miércoles, 15 de abril de 2015

Tarta de caramelos Pikotas (Cecomixer)







Desde que vi esta receta en el blog de La Casita de Chocolate la tenía entre ceja y ceja. ¡Es tan bonita! Y siendo de queso tenía que gustarme. Y no puedo estar más contenta con el resultado. Es una tarta maravillosa. Ella la preparó con la Thermomix y yo la he adaptado a la Cecomixer.


INGREDIENTES:

Para la base:
Galletas "Digestive": 200 gramos.
Mantequilla: 100 gramos.

Para el relleno:
Gelatina neutra: 6 láminas.
Pikotas: 100 gramos.
Nata para montar: 500 mililitros.
Azúcar glass: 50 gramos.
Queso de untar: 250 gramos.
Leche: 150 mililitros.

Para la cobertura:
Gelatina neutra: 3 láminas.
Pikotas: 100 gramos.
Leche: 200 mililitros.
Colorante rojo.

Valores nutricionales (por porción de 100 gramos):
Kilocalorías: 324.
Hidratos de carbono: 22 gramos.
Grasas: 24 gramos.
Proteínas: 3 gramos.

Precio (por porción de 100 gramos): 0,51€.


ELABORACIÓN:

Sacamos la mantequilla de la nevera y dejamos que se atempere.

En la jarra licuadora colocamos 100 gramos de galletas troceadas y programamos 2 minutos a velocidad 10. Reservamos las galletas trituradas y repetimos con los otros 100 gramos.

Colocamos en el bol las galletas con la mantequilla y programamos 2 minutos a velocidad 6 temperatura 25ºC con el gancho amasador. Si la mantequilla está blandita no hace falta poner la temperatura.

Ponemos la mezcla repartida en un molde apretando con las manos. Será la base de la tarta. Llevamos el molde al congelador.

Ponemos en remojo con agua fría las 6 láminas de gelatina.

En la jarra licuadora ponemos los 100 gramos de caramelos y trituramos durante 1 minuto y 20 segundos a velocidad 5-7-9 (40 segundos en cada velocidad).

Ponemos en el bol las barillas y la nata y programamos 2 minutos a velocidad 10 para montarla. Añadimos el azúcar glass (si no tenemos, lo prepararemos en la jarra licuadora, 1 minuto a velocidad 10) y el queso y programamos 1 minuto a velocidad 3. Reservamos la mezcla en un bol.

Ponemos en el bol, con el mezclador de silicona, la leche y los caramelos triturados y programamos 4 minutos a velocidad 3 y 100ºC de temperatura.

Escurrimos la gelatina que teníamos a remojo y la añadimos al bol con la leche y los caramelos. Le damos unas vueltas durante 30 segundos a velocidad 4.

Dejamos que la mezcla se entibie y la añadimos al bol donde tenemos reservada la mezcla de nata y queso. Mezclamos con una lengua de silicona suavemente.

Sacamos la base de la tarta que teníamos en el congelador y vertemos el relleno sobre ella. Llevamos la tarta a la nevera durante dos horas como mínimo.

Cuando haya pasado este tiempo, preparamos la cobertura. Primero, ponemos a remojo en agua fría las tres láminas de gelatina.

En la jarra licuadora trituramos los 100 gramos de caramelos durante 1 minuto y 20 segundos a velocidad 5-7-9 (40 segundos en cada velocidad). 

Ponemos en el bol la leche con los caramelos triturados y el mezclador de silicona y programamos 4 minutos a velocidad 4 y 100ºC.

Escurrimos la gelatina y la añadimos al bol junto con el colorante y mezclamos durante 30 segundos a velocidad 3. Dejamos que se entibie.

Sacamos la tarta de la nevera y volcamos la cobertura sobre una espumadera para evitar que la cobertura se mezcle con el relleno. La espumadera hará que la cobertura caiga más suavemente (no os saltéis este paso como hice yo y la tarta os quedará más bonita).

Metemos la tarta en la nevera hasta que la cobertura se cuaje.




2 comentarios:

  1. Ummmmmmmmmm que ricaaaaaaaa que pena no poder meter la mano y dar cuenta de un caxin seguro estaba de rexupete no hay mas que ver las fotos te ha quedado de relujo.
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias! es de las mejores tartas que he probado :)

      Eliminar