jueves, 2 de abril de 2015

Chapata con masa madre



La chapata es un pan con mucha humedad, así que es una masa que se trabaja de una manera diferente a la de otros panes, sobre todo a la hora de formarlo. Las primeras que hagamos seguramente no nos quedarán como nos hubiese gustado, pero enseguida le cogeremos el tranquillo.

Es un pan de origen italiano y es ideal para hacer bocadillos.


INGREDIENTES:

Harina de trigo: 500 gramos.
Agua: 365 mililitros.
Masa madre: 150 gramos.
Sal: 10 gramos.

Valores nutricionales (por 100 gramos):
Kilocalorías:198.
Hidratos de carbono: 42 gramos.
Grasas: 1 gramo.
Proteínas: 6 gramos.

Precio (por ración de 100 gramos): 0,07€.



ELABORACIÓN:

En un bol, ponemos la harina, el agua y la masa madre. Mezclamos los ingredientes y dejamos que repose durante 30 minutos. 

Pasado este tiempo, añadimos la sal y amasamos. Necesitaremos utilizar el amasado francés para poder manejar la masa.

Una vez amasada, la pasamos a un bol aceitado y la tapamos para que fermente. Cada hora (durante 3 horas), le hacemos unos pliegues (nos imaginamos que la masa es cuadrada y estiramos y plegamos cada lado del cuadrado). En total, habremos plegado la masa 3 veces.

Según la temperatura, la masa tardará más o menos en fermentar. Al tener masa madre, la fermentación es más lenta que con levadura. Yo la tuve 6 horas a 18ºC.

Una vez que esté lista, volcamos la masa sobre una superficie enharinada. Al ser tan líquida, simplemente la dejamos caer sobre la superficie de trabajo. Enharinamos la superficie de la masa. Con las manos enharinadas le damos forma rectangular. 

Con un cuchillo dividimos la masa en tres piezas. Ponemos un papel de horno sobre la bandeja del horno.

Agarramos cada chapata por los extremos con las dos manos (de manera que se encogerá, si no queremos perder la masa por el camino) y la llevamos a la bandeja del horno. Al depositarla, la estiraremos y recuperará su forma original.

Precalentamos el horno al máximo de su temperatura y ponemos una bandeja metálica sobre el fondo.

Mientras tanto, las chapatas fermentarán por segunda vez.

Cuando el horno esté caliente, metemos el pan en la parte más baja del horno y volcamos medio vaso de agua sobre la bandeja metálica. Cocinamos durante 10 minutos con calor abajo.

Pasados estos 10 minutos, retiramos la bandeja con agua y bajamos la temperatura a 210ºC. Mantenemos esta cocción durante 15 minutos. Si nos gustan más tostadas, podemos dejarlas unos minutos más.

Apagamos el horno, entreabrimos la puerta y dejamos el pan reposando durante 15 minutos.







No hay comentarios:

Publicar un comentario