sábado, 30 de mayo de 2015

Guisantes con jamón y salsa de tomate



Los guisantes no son una de mis legumbres favoritas pero preparados como la receta de hoy me los como con los ojos cerrados.

Mi madre siempre los preparaba de esta manera, así que es muy probable que esa sea la razón por la que solo me gusten así (ya sabéis que cuando era una niña no era la mejor comedora del mundo...).




INGREDIENTES (para 4 personas):

Guisantes: 600 gramos.
Jamón serrano: 150 gramos.
Patatas: 300 gramos.
Aceite de oliva virgen extra.
Salsa de tomate: 200 gramos.

Valores nutricionales (por ración):
Calorías: 328.
Hidratos de carbono: 40 gramos.
Grasas: 9 gramos.
Proteínas: 21 gramos.

Precio (por ración): 1,6€.


ELABORACIÓN:

Cocemos los guisantes como tengamos costumbre. Yo los compro congelados, así que en 15 minutos están hechos.Escurrimos y reservamos.

Pelamos las patatas, las lavamos, las secamos y las cortamos como si fuésemos a hacer tortilla de patatas. En una sartén calentamos abundante aceite de oliva y las freímos. Una vez fritas, las escurrimos y reservamos.

Troceamos el jamón en dados. En una sartén calentamos un chorrito de aceite de oliva. Cuando esté caliente añadimos el jamón y lo sofreímos ligeramente, lo justo para que empiece a cambiar de color (si nos pasamos el jamón quedará duro).

Bajamos el fuego, añadimos los guisantes y los rehogamos. A continuación, echamos la salsa de tomate y dejamos que de un hervor. Servimos los guisantes con las patatas fritas.








No hay comentarios:

Publicar un comentario