jueves, 6 de agosto de 2015

Cuajadera de pollo (tradicional o Crock-Pot)


Esta receta la vi en el blog de La Cocinita de Marisalas. Ella la prepara en el horno pero yo elegí hacerlo en la Crock-Pot porque es como más me gusta la carne.


INGREDIENTES (para 4 personas):

Muslos de pollo: 4.
Tomate maduro: 4.
Aceite de oliva.
Vino blanco: 200 mililitros.
Sal.
Pimienta.
Azafrán.

Valores nutricionales (por ración):
Calorías: 276.
Hidratos de carbono: 3 gramos.
Grasas: 9 gramos.
Proteínas: 40 gramos.

Precio (por ración): 1,41€.


ELABORACIÓN (tradicional):

Encendemos el horno a 250ºC.

Lavamos los tomates, los secamos y los cortamos en rodajas de un centímetro. Salpimentamos el pollo.

Cubrimos una bandeja de horno con papel sulfurizado. Encima colocamos las rodajas de tomate y los muslos. Ponemos un chorrito de aceite de oliva.

En un bol ponemos el vino blanco y deshacemos en él el azafrán. Regamos con este caldo el pollo y metemos la bandeja en el horno.

Horneamos durante una hora, aproximadamente, vigilando durante la cocción que la carne no se quede seca. A mitad de cocción sacamos la bandeja del horno y con una cuchara regamos el pollo con la salsa que hay en la bandeja. Si es necesario más líquido podemos añadir un poco de agua.


ELABORACIÓN (Crock-Pot):

Lavamos y cortamos los tomates en rodajas de un centímetro. Los colocamos en el fondo de la Crock-Pot.

Salpimentamos el pollo y lo doramos en una sartén con un chorrito de aceite de oliva.

Colocamos el pollo sobre el tomate y ponemos un chorrito de aceite de oliva.

En un bol mezclamos el vino blanco con unos pistilos de azafrán.

Echamos el vino en la sartén para que se evapore el alcohol, ya que la Crock-Pot no llega a alcanzar la temperatura suficiente para hacerlo.

Una vez que se haya evaporado pasamos la salsa a la Crock-Pot y cocinamos durante 4 horas en temperatura alta.




No hay comentarios:

Publicar un comentario