martes, 18 de agosto de 2015

Pan con queso azul



No es la primera vez que hago un pan con queso azul. Aquí podéis ver el que hice hace meses.

Esta es una receta diferente que tenía guardada de hace tiempo, cuando la vi en el blog de El Guiso de Mararía.

Es una masa complicada de trabajar porque el queso azul da mucha humedad. Yo llegué a plantearme hacerlo en un molde pero al final decidí hacer algo parecido a una chapata.



INGREDIENTES:

Harina de trigo: 450 gramos.
Agua: 240 mililitros.
Azúcar: 1 cucharadita.
Aceite de oliva: 3 cucharadas.
Sal: 2 cucharaditas.
Queso azul: 70 gramos.
Masa madre: 100 gramos*.
*Se puede sustituir por 9 gramos de levadura fresca o por 3 gramos de levadura seca.



ELABORACIÓN:

En un bol mezclamos todos los ingredientes excepto la masa madre. Tapamos con un paño y dejamos que repose durante 30 minutos.

Añadimos la masa madre y empezamos a amasar. Yo he amasado intercalando con reposos hasta que la masa estaba lisa.

Pasamos la masa a un bol con aceite y hacemos 4 pliegues; imaginando que la masa es un cuadrado, estiramos y plegamos cada uno de los lados.

Tapamos el bol con papel film y dejamos que repose durante 30 minutos.

Repetimos el plegado y el reposo y plegamos por tercera, y última, vez.

A partir de ese momento dejamos que la masa fermente, bien a temperatura ambiente o en la nevera.

Cuando la masa esté fermentada la volcamos sobre la mesa de trabajo enharinada. Desgasificamos, nos enharinamos bien las manos y le damos forma ligeramente. Es una masa muy pegajosa.

Espolvoreamos harina por encima, cubrimos con un paño y dejamos que repose durante 30 minutos.

Pasado este tiempo colocamos papel de horno sobre la bandeja del horno y colocamos la masa en él. Para "obligarla" a que suba hacia arriba hacemos un pliegue al papel a cada lado del pan y colocamos un tope. Así la masa no se desparramará.

Encendemos el horno a 250ºC con una bandeja metálica sobre el suelo del mismo.

Cuando el pan haya fermentado lo metemos en el horno, volcamos medio vaso de agua sobre la bandeja metálica y dejamos encendidas únicamente las resistencias inferiores.

Pasados 10 minutos retiramos la bandeja con agua, encendemos ambas resistencias y bajamos la temperatura a 220ºC. Horneamos durante 30 minutos más.


2 comentarios:

  1. Dan ganas de meter la mano y dar cuenta de un caxo con lo quesera que soy no podria parar de comerlo uummmmm.
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también soy fanática del queso así que te entiendo perfectamente :*

      Eliminar