domingo, 30 de agosto de 2015

Berenjenas a la parmesana (Crock-Pot o tradicional)



Estos días me han regalado berenjenas, así que estoy aprovechando para preparar recetas nuevas. Normalmente las como asadas, rellenas o en pisto, pero de vez en cuando apetece innovar.


INGREDIENTES (para 4 personas):

Berenjena: 1 kilo.
Mozzarella: 3 bolas.
Salsa de tomate: 500 mililitros.
Queso parmesano rallado.
Orégano.
Albahaca fresca.
Aceite de oliva.


ELABORACIÓN (Crock-Pot):

Lavamos, secamos y cortamos la berenjena en rodajas de 1 centímetro de ancho. Las salamos y las colocamos en un escurridor para que suelten el amargor. Yo las dejo unas dos horas, pero si no tengo tanto tiempo, lo acorto.

Las lavamos y las secamos bien.

Para que la berenjena esté más sabrosa las pasamos por la plancha con un chorrito de aceite de oliva. 

Para que nos queden suficientes ingredientes de cada para cada capa vamos a dividirlos antes de empezar a montar el plato.

Dividimos en tres las berenjenas.

Lavamos, secamos y troceamos la albahaca y la dividimos en cuatro.

Cortamos la mozzarella en rodajas y dividimos en tres.

Dividimos la salsa de tomate en cuatro.

Y, por último, el queso parmesano rallado en cuatro.

Colocamos la primera capa de albahaca en el fondo de la olla. A continuación ponemos una capa de salsa de tomate y colocamos las berenjenas:




La mozzarella, el parmesano rallado y repetimos el proceso dos veces más. Después de colocar la última capa de queso rallado finalizaremos con albahaca, salsa de tomate y parmesano rallado.


Encendemos la Crock-Pot y dejamos que se cocine durante 6 horas en temperatura alta. La última media hora destapada para que se evapore el líquido.


ELABORACIÓN (tradicional):

El procedimiento es el mismo: precalentamos el horno a 180ºC.

Colocaremos en una fuente apta para el horno las capas en el mismo orden.

Horneamos durante 20 minutos aproximadamente.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada