viernes, 10 de abril de 2015

Pan de oliva verde



INGREDIENTES:

Harina: 500 gramos.
Agua: 300 mililitros.
Aceite de oliva: 50 mililitros.
Mantequilla: 30 gramos.
Sal: 10 gramos.
Huevo: 1.
Masa madre: 100 gramos.
Aceituna verde: 125 gramos.
Romero: 1 cucharadita.

Si queremos utilizar levadura seca, sustituiremos los 100 gramos de masa madre por 3 gramos de esta.



ELABORACIÓN:

Mezclamos en un bol la harina, el agua, el aceite de oliva, el huevo, la sal y la masa madre. Una vez que estén mezclados, los pasamos a la superficie de trabajo y amasamos.

Utilizaremos el amasado francés hasta que nuestra masa esté lisa. A mitad del amasado, añadiremos la mantequilla (en trocitos y a temperatura ambiente), las aceitunas (sin hueso y troceadas) y el romero.

Cuando tengamos el pan amasado, lo pasamos a un bol aceitado y lo metemos en la nevera (mínimo 12 horas) o lo dejamos a temperatura ambiente. lo que prefiramos.

Una vez hecha esta primera fermentación, volcamos la masa sobre la superficie enharinada y desgasificamos la masa. Le damos la forma al pan. En este caso, es una hogaza. Nos imaginamos que vamos a hacer un hatillo con la masa. Cogemos un extremo de la misma y lo llevamos hacia el centro. Así con los cuatro lados de la masa (tenemos que imaginarnos que es un cuadrado).

Con el pliegue de la masa hacia arriba, lo ponemos a fermentar por segunda vez en un banneton. Otra opción es darle la vuelta y colocarlo sobre un papel de horno.

En cualquier caso, enharinamos levemente la masa y la cubriremos con un paño de algodón.

Precalentamos el horno a 250ºC. Si queremos cocerlo en una olla, metemos el pan dentro de la olla con la tapa puesta y apagamos el horno durante 10 minutos. Pasado este tiempo quitamos la tapa y seguimos cociendo a 200ºC durante 20 minutos (comprobaremos que el pan está cocido dándole unos toques con el dedo en la base. Si suena a hueco, podemos apagar el horno).

Si queremos cocerlo sobre la bandeja del horno, mientras se calienta el horno pondremos una bandeja metálica en el suelo del horno. Cuando metamos el pan, volcamos medio vaso de agua sobre esa bandeja y apagamos el horno durante 10 minutos. Pasado el tiempo, retiramos la bandeja y encendemos el horno a 200ºC.

En ambos casos, lo que se trata es de conseguir mucha humedad al inicio de la cocción.

Enfriamos el pan sobre una rejilla e intentamos esperar al día siguiente para probarlo ;)

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada