martes, 15 de diciembre de 2015

Pizzadillas


¿Cuántas veces habéis visto una receta en un blog con una estética preciosa y os habéis lanzado a repetirla con un resultado espantoso?

Porque a mi me ha pasado unas cuantas veces y eso que ya no arriesgo mucho. Las florituras y cosas bonitas no van conmigo, lo siento. Ya no me empeño en que me salgan esas cucadas que veo por todas partes.

Pero hace unos días...caí. Aparentemente parecía algo sencillísimo, ¡hasta con fotos del paso a paso! Pero...no. La culpable de todo podéis verla aquí.

La primera vez que tropecé una vez con esa piedra conseguí una cosa rara, que estaba muy rica pero que no se podía publicar. No era lo que yo había visualizado.



Pero como ya sabéis que nos gusta tropezar dos veces con la misma piedra, la semana siguiente volví a intentarlo.

Y de aquellos polvos vinieron estos lodos: las pizzadillas.


INGREDIENTES (para 16 pizzadillas):

Salchichón: 16 lonchas.
Salsa de tomate.
Queso parmesano en polvo.


ELABORACIÓN:

Hacemos la masa de la pizza.

Una vez que está lista para ser cocinada, espolvoreamos la superficie de trabajo con harina y estiramos la masa con un rodillo. Si ofrece resistencia la dejamos reposar 5 minutos y seguimos estirando.

Con un cortapastas, del diámetro que más nos guste, hacemos porciones redondas de la masa. En cada porción echamos una cucharadita de salsa de tomate, una loncha de salchichón y un poco de queso rallado o en polvo. Cerramos la masa como si fuese una empanadillla.



Y vamos colocando cada porción en el recipiente que vayamos a utilizar para la cocción. Las distribuimos como si fuese petálos de una flor empezando por los que están más cerca del borde. Terminamos espolvoreando queso por encima.


Calentamos el horno a 220ºC y horneamos hasta que la masa esté dorada.



2 comentarios: