jueves, 6 de agosto de 2015

Champiñones con pollo al estilo oriental



¿Qué ocurre cuando compras champiñones frescos pensando en hacerlos al ajillo para la cena y te sobran unos filetes de pollo del mediodía? Pues que hay que inventar cómo combinarlo :) Y de ahí esta receta que desde ahora pasa a formar parte de mi recetario habitual por lo riquísima que esta.


INGREDIENTES (para dos personas):

Champiñones: 500 gramos.
Pechuga de pollo: 250 gramos.
Zumo de un limón.
Salsa de soja: 3 cucharadas.
Ajo: 2 dientes.
Aceite de oliva.


ELABORACIÓN:

Fileteamos la pechuga y la cortamos en trozos de 1 centímetro de ancho. Reservamos.

En un bol mezclamos el zumo de un limón y las 3 cucharadas de salsa de soja. Añadimos la pechuga de pollo, removemos bien, tapamos con papel film y lo metemos en la nevera durante 4 horas.

Una vez pasado el tiempo limpiamos y fileteamos los champiñones. Reservamos.

Pelamos los dientes de ajo y los fileteamos.

En una sartén grande ponemos un chorrito de aceite de oliva. Cuando está caliente añadimos el ajo y lo sofreímos hasta que empiece a dorarse. 

En ese momento añadimos los champiñones y los rehogamos. Si vemos que necesitan más aceite se lo añadimos. 

Damos unas vueltas en la sartén y añadimos la pechuga escurrida (el caldo lo guardamos, lo utilizaremos al final de la receta). Mezclamos bien todos los ingredientes.

Bajamos el fuego y vamos removiendo hasta que todo el agua que sueltan los champiñones se haya evaporado.

En ese momento añadimos el caldo en el que se había marinado el pollo y mezclamos de nuevo.

¡Y de la sartén a la mesa!



2 comentarios:

  1. Ummmm ricos ricos no lo dudo ni un segundo ,de buena gana daba cuenta de ese plato te ha quedado de rexupete.
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar