martes, 17 de noviembre de 2015

Caldo de pollo en Crock-Pot


Este caldo es el primer plato en nuestras cenas desde octubre hasta abril. No hay nada mejor en las épocas de frío que una sopa caliente para templarse. Me gusta hacer mucha cantidad y congelarlo, así que todos los años lo preparaba en la olla más grande que tenía.

Cuando vi que existía una Crock-Pot de 8 litros sabía que tenía que comprarla aunque solo fuese para preparar el caldo. Lo bueno de la Crock-Pot es que aunque se ponga mucha agua como potencia tanto los sabores sigue saliendo un caldo sabroso. Con ella salen unas 20 raciones.


INGREDIENTES:

Pollo: 1 carcasa.
Zanahoria: 2.
Puerro: 2.
Hueso de jamón: 1.
Morcillo de ternera: 250 gramos.
Hueso blanco: 1.
Gallina: 1/4.


ELABORACIÓN:

Pelamos la zanahoria y el puerro. Echamos todos los ingredientes en la Crock-Pot, llenamos de agua y dejamos cocinar 24 horas en temperatura baja.

Una vez hecho lo colamos para eliminar las impurezas y guardamos la carne para preparar croquetas, ropa vieja...

Metemos el caldo en la nevera y al día siguiente quitamos la grasa. Yo dejo la mitad  de la grasa porque nos gusta más así.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada