que el rebozado esté dorado.

Pasamos los cachopos a la Crock-Pot y reservamos.

Picamos la cebolla, el ajo y el perejil. Las cantidades van al gusto de cada uno. 

En una sartén con aceite de oliva sofreímos la cebolla. Cuando empiece a estar transparente añadimos el ajo y removemos unos segundos.

Añadimos dos cucharaditas de harina y la rehogamos bien, sin que llegue a tostarse.

Vamos añadiendo el líquido poco a poco, como si hiciésemos una salsa bechamel. Cada vez que echemos el líquido lo removemos bien con unas varillas para evitar que la salsa quede con grumos. Añadimos el perejil. Mantenemos la salsa al fuego hasta que se evapore el alcohol.

Cubrimos los cachopos con la salsa y dejamos que se cocinen durante 1 hora y 1/2 a temperatura alta.