sábado, 17 de enero de 2015

Azúcar bolado



Hasta hace unos días no tenía ni idea de que este tipo de azúcar se podía hacer en casa tan fácilmente. Yo, que fui tan ilusa de buscarlo en mi supermercado habitual para decorar el roscón...¡y lo tenía al alcance de mi cocina!

Da un poco de trabajo, pero es un proceso tan curioso que merece la pena hacerlo uno mismo. Después de buscar varias recetas, me gustó la de La Cocina de Ile, así que me puse a la faena.


INGREDIENTES:

Clara de huevo: 10 gramos.
Azúcar glass: 50 gramos.
Azúcar: 250 gramos.
Agua: 70 mililitros.


Valores nutricionales:
Kilocalorías: 1198.
Hidratos de carbono: 250 gramos.
Proteínas: 1 gramo.
Grasa: 0 gramos.

Precio: 0,38€.


ELABORACIÓN:

Batimos con un tenedor la clara de huevo hasta que haga espuma. Yo lo hice directamente con los 10 gramos de clara y me encontré con dos problemas:

1) Es realmente difícil separar 10 gramos de clara. Al ser tan gelatinosa se escurre y cuando te das cuenta estás pesando más cantidad de la que necesitas.
2) Tampoco es fácil batir una cantidad muy pequeña.

Así que recomiendo batir toda la clara y cuando esté espumosa, separar dos cucharaditas, porque es lo que necesitaremos.

Añadimos, poco a poco, el azúcar glass a la clara espumosa. Removemos hasta que el azúcar y la clara estén bien integrados. El resultado es una cosa muy bonita que parece nieve :)

Ponemos los 70 mililitros de agua con los 250 gramos de azúcar al fuego (bajo), no hay que remover el cazo. Si tenemos un termómetro de cocina, esperamos a que alcance 126ºC y retiramos del fuego. 

(Si no tenemos termómetro, tenemos que comprobar que ha alcanzado el punto exacto de una manera muy visual. Habrá que esperar, por lo menos, 10 minutos de cocción. Cogemos una cucharadita del agua con azúcar y la vertemos en un vaso con agua fría. Tiramos el agua y el azúcar debe haber cristalizado (tiene que estar transparente y duro, como si fuese un caramelo incoloro de formas caprichosas).

En ese momento, retiraremos el cazo del fuego.)

Añadimos la mezcla de clara de huevo y azúcar glass poco a poco y removemos suavemente. La mezcla empezará a tomar el aspecto de la nieve y subirá. Seguimos removiendo mientras la mezcla baja y vuelve a subir.

En ese momento, lo pasamos a un papel de horno y con una cucharita lo vamos rompiendo para conseguir trocitos del tamaño que queramos. Si algún trozo ha quedado demasiado grande podemos aplastarlo con el rodillo de cocina.

¡Y ya tenemos nuestro azúcar! 

2 comentarios:

  1. No conocia este azucar ni su elaboracion , encuanto pueda lo hare ,gracias por compartir la receta, te ha quedado divino.
    Bicos mil y feliz domingo wapa.

    ResponderEliminar