viernes, 27 de marzo de 2015

Pastel de patatas



¡Qué haríamos sin nuestras queridas patatas! Son un alimento básico en la cocina y con ellas podemos preparar una infinidad de platos.

Hoy traigo un pastel de patatas que vi en el blog de Cocinando con Montse. Lo mejor de este plato es que admite todas las variaciones que se nos ocurra y que se puede cocinar con antelación, pues si tenemos que volver a calentarlo no pierde frescura.



INGREDIENTES (para 4 personas):


Mantequilla.
Bacon: 100 gramos.
Patatas.
Queso rallado.
Huevos: 2.
Nata para cocinar (18% M.G.): 200 mililitros.

La cantidad de patatas utilizada es a ojo, las que necesitemos en función del tamaño del molde en el que vayamos a hacerlo. En mi caso, ha sido un molde rectangular de 21x16 centímetros. Ocurrirá lo mismo con el bacon.

Si necesitamos poner más líquido, la proporción es que por cada 100 mililitros de nata, utilizamos un huevo. No es necesario que el líquido cubra las patatas, con llegar a 3/4 de la altura del molde es suficiente.



ELABORACIÓN:

Precalentamos el horno a 190ºC.

Pelamos las patatas y las cortamos en rodajas finas, de medio centímetro como máximo. Las ponemos en un bol con agua fría para que suelten el almidón.



Untamos con mantequilla un molde apto para el horno. Sobre el fondo del molde colocamos las lonchas de bacon. Escurrimos las patatas y las secamos bien. Colocamos sobre el bacon una capa de patatas, procurando que no queden huecos libres. Sobre las patatas, colocamos el queso rallado (es mejor ser generoso con la cantidad de queso, yo me quedé corta en esta primera capa).



Ponemos otra capa de patatas, otra de queso y terminamos con una capa de patatas.

Batimos los huevos con la nata. Vertemos el líquido en el molde, no es necesario que llegue hasta el borde del mismo.



Llevamos el pastel del horno y horneamos a 190ºC durante 50 minutos, o hasta que las patatas estén hechas.

Desmoldamos el pastel dando la vuelta al molde sobre un plato.






jueves, 26 de marzo de 2015

Galletas de canela


Hace tiempo que vi esta receta en el blog de Galletas de Cereza y como todo lo que lleva canela me gusta, tenía pendiente hacerla.

Ella lo llama "bollitos de canela" pero no tienen textura de bollo, así que para no llevarnos a engaño, yo los renombro como galletas de canela. Cuando los hice creí que me había confundido en algún paso de la receta, pero es que no tiene ninguna dificultad ni llevan ningún ingrediente que le pueda dar la textura de un bollo. 


INGREDIENTES:

Harina: 150 gramos.
Azúcar: 50 gramos.
Canela: 1 cucharadita (más la necesaria para cubrirlas una vez formadas).
Huevo: 1.
Mantequilla (a temperatura ambiente): 60 gramos.


ELABORACIÓN:

Precalentamos el horno a 190ºC.

En un bol, mezclamos todo los ingredientes hasta obtener una masa homogénea.

Hacemos bolitas con la mano y las rebozamos en canela. Les damos forma redonda y las ponemos en la bandeja del horno.

Horneamos durante 20 minutos.

Con estas cantidades salen poquitas galletas, así que podéis doblar los ingredientes con tranquilidad.

miércoles, 25 de marzo de 2015

Galletas de canela (Cecomixer)



Hace tiempo que vi esta receta en el blog de Galletas de Cereza y como todo lo que lleva canela me gusta, tenía pendiente hacerla.

Ella lo llama "bollitos de canela" pero no tienen textura de bollo, así que para no llevarnos a engaño, yo los renombro como galletas de canela. Cuando los hice creí que me había confundido en algún paso de la receta, pero es que no tiene ninguna dificultad ni llevan ningún ingrediente que le pueda dar la textura de un bollo. 


INGREDIENTES:

Harina: 150 gramos.
Azúcar: 50 gramos.
Canela: 1 cucharadita (más la necesaria para cubrirlas una vez formadas).
Huevo: 1.
Mantequilla (a temperatura ambiente): 60 gramos.


ELABORACIÓN:

Precalentamos el horno a 190ºC.

En el bol, mezclamos todo los ingredientes y batimos con el batidor plano durante 2 minutos a velocidad 4.

Hacemos bolitas con la mano y las rebozamos en canela. Les damos forma redonda y las ponemos en la bandeja del horno.

Horneamos durante 20 minutos.

Con estas cantidades salen poquitas galletas, así que podéis doblar los ingredientes con tranquilidad.

lunes, 23 de marzo de 2015

Macarrones con queso al estilo americano (tradicional o Cecomixer)



Cuando vi esta receta en el blog de Nenalinda me gustó mucho, así que pensando en la comida del domingo decidí que era la ocasión perfecta para probarla. ¡Ha sido todo un acierto! Si os gusta la pasta, estos macarrones con extra de queso os van a encantar. Además, podemos aprovechar los restos de queso que tengamos por la nevera, así matamos dos pájaros de un tiro.


INGREDIENTES (para 4 personas):

Macarrones: 320 gramos.
Bacon: 100 gramos.
Queso rallado.
Pan rallado.
Queso variado: 150 gramos.

Para la salsa bechamel:
Mantequilla: 50 gramos.
Harina: 50 gramos.
Leche: 600 mililitros.
Nuez Moscada.

Valores nutricionales (por ración):
Kilocalorías: 737.
Hidratos de carbono: 76 gramos.
Grasas: 36 gramos.
Proteínas: 28 gramos.

Precio (por ración): 1,05€.


ELABORACIÓN (tradicional):

Cocemos la pasta, escurrimos y reservamos.

Preparamos la bechamel como tengamos costumbre de hacerla. Cuando esté hecha le añadimos los 150 gramos de queso variado y el bacon cortado en tiras. Removemos para que el queso se funda.

Precalentamos el horno a 180ºC.

Mezclamos los macarrones con 2/3 de la salsa bechamel. El tercio que nos sobra lo utilizamos para cubrir los macarrones.

Por encima de la salsa ponemos el queso rallado y el pan rallado.

Llevamos la fuente al horno hasta que los macarrones estén gratinados.


ELABORACIÓN (Cecomixer):

Ponemos agua en la cubeta con un poco de sal. Programamos a 100ºC hasta que empiece a hervir.
En ese momento, añadimos los macarrones y programamos el tiempo según nos indique el envase. Ponemos 100ºC y velocidad -3.

Cuando los macarrones estén cocidos, escurrimos y reservamos.

Preparamos la bechamel poniendo en la cubeta la mantequilla, la leche, la harina y la nuez moscada. Programamos 8 minutos, velocidad 6, temperatura 100ºC con el amasador de silicona. Cuando esté hecha le añadimos los 150 gramos de queso variado y el bacon cortado en tiras. Programamos 2 minutos a velocidad 1 para que el queso se funda.

Precalentamos el horno a 180ºC.

Mezclamos los macarrones con 2/3 de la salsa bechamel. El tercio que nos sobra lo utilizamos para cubrir los macarrones.

Por encima de la salsa ponemos el queso rallado y el pan rallado.

Llevamos la fuente al horno hasta que los macarrones estén gratinados.






viernes, 20 de marzo de 2015

Pan de aceite



Esta receta la vi en el blog de Ma Petite Boulangerie. Es un pan muy sencillo y muy fácil de hacer.


INGREDIENTES:

Harina de trigo: 350 gramos.
Agua: 190 mililitros.
Aceite de oliva: 3 cucharaditas y media.
Sal: 1 cucharadita.
Azúcar: 2 cucharaditas y media.
Leche en polvo: 1 cucharada y media.
Masa madre: 87 gramos.
(Si no tenemos masa madre y queremos utilizar levadura fresca, serán 7 gramos. Si la levadura es seca, 2´33).


ELABORACIÓN:

En un bol ponemos todos los ingredientes y los mezclamos. Sacamos la masa del bol y amasamos durante 10 minutos. Dejamos que la masa repose durante 30 minutos.

Repetimos este proceso dos veces más. En total, habremos hecho esto:

1) Amasado de 10 minutos-Reposo de 20 minutos.
2) Amasado de 10 minutos-Reposo de 20 minutos.
3) Amasado de 10 minutos-Reposo de 20 minutos.

Pasamos la masa a un bol aceitado, tapamos con papel film y metemos en la nevera a fermentar. Mi masa ha estado 19 horas. 

Sacamos la masa de la nevera y la dejamos 3 horas a temperatura ambiente (18ºC en mi caso).

Volcamos la masa sobre la superficie de trabajo enharinada y desgasificamos.

Le damos forma. Para ello, nos imaginamos que la masa es un cuadrado y llevamos las cuatro esquinas hacia el centro, dándole tensión a la masa.Pasamos la masa al banneton enharinado para la segunda fermentación. 

Si no tenemos un banneton podemos coger cualquier recipiente, cubrirlo con un paño de algodón enharinado y poner allí el pan.

Y si no queremos hacerlo así, simplemente le damos la vuelta al pan dejando el pliegue hacia abajo y lo colocamos sobre un papel de horno. Espolvoreamos harina por encima y lo tapamos con un paño de algodón.

Precalentamos el horno a 250ºC.

Después de 1 hora a 18ºC el pan está listo para hornear. Para comprobar si el pan está correctamente fermentado podemos utilizar la prueba del dedo.

Para cocerlo tenemos dos opciones:

- En una olla de hierro fundido: en este caso, calentaremos la olla con tapa a la vez que se calienta el horno. Metemos el pan dentro de la olla. Apagamos el horno y lo dejamos durante 10 minutos apagado. Pasado este tiempo, destapamos la olla y encendemos el horno a 220º, horneando durante 20 minutos.

- Sobre la bandeja: en este caso, pondremos una bandeja metálica sobre el suelo del horno. Cuando metemos el pan en el horno, volcamos medio vaso de agua sobre la bandeja metálica y apagamos el horno durante 10 minutos. Pasado este tiempo, retiramos la bandeja con agua y seguimos cocinando a 220ºC durante 10 minutos.

En ambos casos, una vez apagado el horno dejamos que el pan repose durante 10 minutos con la puerta entreabierta. Después, lo ponemos a enfriar sobre una rejilla.





jueves, 19 de marzo de 2015

La prueba del dedo


Hace unos días, en el foro de Mundorecetas me preguntaron cómo comprobaba que el pan estaba listo para meter en el horno. Esa es la parte más "complicada" a la hora de hacer el pan porque puede estropearnos todo el trabajo. 

La masa del pan es una masa viva y su crecimiento depende de la temperatura ambiental y del fermento que utilicemos.

Para saber si el pan está preparado para hornear, hay una forma muy sencilla de comprobarlo: tocando :)

Posamos la yema del dedo sobre el pan y hacemos una ligera presión. Pueden ocurrir tres cosas:

- La marca del dedo se queda hundida: al pan le falta fermentación.
- La masa recupera la forma rápidamente: el pan está sobrefermentado. Es decir, llegamos tarde.
- La masa recupera la forma lentamente y no llega a quedarse lisa: el pan está listo.

Cuando el pan está listo tenemos que tener el horno caliente...no nos va a esperar!

Otra manera de comprobar la fermentación es hacer un corte limpio con un cuchillo y observar si hay miga. Este procedimiento es muy sencillo pero no nos sirve si el pan lo tenemos fermentando en la posición en la que va a entrar en el horno, porque nos saldrá un pan con varios cortes (claro, existe la posibilidad de que al primer corte se vea ya la miga, pero no siempre nos ocurrirá eso :) ).

martes, 17 de marzo de 2015

Bizcocho de chocolate sin huevos (Cecomixer)





Es la misma receta pero adaptada a Cecomixer. Del blog de Nenalinda :)

Está mucho más rico 24 horas después de hacerlo.


INGREDIENTES:

Harina: 200 gramos.
Azúcar: 220 gramos.
Cacao en polvo: 75 gramos.
Leche: 450 mililitros.
Aceite de girasol: 40 mililitros.
Levadura: 1 sobre.


ELABORACIÓN:

En el bol de la Cecomixer ponemos la harina tamizada, el azúcar, el cacao y la levadura. Con las varillas programamos 1 minuto a velocidad 1.

En un bol, mezclamos el aceite con la leche.

Añadimos la leche y el aceite a la mezcla que tenemos en el bol y programamos 4 minutos a velocidad 4.

Precalentamos el horno a 180ºC.

Untamos el molde con aceite y espolvoreamos con harina. Vertemos la masa en el molde y horneamos 45 minutos.

Dejamos enfriar sobre una rejilla y desmoldamos.



lunes, 16 de marzo de 2015

Bizcocho de chocolate (sin huevos)


Hoy os traigo un bizcocho de chocolate que vi en el blog de Siguiendo a Nenalinda. Es un bizcocho sencillo pero muy sabroso y que podemos utilizar como base para alguna tarta.

Está mucho más rico 24 horas después de hacerlo :)


INGREDIENTES:

Harina: 200 gramos.
Azúcar: 220 gramos.
Cacao en polvo: 75 gramos.
Leche: 450 mililitros.
Aceite de girasol: 40 mililitros.
Levadura: 1 sobre.


ELABORACIÓN:

En un bol mezclamos la harina tamizada, el azúcar, el cacao y la levadura. Removemos bien.

En otro bol mezclamos la leche y el aceite.

Juntamos el contenido de los dos boles y batimos con las varillas hasta obtener una masa homogénea.

Precalentamos el horno a 180ºC.

Untamos el molde con mantequilla y espolvoreamos con harina.

Vertemos la masa en el molde y horneamos durante 45 minutos.

Dejamos enfriar sobre una rejilla y desmoldamos.




domingo, 15 de marzo de 2015

Codillo en Crock-Pot




Desde hace unas semanas, venden en Lidl y en Simply codillo de cerdo en salmuera. Es una carne económica, así que la compramos pensando en que si no nos gustaba la pérdida no sería muy grande :)

En Alemania se consume mucho, así que en todas las ferias de la cerveza que se hacen en España es fácil poder degustarlos.

Es la parte que va entre el jamón y el pie, por lo que es una parte muy musculosa. Además, tiene mucha grasa, así que con un codillo de 1 kilo sólo sacaremos dos raciones (normales).

En cuanto lo compré, pensé que era ideal para hacer en la Crock-Pot. Y no me equivoqué :)


INGREDIENTES:

Codillo.
Aceite de oliva.
Mostaza.
Miel.
Ajo. 
Tomillo.
Vino blanco.


ELABORACIÓN:

Desalamos el codillo dejándolo unas 12 horas en agua.

Ponemos en el fondo de la olla un chorrito de aceite de oliva. Colocamos el codillo (después de escurrirle el agua) y ponemos sobre él otro chorrito de aceite de oliva, un poco de vino blanco, una cabeza de ajos enteros y el tomillo.

En un bol, mezclamos una cucharada de miel con una cucharada de mostaza. Yo utilizo esta mostaza:




Se encuentra fácilmente en Carrefour. No quería utilizar una mostaza francesa para que no le diese demasiado sabor.


Untamos el codillo con la mezcla y encendemos la olla en temperatura baja. Dejamos que cocine durante 6 horas.


viernes, 13 de marzo de 2015

Molletes



El mollete es un pan típico de Andalucía. Es un pan muy tierno, ideal para tomar con un chorrito de un buen aceite de oliva y si lo acompañamos con jamón tenemos un plato exquisito.

Yo he ido probando todas las recetas que encuentro y esta que os traigo hoy, que la encontré en Amigos del Pan Casero,  nos da como resultado un pan muy tierno. Espero que os guste tanto como a mi.


INGREDIENTES:

Masa madre: 250 gramos.
Harina de trigo: 400 gramos.
Agua: 150 mililitros.
Manteca de cerdo: 20 gramos.
Sal: 10 gramos.


ELABORACIÓN:

Mezclamos y amasamos todos los ingredientes. Aceitamos un bol y metemos la masa en él. Tapamos con papel film y dejamos que fermente. Yo lo tuve 36 horas en nevera.

Sacamos la masa de la nevera, la volcamos sobre la superficie de trabajo y cortamos porciones de 90 gramos. Boleamos cada una de las porciones y dejamos que reposen durante 15 minutos.

Después del reposo, las aplastamos con la mano y las estiramos desde los extremos: con cada mano cogemos un extremo del mollete y estiramos ligeramente, con cuidado de no desgarrar la masa. 

Ponemos los molletes sobre la bandeja del horno y dejamos que reposen tapados durante 1 hora.

Precalentamos el horno a 180ºC y horneamos 10 minutos a esta temperatura.

Una vez cocidos, dejamos que enfríen sobre una rejilla.

domingo, 8 de marzo de 2015

Pan girasol



¿A que es bonito? Vi la receta en Amigos del Pan Casero y me pareció tan curioso que no pude resistirme. La elaboración es "complicada" pero merece la pena, tanto por lo bien que queda como por su textura similar al hojaldre.


INGREDIENTES:

Harina de trigo: 700 gramos.
Azúcar: 15 gramos.
Sal: 10 gramos.
Leche: 250 mililitros.
Aceite de oliva: 100 mililitros.
Huevos: 2.
Masa madre: 175 gramos.

Para decorar:
Yema de huevo: 1
Leche.
Semillas (en mi caso, de chía).

Valores nutricionales (por ración de 100 gramos):
Kilocalorías: 285.
Hidratos de carbono: 46 gramos.
Grasas: 7 gramos.
Proteínas: 8 gramos.


Precio (por ración de 100 gramos): 0,16€.


ELABORACIÓN:

Mezclamos todos los ingredientes y amasamos.

Ponemos la masa en un bol aceitado, cubrimos con papel film y dejamos que fermente. Yo la tuve 72 horas en nevera.

Sacamos la masa de la nevera, la volcamos sobre una superficie enharinada y la dividimos en tres trozos: uno grande, otro mediano y otro pequeño:



El trozo grande lo dividimos en cinco trozos del mismo tamaño. Cogemos un papel de horno, lo untamos con aceite y sobre él damos forma de disco al primer trozo. Nos ayudaremos con un rodillo (os aconsejo que dibujéis en el papel el tamaño que queráis darle y recortéis la masa sobrante para que quede más bonito. Yo lo hice a ojo y no todos los discos quedan iguales).

Dejamos ese disco de masa con el papel y hacemos lo mismo con el segundo. Ese segundo disco de masa lo volcaremos sobre el primero. Es muy sencillo, simplemente, le damos la vuelta al papel de horno, procuramos que los extremos coincidan y retiramos el papel de horno. Como el papel tiene aceite, la masa no se pega.

Repetimos la operación 3 veces más. Al final, tendremos cinco discos superpuestos.

Con un cuchillo bien afilado, hacemos cuatro cortes desde el centro hasta los extremos, sin llegar al final de la masa. Nos quedará algo así:



Ahora, echamos hacia atrás los triángulos que hemos marcado en la masa:



Repetimos el mismo proceso con la masa mediana. Hacemos los discos y los cortes. Colocamos la masa mediana en el interior de la grande:



Y abrimos los triángulos, intentando que coincidan en los huecos que quedan entre los triángulos de la masa grande. Con el trozo pequeño de masa, hacemos una bola, la colocamos en el centro de las dos masas y la estiramos hasta que rellene el hueco, de manera que nos quedará algo así:



(Siento la foto tan borrosa)

En un bol, batimos una yema de huevo con un chorrito de leche y pincelamos la superficie del pan (yo me había quedado sin huevos, así que salpiqué la masa con un poquito de agua). Dejamos que fermente por segunda vez.

Encendemos el horno a 200ºC. Antes de meter el pan en el horno espolvoreamos por encima unas semillas, yo puse chía que es lo que tenía en casa.

Horneamos durante 10 minutos a 200ºC y durante 20 minutos más a 180ºC.

Dejamos enfriar el pan sobre una rejilla.








sábado, 7 de marzo de 2015

Patatas al Barbate (tradicional o Crock-Pot)



Esta receta la hacía mi madre muchísimo y cuando me independicé yo también empecé a hacerla con frecuencia. No tiene ningún misterio, es un plato muy rico y sirve como plato único. Todo son ventajas :)


INGREDIENTES (para 4 personas):

Patatas: 800 gramos.
Aceite de oliva.
Pimiento rojo: uno.
Pimiento verde: uno.
Ajo: 4 dientes.
Vino blanco: 100 mililitros.
Bonito en conserva: dos latas.
Salsa de tomate: una cucharada.

Valores nutricionales (por ración):
Kilocalorías: 329.
Hidratos de carbono: 46 gramos.
Grasas: 7 gramos.
Proteínas: 22 gramos.

Precio (por ración): 2,81€.


ELABORACIÓN (tradicional):

En una cacerola, ponemos un chorrito de aceite de oliva y sofreímos el pimiento cortado en tiras. Cuando empiece a coger color añadimos el ajo picado y damos unas vueltas en la sartén.

Añadimos las patatas chascadas y las sofreímos ligeramente.

Añadimos el vino blanco, el bonito (con el aceite de la lata) y la salsa de tomate. Removemos y echamos agua hasta que cubra las patatas.

Cocinamos a fuego lento hasta que las patatas estén tiernas.


ELABORACIÓN (Crock-Pot):

En una cacerola, ponemos un chorrito de aceite de oliva y sofreímos el pimiento cortado en tiras. Cuando empiece a coger color añadimos el ajo picado y damos unas vueltas en la sartén.

Añadimos las patatas chascadas y las sofreímos ligeramente.

Añadimos el vino blanco y subimos el fuego al máximo para que se evapore el alcohol.

Una vez evaporado, pasamos el contenido de la cacerola a la Crock-Pot. Añadimos el bonito (con el aceite de la lata) y una cucharada de salsa de tomate. Echamos agua hasta que cubra las patatas. Removemos.

Encendemos la Crock-Pot en temperatura alta y dejamos cocer durante 4 horas. Como no todas las patatas son iguales puede que necesitemos más o menos tiempo.





jueves, 5 de marzo de 2015

Buñuelos de viento (Cecomixer)




Creo que probé los buñuelos por primera vez hace unos años. En mi familia no se han hecho nunca y ya sabéis como influye la costumbre en nuestra forma de cocinar.

Fue en un viaje a Girona en el 2009 donde los probé y me gustaron tanto que se han convertido en toda una tentación para mi. Eso sí, me gustan sin rellenar (los rellenos y yo no hacemos buenas migas).

Hace unos días vi una receta para hacer la masa en la Thermomix en el blog de 5 Sentidos en la Cocina y pensé en adaptarla a la Cecomixer. Y aquí está el resultado:




INGREDIENTES:

Harina: 170 gramos.
Agua: 250 mililitros.
Mantequilla: 1 cucharada.
Manteca de cerdo: 1 cucharada.
Anís dulce: 1 cucharada.
Levadura: 1 cucharadita.
Azúcar: 1 cucharadita.
Sal: 1 pizca.
Huevos: 4.


ELABORACIÓN:

Ponemos en la cubeta el amasador plano. Echamos el agua, la mantequilla, la manteca, la sal y el azúcar. Programamos 10 minutos a 100ºC, velocidad 1.

Mientras se hace, tamizamos la harina junto con la levadura.

Añadimos la harina y la levadura al agua, ponemos el gancho amasador y programamos 2 minutos a velocidad 4.

Dejamos que la masa se entibie.

Ponemos el batidor de varillas y programamos velocidad 4 mientras vamos añadiendo los huevos poco a poco. Cuando cada huevo esté integrado en la masa, añadiremos el siguiente. Por último, añadimos la cucharada de anís y dejamos que se mezcle con la masa.

Ahora, hay que freírlos. Podemos utilizar aceite de girasol o aceite de oliva suave. Para darles forma yo he utilizado dos cucharas. La manera más sencilla de que queden redonditos es acercando las cucharas al aceite, llegando a sumergir un poquito la cuchara que lleva la masa.

Hay que ponerlos bastante separados, porque crecen al freírlos :).

Los dejamos en un plato cubierto con papel de cocina para que absorban el aceite de la fritura y los pasamos por azúcar (con canela, en mi caso).