martes, 13 de octubre de 2015

Pan de queso de cabra y pimienta negra






INGREDIENTES:

Harina de trigo: 300 gramos.
Agua: 150 mililitros.
Aceite de oliva: 4 cucharadas.
Sal: una cucharadita.
Azúcar: una cucharada.
Queso de rulo de cabra: 100 gramos.
Pimienta negra: una cucharadita.
Masa madre: 75 gramos.

Valores nutricionales (por porción de 100 gramos):
Calorías: 295.
Hidratos de carbono: 44 gramos.
Grasas: 10 gramos.
Proteínas: 7 gramos.

Precio (por porción de 100 gramos): 0,28€.


ELABORACIÓN:

En un bol mezclamos el agua y la harina y dejamos que repose tapado durante media hora. Mientras reposa, cortamos el queso en dados pequeños.

Añadimos el resto de los ingredientes (excepto el queso y la pimienta) y amasamos con reposos; esto es, amasado de unos 5 minutos y reposo de 10 minutos. Este proceso debemos repetirlo hasta que la masa esté lisa, sin grumos.

Pasamos la masa a un bol con aceite y añadimos el queso y la pimienta. Plegamos la masa sobre sí misma, imaginándonos que es un cuadrado estiramos y doblamos hacia el centro cada lado. Cubrimos el bol con papel film y dejamos que repose durante 30 minutos.

Este proceso lo repetimos dos veces más. Después del tercer plegado dejamos que fermente, a temperatura ambiente o en nevera.

Este sería el proceso:

Plegado - Reposo de 30 minutos - Plegado - Reposo de 30 minutos – Plegado – Fermentación.

Cuando la masa haya subido la volcamos sobre la superficie de trabajo, la desgasificamos y la preformamos. Dejamos que la masa repose media hora y le damos forma.

Encendemos el horno a 200ºC con una bandeja metálica en el suelo del horno.

Cuando el pan esté listo para ser horneado lo metemos en el horno; volcamos medio vaso de agua en la bandeja que habíamos dejando en el suelo del horno y apagamos el horno, dejándolo así 10 minutos.

Pasados estos 10 minutos lo encendemos a 200ºC con calor sólo abajo, durante 10 minutos.

A continuación encendemos ambas resistencias, pulverizamos el pan con agua, y horneamos 35 minutos más o hasta que el pan esté hecho (para comprobarlo daremos unos golpes con el dedo en la base del pan, si suena a hueco es el momento de sacarlo).

Lo dejamos enfriar sobre una rejilla antes de cortarlo.


6 comentarios:

  1. Me encantaria este pan con el queso de cabra, que pena no poder meter la mano y coger un trozo seguro estaba de muerte relenta , te ha quedado divisinisimo.
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar
  2. Que rico ,,casi que asi solo pasa bien,,en casa no quieren queso cabra con lo que a mi me gusta,,,un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sacrilegio! a mi también me gusta mucho. Casi se lo pondría hasta el café XD

      Eliminar
  3. Esto panes piden a gritos conjuntarlos en bocata..... si ponemos bacon ¿será un bocata de bacon queso de cabra?. Seguro que en top chef no se les ha ocurrido.

    ResponderEliminar