jueves, 30 de abril de 2015

Buñuelos de bacalao

Los buñuelos de bacalao son típicos de los países del Mediterráneo. En cada país se preparan con ligeras variaciones, pero la base (¡obvio!) es el bacalao desmigado.

Lo mejor es que están igual de ricos recién hechos que fríos pasadas unas horas. 






INGREDIENTES: 

Bacalao: 200 gramos.
Patatas: 100 gramos.
Huevos: 2.
Ajo.
Perejil.
Harina: 1 cucharada.
Aceite de oliva.


ELABORACIÓN:

La noche anterior desalamos el bacalao. Se pone en agua templada y se cambia el agua varias veces.

Una vez desalado lo secamos bien y le quitamos la piel y las espinas y lo desmigamos con las manos.

Cocemos las patatas y las aplastamos con un tenedor.

En un bol mezclamos el bacalao, las patatas, la yema de los huevos, el perejil y el ajo picado.

Montamos las dos claras a punto de nieve y las unimos a la mezcla removiendo suavemente.

En una sartén con abundante aceite de oliva los vamos friendo, ayudándonos con dos cucharas. El fuego deberá estar a temperatura media para evitar que se doren muy rápido y que por dentro se queden crudos. Los sacamos de la sartén cuando estén dorados y los escurrimos sobre papel de cocina.



miércoles, 29 de abril de 2015

Panecillos de Viena




Tengo esta receta desde hace años. La vi en el blog de Cocina con Pindorina y suelo prepararla con frecuencia. Es un pan muy tierno y combina muy bien con dulce y con salado.

Esta vez me apeteció hacer bollitos en lugar de un pan grande. Lo malo de los bollitos es que necesitan mucha práctica para hacerlos bien y como no suelo prepararlos mucho, el formado es mejorable.

Me guié por este vídeo de La Cocina de los Elfos:



INGREDIENTES:

Harina de trigo: 600 gramos.
Agua: 200 mililitros.
Leche: 150 mililitros.
Miel: 1 cucharada.
Mantequilla: 30 gramos.
Sal: 10 gramos.
Masa madre: 150 gramos*.
*Podemos sustituirla por 12 gramos de levadura de fresca o por 4 gramos de levadura seca.

Valores nutricionales (por ración de 100 gramos):
Calorías: 244.
Hidratos de carbono: 46 gramos.
Grasas: 4 gramos.
Proteínas: 6 gramos.


Precio (por ración de 100 gramos): 0,12€.


ELABORACIÓN:

Amasamos todos los ingredientes (la mantequilla debe estar a temperatura ambiente) hasta obtener una masa lisa. Pasamos la masa a un bol aceitado que cubrimos con papel film y la dejamos fermentar. Yo la tuve en la nevera durante 22 horas.

Encendemos el horno a 200ºC.

Sacamos la masa de la nevera y cortamos en porciones. Boleamos cada porción y formamos los bollitos como se ve en el vídeo.

Una vez formados, los dejamos reposar sobre la bandeja del horno. Cuando el horno esté caliente y el pan listo hacemos un corte vertical con un cuchillo muy afilado o un cutter. Horneamos a 220ºC durante 20 minutos.

Una vez cocidos los dejamos enfriar sobre una rejilla.

Aquí los panecillos nada más salir del horno:






lunes, 27 de abril de 2015

Trenza "griega" de verduras y queso





¿Cuántas veces se os ha metido entre ceja y ceja un plato y no habéis descansado hasta que lo habéis preparado? Me imagino que muchísimas, ¿verdad? Pues eso es lo que me pasó a mi con este hojaldre relleno. 

Dos días antes había preparado un pimiento y una berenjena asados en el horno para acompañar una carne. Lo que sobró lo guardé en la nevera y el viernes por la noche pensé que sería genial para rellenar un hojaldre. Así que el sábado por la tarde me puse manos a la obra. Y no puedo estar más contenta con el resultado. Es una receta muy sencilla y, para mi, el hojaldre nunca defrauda. Es una apuesta sobre seguro.

En principio pensé en utilizar queso de cabra pero cuando vi este queso en Lidl cambié de idea. Os animo a probarlo si no lo conocéis, tiene un punto ácido muy interesante. Combina genial con las ensaladas.


INGREDIENTES:


Hojaldre: una lámina.
Pimiento asado.
Berenjena asada.
Queso tipo Feta: unos trocitos (no conviene abusar de él porque tiene mucho sabor).
Huevo: 1.


ELABORACIÓN:

Precalentamos el horno a la temperatura de cocción que recomiende el envase del hojaldre.

Extendemos la lámina de hojaldre y la plegamos como un tríptico para marcar el centro que será donde pongamos el relleno.



Abrimos la lámina y hacemos unos cortes transversales.



Pinchamos la parte central con un palillo para evitar que suba durante la cocción.



Troceamos el queso.



Distribuimos el relleno sobre la parte central de la lámina.



Y cerramos la lámina cruzando las tiras que hemos cortado.



Cuando vayamos a introducirla en el horno la pintamos con el huevo batido.



Horneamos hasta que se dore.




Dejamos que se enfríe antes de comerla. Y si la dejamos para el día siguiente, mucho mejor ;) 

Si queremos guardarla para el día siguiente y que el hojaldre no esté blando hay que dejarla enfriar y después taparla.

P.D.: disculpad la calidad de las fotos, pero es que con luz artificial mi móvil no da más de sí ;)

sábado, 25 de abril de 2015

Quesada (no pasiega)




Esta receta me la dio una amiga hace años. A los que os guste el queso no podéis dejar de probarla, seguro que os entusiasma tanto como a mi. Aunque, la verdad, no he encontrado aún un postre a base de queso que no me guste, así que me temo que no soy muy objetiva.


INGREDIENTES:



Huevos: 6.
Quesitos: 6.
Yogur natural: 2.
Nata 35% M.G:: 2 vasos de yogur.
Leche: 4 vasos de yogur.
Azúcar: 3 vasos de yogur.
Harina: 2 vasos.


ELABORACIÓN:

Precalentamos el horno a 200ºC.

En un bol, con unas varillas, batimos los huevos con el azúcar hasta que blanqueen.



Añadimos los quesitos y batimos.



Añadimos los yogures y batimos.



Añadimos la nata y la leche y batimos.



Añadimos la harina tamizada y batimos.



Vertemos la masa en una bandeja untada con mantequilla o cubierta con papel de horno y lo llevamos al horno durante 40 minutos.



viernes, 24 de abril de 2015

Patatas asadas con pimentón y hierbas




El plato de hoy es sencillo, económico y delicioso. ¡No se puede pedir más! Para variar el acompañamiento de cualquier plato, en lugar de las tradicionales patatas fritas o puré de patatas, podemos prepararlas así.

Por la noche cenamos las que habían sobrado y debo decir que aguantan muy bien el recalentado.

La idea la saqué del blog Cocinar con Maribel.


INGREDIENTES (para dos personas):



Patatas medianas: 2.
Aceite de oliva: 4 cucharadas.
Ajo: 1 diente.
Perejil: 1 cucharadita.
Pimentón dulce: 1 cucharadita.
Oregáno: 1 cucharadita.
Sal.


ELABORACIÓN:

Precalentamos el horno a 200ºC.

Lavamos y secamos las patatas. En una fuente apta para el horno pincelamos la base  con aceite de oliva.

Cortamos las patatas por la mitad y con el cuchillo dibujamos un damero de 1 centímetro de profundidad. Pasamos las patatas a la fuente y las salamos.



En un bol preparamos la salsa de las patatas: ponemos el aceite, el pimentón, el ajo (muy picado), el perejil y el orégano. Removemos hasta obtener una pasta.



Con un pincel, untamos las patatas con esta pasa. Debemos reservar la mitad que añadiremos a mitad de cocción.



Horneamos durante 20 minutos. Las sacamos y las pintamos con el resto del aliño. Volvemos a meterlas al horno y continuamos asando hasta que al pincharlas con un tenedor estén tiernas. Dependiendo del tipo de patata necesitaremos más o menos tiempo. Estas estuvieron 40 minutos en total.

miércoles, 22 de abril de 2015

Pan de mantequilla tostada



Esta receta es de Xabier Barriga y la descubrí en el blog de Asopaipas. Los he hecho varias veces pero ayer fue la primera vez que los hacía con masa madre y no en forma de bollitos. La masa madre se come el sabor de la mantequilla tostada, así que en la próxima vez aumentaré la cantidad de la mantequilla porque la gracia de este pan es ese sabor :)


INGREDIENTES:

Harina de trigo: 500 gramos.
Agua: 280 mililitros.
Mantequilla: 30 gramos.
Sal: 10 gramos.
Azúcar: 15 gramos.
Leche en polvo: 10 gramos.
Masa madre: 125 gramos*
*Podemos sustituirla por 10 gramos de levadura fresca o 3,3 gramos de levadura seca.

Valores nutricionales (por ración de 100 gramos):
Calorías: 250.
Hidratos de carbono: 47 gramos.
Grasas: 4 gramos.
Proteínas: 6 gramos.

Precio (por ración de 100 gramos): 0,11€.



ELABORACIÓN:

En un cazo calentamos la mantequilla y la dejamos hasta que empiece a dorarse.

Mezclamos todos los ingredientes y amasamos hasta que la masa esté lisa. Pasamos la masa a un bol aceitado y tapamos con film y dejamos que fermente. En este caso, fueron 28 horas de fermentación en nevera.

Sacamos la masa de la nevera y la volcamos sobre una superficie enharinada. Desgasificamos y formamos.

Dejamos que fermente por segunda vez.

Precalentamos el horno a 250ºC. Necesitamos vapor, así que podemos cocer el pan en una cocotte o sobre la bandeja del horno poniendo una bandeja metálica en la base del horno.

Cuando el pan esté listo lo metemos en el horno y si hemos utilizado la bandeja metálica volcamos medio vaso de agua sobre ella. Si va en la cocotte  la habremos calentado con la tapa a la vez que el horno.

Apagamos el horno durante 10 minutos.

Pasado este tiempo, retiramos la bandeja con agua o destapamos la cocotte, según el método que hayamos elegido para cocer. Encendemos el horno a 220ºC y cocemos durante 30 minutos.

Sacamos el pan del horno y dejamos enfriar sobre una rejilla.



martes, 21 de abril de 2015

Rosquillas de leche








Esta es la historia de un domingo cualquiera en el que decides ponerte a preparar alguna receta de repostería para desayunar el lunes. Encuentras la receta ideal, te pones a preparar los ingredientes y...¡sorpresa!, sólo tienes 4 huevos. Con un hijo adicto a los huevos fritos no puedes arriesgarte a quedarte sin tan preciado tesoro, así que tienes que ponerte manos a la obra y buscar entre las decenas de recetas que tienes guardadas una que lleve, como máximo, un huevo. Y que te apetezca, claro.

Me costó, pero terminé encontrando estas rosquillas que ya había preparado alguna vez. La receta la saqué del blog de The Yellow Kitchen y nos gustan mucho.


INGREDIENTES:

Harina: 350 gramos.
Maizena: 150 gramos.
Azúcar glass: 170 gramos.
Huevo: 1.
Mantequilla a temperatura ambiente: 100 gramos.
Leche: 100 mililitros.
Levadura química: 6 gramos.
Sal: 1 pizca.


ELABORACIÓN:

Batimos la mantequilla con el azúcar glass.

Añadimos el huevo, la leche y la sal y batimos.

Tamizamos la harina con la Maizena y la levadura y lo añadimos a la masa, mezclando bien hasta que todos los ingredientes estén bien integrados. El resultado es una masa fácilmente manipulable.

Sacamos la masa del bol y hacemos un bola con ella. La envolvemos en papel film y la metemos en la nevera durante 30 minutos.

Pasado este tiempo, la sacamos de la nevera y precalentamos el horno a 180ºC. Mientras el horno se calienta formamos las rosquillas.

Estiramos la masa con un rodillo y con ayuda de un cortapastas cortamos las rosquillas. Las ponemos sobre la bandeja del horno que habremos cubierto con papel de horno.

Las horneamos durante 15 minutos. Se quedan blanquitas, no intentéis tostarlas demasiado o no podréis morderlas ;)


lunes, 20 de abril de 2015

Pollo a la cerveza en Crock-Pot




Hoy traigo una receta sencillísima y para chuparse los dedos. La receta la vi en el blog de Cocina con David y os puedo asegurar que es un acierto.


INGREDIENTES:

Pollo.
Aceite de oliva.
Ajo.
Laurel.
Salsa de tomate.
Cerveza.


ELABORACIÓN:

En una sartén ponemos un chorrito de aceite de oliva y sellamos y doramos el pollo. Reservamos en la Crock-Pot.

En el mismo aceite sofreímos los dientes de ajo enteros (si os gusta la cebolla, este sería el momento para sofreírla). Cuando empiecen a dorarse, añadimos dos hojas de laurel y rehogamos.

Añadimos dos cucharadas de salsa de tomate, removemos y añadimos la cerveza. Como vamos a guisar el pollo en la Crock-Pot dejaremos que se evapore el alcohol.

Una vez evaporado, vertemos la salsa sobre el pollo y dejamos que se cocine durante 3 horas a temperatura alta.

Destapamos la olla y la dejamos media hora más para que la salsa se reduzca un poco.




domingo, 19 de abril de 2015

Rosquillas de leche (Cecomixer)





Vamos con la versión Cecomixer de las rosquillas de leche.

La receta la saqué del blog de The Yellow Kitchen.


INGREDIENTES:

Harina: 350 gramos.
Maizena: 150 gramos.
Azúcar glass: 170 gramos.
Huevo: 1.
Mantequilla a temperatura ambiente: 100 gramos.
Leche: 100 mililitros.
Levadura química: 6 gramos.
Sal: 1 pizca.


ELABORACIÓN:

Preparamos el azúcar glass, poniendo azúcar en la jarra licuadora y programando 1 minuto a velocidad 10.

En el bol, con las barillas, batimos la mantequilla con el azúcar glass. 2 minutos a velocidad 4.

Añadimos el huevo, la leche y la sal y programamos 2 minutos a velocidad 4.

Tamizamos la harina con la Maizena y la levadura y lo añadimos a la masa, ponemos el amasador plano y programamos 2 minutos a velocidad 4. Añadimos la harina que se haya quedado por las paredes del bol y programamos 1 minuto a velocidad 4. El resultado es una masa densa, fácilmente manipulable.

Sacamos la masa del bol y hacemos un bola con ella. La envolvemos en papel film y la metemos en la nevera durante 30 minutos.

Pasado este tiempo, la sacamos de la nevera y precalentamos el horno a 180ºC. Mientras el horno se calienta formamos las rosquillas.

Estiramos la masa con un rodillo y con ayuda de un cortapastas cortamos las rosquillas. Las ponemos sobre la bandeja del horno que habremos cubierto con papel de horno.

Las horneamos durante 15 minutos. Se quedan blanquitas, no intentéis tostarlas demasiado o no podréis morderlas ;)



viernes, 17 de abril de 2015

Chapata



Que realmente de chapata solo tiene el nombre y la forma, porque la chapata es un pan con una hidratación alta y no es el caso de este pan. Pero así venía en la receta que saqué de Mundorecetas hace muchos años, cuando me inicié en el pan.

Realmente, el nombre es lo de menos porque es un pan muy sabroso y muy fácil de hacer.


INGREDIENTES:

Harina de trigo: 500 gramos.
Agua: 275 mililitros.
Aceite de oliva: 25 mililitros.
Sal: 2 cucharaditas.
Miel: 1 cucharada.
Masa madre: 125 gramos *
Podemos sustituirla por 10 gramos de levadura fresca o 3,3 gramos de levadura seca.



ELABORACIÓN:

Mezclamos todos los ingredientes y amasamos. Yo lo hice con 3 amasados de 10 minutos y tres reposos de 30 minutos. 

Una vez amasada, pasamos la masa a un bol aceitado, cubrimos con papel film y dejamos que fermente. Esta masa estuvo 20 horas en nevera.

Volcamos la masa sobre una superficie enharina y desgasificamos. Como es una masa bastante seca darle forma es muy sencillo. Hacemos un rectángulo y la dejamos que fermente por segunda vez.

Para la fermentación la ponemos en la bandeja del horno que habremos cubierto con papel de horno. Hacemos dos pliegues al papel a lo largo del pan (como si construyésemos un molde) y ponemos unos libros sujetando los pliegues. De esta manera, "empujaremos" al pan para que crezca hacia arriba y que no se expanda a lo ancho.

Precalentamos el horno a 250ºC con una bandeja metálica en el suelo del horno.

Cuando el horno esté caliente, metemos el pan y volcamos medio vaso de agua sobre la bandeja metálica. Apagamos el horno y lo mantenemos apagado durante 10 minutos.

Pasados estos 10 minutos retiramos la bandeja con agua y encendemos el horno a 200ºC y seguimos cocinando a esta temperatura otros 20 minutos.

Apagamos el horno y dejamos el pan dentro con la puerta entreabierta otros 15 minutos.

Sacamos el pan del horno y dejamos que se enfríe sobre una rejilla.





jueves, 16 de abril de 2015

Patatas con chorizo en Crock-Pot




El plato de hoy es muy sencillo y seguro que lo habéis comido muchas veces. La única diferencia es que en esta ocasión lo preparé en la Crock-Pot y ha sido un acierto, como todos los guisos que se preparan en esta olla extra-lenta.


INGREDIENTES:

Aceite de oliva.
Cebolla.
Patatas.
Chorizo.
Pimentón dulce.
Agua.


ELABORACIÓN:

Primero preparamos todos los ingredientes: pelamos y troceamos la cebolla y las patatas y cortamos el chorizo sin piel en rodajas.

En una sartén calentamos un chorrito de aceite de oliva y doramos la cebolla. Cuando esté dorada, añadimos el chorizo y lo rehogamos.

A continuación, añadimos las patatas y la cucharadita de pimentón y les damos unas vueltas en la sartén.

Pasamos el contenido de la sartén a la Crock-Pot y cocinamos durante dos horas en temperatura alta. 

Fácil, ¿verdad?

miércoles, 15 de abril de 2015

Tarta de caramelos Pikotas (Cecomixer)







Desde que vi esta receta en el blog de La Casita de Chocolate la tenía entre ceja y ceja. ¡Es tan bonita! Y siendo de queso tenía que gustarme. Y no puedo estar más contenta con el resultado. Es una tarta maravillosa. Ella la preparó con la Thermomix y yo la he adaptado a la Cecomixer.


INGREDIENTES:

Para la base:
Galletas "Digestive": 200 gramos.
Mantequilla: 100 gramos.

Para el relleno:
Gelatina neutra: 6 láminas.
Pikotas: 100 gramos.
Nata para montar: 500 mililitros.
Azúcar glass: 50 gramos.
Queso de untar: 250 gramos.
Leche: 150 mililitros.

Para la cobertura:
Gelatina neutra: 3 láminas.
Pikotas: 100 gramos.
Leche: 200 mililitros.
Colorante rojo.

Valores nutricionales (por porción de 100 gramos):
Kilocalorías: 324.
Hidratos de carbono: 22 gramos.
Grasas: 24 gramos.
Proteínas: 3 gramos.

Precio (por porción de 100 gramos): 0,51€.


ELABORACIÓN:

Sacamos la mantequilla de la nevera y dejamos que se atempere.

En la jarra licuadora colocamos 100 gramos de galletas troceadas y programamos 2 minutos a velocidad 10. Reservamos las galletas trituradas y repetimos con los otros 100 gramos.

Colocamos en el bol las galletas con la mantequilla y programamos 2 minutos a velocidad 6 temperatura 25ºC con el gancho amasador. Si la mantequilla está blandita no hace falta poner la temperatura.

Ponemos la mezcla repartida en un molde apretando con las manos. Será la base de la tarta. Llevamos el molde al congelador.

Ponemos en remojo con agua fría las 6 láminas de gelatina.

En la jarra licuadora ponemos los 100 gramos de caramelos y trituramos durante 1 minuto y 20 segundos a velocidad 5-7-9 (40 segundos en cada velocidad).

Ponemos en el bol las barillas y la nata y programamos 2 minutos a velocidad 10 para montarla. Añadimos el azúcar glass (si no tenemos, lo prepararemos en la jarra licuadora, 1 minuto a velocidad 10) y el queso y programamos 1 minuto a velocidad 3. Reservamos la mezcla en un bol.

Ponemos en el bol, con el mezclador de silicona, la leche y los caramelos triturados y programamos 4 minutos a velocidad 3 y 100ºC de temperatura.

Escurrimos la gelatina que teníamos a remojo y la añadimos al bol con la leche y los caramelos. Le damos unas vueltas durante 30 segundos a velocidad 4.

Dejamos que la mezcla se entibie y la añadimos al bol donde tenemos reservada la mezcla de nata y queso. Mezclamos con una lengua de silicona suavemente.

Sacamos la base de la tarta que teníamos en el congelador y vertemos el relleno sobre ella. Llevamos la tarta a la nevera durante dos horas como mínimo.

Cuando haya pasado este tiempo, preparamos la cobertura. Primero, ponemos a remojo en agua fría las tres láminas de gelatina.

En la jarra licuadora trituramos los 100 gramos de caramelos durante 1 minuto y 20 segundos a velocidad 5-7-9 (40 segundos en cada velocidad). 

Ponemos en el bol la leche con los caramelos triturados y el mezclador de silicona y programamos 4 minutos a velocidad 4 y 100ºC.

Escurrimos la gelatina y la añadimos al bol junto con el colorante y mezclamos durante 30 segundos a velocidad 3. Dejamos que se entibie.

Sacamos la tarta de la nevera y volcamos la cobertura sobre una espumadera para evitar que la cobertura se mezcle con el relleno. La espumadera hará que la cobertura caiga más suavemente (no os saltéis este paso como hice yo y la tarta os quedará más bonita).

Metemos la tarta en la nevera hasta que la cobertura se cuaje.




martes, 14 de abril de 2015

Pan de pueblo



Esta receta venía en el recetario de la primera panificadora que compré (una Moulinex) que fue la que me metió el gusanillo por el pan casero. Cuando se estropeó, compré otra de Carrefour que apenas utilicé porque enseguida empecé a amasar a mano (ahí está en el trastero esperando que algún día mi memoria recuerde que tengo llevársela a mi amigo Dani).


INGREDIENTES:

Aceite de oliva: 2 cucharaditas.
Agua: 290 mililitros.
Sal: 1 cucharadita y media.
Leche en polvo: 1 cucharada y media.
Azúcar: 2 cucharaditas.
Harina de trigo:255 gramos.
Harina integral de trigo: 120 gramos.
Harina de centeno: 120 gramos.
Levadura fresca: 9,9 gramos (si utilizamos levadura seca serán 3,3 gramos). 


ELABORACIÓN:

Mezclamos en bol todos los ingredientes.Revolvemos con una cuchara y amasamos a mano, durante un mínimo de 10 minutos. Si nos cuesta amasar, a mitad del  amasado la dejamos reposar unos 5 minutos y seguimos amasando.

El punto idóneo de la masa será cuando adquiera una textura suave, sin grumos y pase la "prueba de la ventana". Dos enlaces muy útiles:


Dejamos la masa reposar. Yo suelo hacerlo en nevera y la dejo toda la noche (como mínimo). Sacamos la masa de la nevera y dejemos que se atempere. 

Ahora tenemos que darle  forma redonda. Tenemos 2 opciones:

- Hacerlo a mano. Para ello, enharinamos la mesa de trabajo, le damos forma y la dejamos reposar sobre un papel de horno.

- Utilizar un molde, tenemos dos posibilidades: un banneton o cualquier molde cubierto con un paño de algodón. 

Yo utilizo el banneton (el mío es como este):



Tanto si utilizamos un banneton como un molde con un trapo, debemos espolvorear la superficie con harina para que el pan no se pegue.

Cuando la masa pierda el frío, la volcamos sobre el recipiente que hayamos elegido y le damos forma. 

En la web de Panarras podemos encontrar una explicación de formado muy sencilla:



Si utilizamos el recipiente nos saltamos el último paso y dejamos los pliegues hacia arriba. 

Precalentamos el horno a 250ºC con una bandeja sobre el suelo del horno. Para hornear, tenemos dos opciones:

1.  Metemos el pan directamente en el horno.Si hemos utilizado el banettone u otro recipiente, debemos volcar el pan sobre el papel de hornear para que los pliegues de la masa queden hacia abajo y no se abran.

2. En este caso utilizaremos una cocotte u otro recipiente con tapa que soporte el calor del horno,que hemos debido introducir en el horno en el momento del precalentamiento. Cuando el horno esté caliente, volcamos la masa dentro de la olla y tapamos(con esta técnica logramos que la masa pierda menos humedad y obtendremos un pan más jugoso).

A partir de aquí, la técnica de cocción es igual en los dos casos. Volcamos medio vaso de agua sobre la bandeja que hemos calentado sobre el suelo del horno y apagamos el horno durante 10 minutos. Pasado este tiempo, retiramos la bandeja con agua y calentamos el horno a 220ºC (si hemos utilizado una cacerola, retiramos la tapa). Horneamos unos 20 minutos más. Para comprobar si el pan está cocido, le damos unos toques sobre la base y deberá sonar hueco.

Cuando esté cocido, apagamos el horno y lo dejamos reposar 10 minutos con la puerta abierta. Lo sacamos y lo dejamos enfriar sobre una rejilla.