sábado, 31 de enero de 2015

Pan francés



Esta receta venía en el recetario de mi primera panificadora. Era una Moulinex que me metió el gusanillo panarra en el cuerpo. 

Es un pan sencillo, podemos hacerlo en cualquier momento.


INGREDIENTES:

Harina: 360 gramos.
Agua: 210 mililitros.
Sal: 1 cucharadita.
Masa madre: 100 gramos.

Valores nutricionales (por 50 gramos):
Kilocalorías: 109.
Hidratos de carbono: 23 gramos.
Proteínas: 3 gramos.
Grasas: 0 gramos.


Precio (por ración de 50 gramos): 0,04€.


ELABORACIÓN:

Mezclamos todos los ingredientes y amasamos.

Ponemos la masa en un bol aceitado que tapamos con papel film y la metemos en la nevera. Dejamos que fermente en frío durante 48 horas.

Sacamos la masa de la nevera y sobre una superficie enharinada desgasificamos y formamos. Esta vez, con forma de chapata, pero podría haber sido cualquier otra forma.

Espolvoreamos la superficie con harina y cubrimos con un paño de algodón. Dejamos que fermente por segunda vez.

Precalentamos el horno a 250ºC con una bandeja metálica en el suelo. 

Cuando el pan haya fermentado, lo metemos en el horno, volcamos medio vaso de agua sobre la bandeja metálica y apagamos el horno durante 10 minutos. Pasado este tiempo, retiramos la bandeja con agua y encendemos el horno a 210ºC. 

Horneamos durante 30 minutos. Apagamos el horno y dejamos reposar el pan 15 minutos con la puerta entreabierta.

Sacamos el pan del horno y lo dejamos enfriar sobre una rejilla.





viernes, 30 de enero de 2015

Bizcocho de chocolate (Cecomixer)





Versión Cecomixer del bizcocho de ayer ;)









INGREDIENTES:

Aceite de oliva: 200 mililitros.
Leche entera: 200 mililitros.
Azúcar: 170 gramos.
Harina de trigo: 220 gramos.
Levadura química: un sobre.
Cacao en polvo: 150 gramos.
Huevos: 4.
Cobertura de chocolate.

Valores nutricionales (por porción de 100 gramos):
Calorías: 377.
Hidratos de carbono: 33 gramos.
Grasas: 23 gramos.
Proteínas: 8 gramos.


Precio (por porción de 100 gramos): 0,38€.


ELABORACIÓN:

Precalentamos el horno a 180ºC.

Batimos los huevos con el azúcar, con la varilla, 7 minutos a velocidad 6. Añadimos el aceite de oliva y batimos 4 minutos a velocidad 6. Añadimos la leche y programamos 2 minutos a velocidad 3. Añadimos el cacao y volvemos a batir 3 minutos a velocidad 4.

Tamizamos la harina con la levadura y mezclamos con el batidor de silicona 2 minutos a velocidad 6.

Volcamos la masa en el molde y horneamos durante 30 minutos.

Dejamos enfriar el bizcocho sobre una rejilla. Cuando esté frío, desmoldamos.

Cubrimos el bizcocho con una cobertura de chocolate o de Nocilla. Yo utilizo esta cobertura de Lidl (está muy bien de precio y es muy rica):




Hace tiempo la vendían sólo cuando había promociones de repostería. Afortunadamente, ahora es un producto fijo.


jueves, 29 de enero de 2015

Coca de llanda (Cecomixer)



La misma receta pero adaptada a la Cecomixer :)



INGREDIENTES:



Azúcar: 200 gramos.
Mandarina: 1.
Huevos: 3.
Aceite de oliva: 150 mililitros.
Almíbar de naranja: 100 mililitros.*
Leche: 250 mililitros.
Harina: 400 gramos.
Gaseosas de papel: 3 sobres dobles.


Si no tenemos almíbar de naranja (yo he aprovechado lo que me quedaba de confitar las naranjas para el roscón) utilizaremos 150 mililitros de zumo de mandarina.



ELABORACIÓN:

Precalentamos el horno a 180ºC.

Pulverizamos el azúcar con la corteza de la mandarina con las cuchillas a velocidad 9. Pasamos el azúcar al bol. Ponemos las varillas.

Añadimos los huevos y programamos 7 minutos a velocidad 6.

Añadimos el aceite y programamos 4 minutos a velocidad 6.

Añadimos el almíbar y el zumo de la mandarina y programamos 3 minutos a velocidad 4.

Añadimos la leche y programamos 2 minutos a velocidad 3.

Tamizamos la harina con la levadura y la añadimos a la mezcla. Ponemos el batidor de silicona y programamos 2 minutos a velocidad 6.

Vertemos la masa en el molde cubierto con papel de hornear. Espolvoreamos azúcar y canela por encima y horneamos durante 25 minutos.

Como en todos los bizcochos, antes de sacarlo del horno comprobaremos con un palillo que no está crudo por dentro.

Dejamos enfriar sobre una rejilla y desmoldamos.

Bizcocho de chocolate





Esta es otra de esas recetas que tenía pendiente desde hace años. La encontré en el foro de Mundorecetas y la guardé hasta que ha llegado su momento :)

Es un bizcocho muy sencillo pero, ¿quién puede resistirse a una ración doble de chocolate?






INGREDIENTES:

Aceite de oliva: 200 mililitros.
Leche entera: 200 mililitros.
Azúcar: 170 gramos.
Harina de trigo: 220 gramos.
Levadura química: un sobre.
Cacao en polvo: 150 gramos.
Huevos: 4.
Cobertura de chocolate.

Valores nutricionales (por porción de 100 gramos):
Calorías: 377.
Hidratos de carbono: 33 gramos.
Grasas: 23 gramos.
Proteínas: 8 gramos.


Precio (por porción de 100 gramos): 0,38€.


ELABORACIÓN:

Precalentamos el horno a 180ºC.

Batimos los huevos con el azúcar hasta que blanqueen. Añadimos el aceite de oliva y batimos. Añadimos la leche y batimos de nuevo. Añadimos el cacao y volvemos a batir.

Tamizamos la harina con la levadura y mezclamos hasta que la masa esté homogénea.

Volcamos la masa en el molde y horneamos durante 30 minutos.

Dejamos enfriar el bizcocho sobre una rejilla. Cuando esté frío, desmoldamos.

Cubrimos el bizcocho con una cobertura de chocolate o de Nocilla. Yo utilizo esta cobertura de Lidl (está muy bien de precio y es muy rica):



Hace tiempo la vendían sólo cuando había promociones de repostería. Afortunadamente, ahora es un producto fijo.




viernes, 23 de enero de 2015

Rosquillas de vainilla (Cecomixer)






Esta receta es la adaptación a Cecomixer de las rosquillas de vainilla. Tengo que reconocer que es un gustazo sentarte mientras la maquinita trabaja :)


INGREDIENTES:

Huevos: 2.
Azúcar: 100 gramos.
Nata líquida: 100 mililitros.
Ralladura de limón.
Levadura de repostería: 1 sobre.
Harina: 400 gramos.
Vainilla (líquida): 1 cucharada.


ELABORACIÓN:


Ponemos en la cubeta los huevos y el azúcar y batimos con el batidor de varillas 7 minutos a velocidad 7.

Añadimos la vainilla líquida y la ralladura de limón y ponemos 4 minutos a velocidad 6.

Añadimos la nata y ponemos 2 minutos a velocidad 4.

Cambiamos el batidor y ponemos el plano. Añadimos la harina y la levadura tamizada y programamos 2 minutos a velocidad 6.

Ponemos a calentar abundante aceite de girasol y formamos las rosquillas. Como llevan mucha levadura, crecen mucho, así que hay que controlar el tamaño y hacer un agujero bastante grande (para que no os pase como a mi y obtengáis unas bonitas pelotas :) ).

Una vez fritas, las ponemos sobre papel de cocina para que absorba el exceso de aceite y espolvoreamos con azúcar por encima.

jueves, 22 de enero de 2015

Rosquillas de vainilla




Cuando no se qué preparar me doy una vuelta por mis blogs de cocina favoritos y siempre encuentro algo que me llama la atención. Esta receta la vi en el blog de Cocina con Pindorina y como me pareció tan sencilla no tuve que buscar más. Además, ¿quién puede negarse a unas buenas rosquillas?



INGREDIENTES:

Huevos: 2.
Azúcar: 100 gramos.
Nata líquida: 100 mililitros.
Ralladura de limón.
Levadura de repostería: 1 sobre.
Harina: 400 gramos.
Vainilla (líquida): 1 cucharada.


ELABORACIÓN:

Batimos los huevos con el azúcar hasta que blanqueen.

Añadimos la vainilla y la ralladura de limón. Batimos de nuevo.

Añadimos la nata y volvemos a batir.

Por último, tamizamos la harina y la levadura. Añadimos y amasamos.

Ponemos a calentar abundante aceite de girasol y formamos las rosquillas. Como llevan mucha levadura, crecen mucho, así que hay que controlar el tamaño y hacer un agujero bastante grande (para que no os pase como a mi y obtengáis unas bonitas pelotas :) ).

Una vez fritas, las ponemos sobre papel de cocina para que absorba el exceso de aceite y espolvoreamos con azúcar por encima.

Ya veréis que toque tan curioso les da la vainilla ;) 

martes, 20 de enero de 2015

Bollo Maimón



Este bollo es típico de las provincias de Salamanca y Zamora. Su sabor recuerda a los bizcochos de soletilla. Tiene una textura muy peculiar, ya que no lleva harina, si no Maizena. Cuando vi la receta en el blog de La Cocina con Thermomixx me pareció tan bonito que no dudé en prepararlo.


INGREDIENTES:

Maizena: 200 gramos.
Azúcar glass: 175 gramos.
Huevos: 4.
Ralladura de limón.


Valores nutricionales (por ración de 100 gramos):
Kilocalorías: 300.
Hidratos de carbono: 27 gramos.
Grasa: 5 gramos.
Proteínas: 8 gramos.

Precio (por ración de 100 gramos): 0,35€.


ELABORACIÓN:

Separamos las yemas de los huevos de las claras. Montamos las claras al punto de nieve.

Añadimos las yemas, el azúcar y la ralladura de limón mientras seguimos batiendo.

Añadimos la Maizena y mezclamos todo muy bien.

Para hornearlo, podemos utilizar la olla GM. Untaremos las paredes de la base y de la olla con mantequilla. Encendemos la olla y esperamos a que la mantequilla empiece a freírse. Apagamos la olla. Colocamos una lata de conserva envuelta en papel de aluminio en el centro de la olla y vertemos la masa en ella. Seleccionamos el menú "Horno" durante 20 minutos.

Si queremos hacerlo en el horno tradicional, lo precalentaremos a 170ºC.  Untamos un molde de 20 centímetros con mantequilla. Lo ideal es utilizar un molde con agujero central, pero si no tenemos utilizaremos un bote de conserva para hacer el agujero y hornearemos durante 35 minutos.

Dejamos que enfríe sobre una rejilla, desmoldamos y espolvoreamos con azúcar glass por encima.





domingo, 18 de enero de 2015

Tortos de maíz



Los tortos de maíz son un plato típico de Asturias, su elaboración es muy similar a otro tipo de tortillas sudamericanas o a los talos del País Vasco.

Tienen un sabor neutro, así que pueden acompañar a alimentos dulces o salados. En esta ocasión yo los preparé con picadillo de chorizo y huevo frito.


INGREDIENTES (para 6 tortos):

Harina de maíz: 125 gramos.
Agua templada: 125 mililitros.
Sal: 1 cucharadita.
Aceite de oliva.

Valores nutricionales (por unidad):
Kilocalorías: 244.
Hidratos de carbono: 17 gramos.
Grasa: 17 gramos.
Proteínas: 2 gramos.

Precio (por unidad): 0,08€.


ELABORACIÓN:

En un bol ponemos la harina de maíz y la sal. Echamos el agua templada poco a poco y vamos mezclando con la mano hasta formar una masa homogénea. Tapamos el bol y lo dejamos reposar unas horas (no es imprescindible).

Ponemos a calentar abundante aceite de oliva. Cogemos una porción de la masa y con las manos húmedas (yo las humedecí con agua, pero podemos utilizar aceite) la aplastamos entre las dos manos. También podemos meter la porción de masa en un paño húmedo y aplastarla así.

Freímos hasta que doren y los ponemos en un plato con papel de cocina para que absorba el exceso de aceite.

Ya sólo queda poner por encima el acompañamiento y podremos disfrutar de un plato delicioso.




sábado, 17 de enero de 2015

Azúcar bolado



Hasta hace unos días no tenía ni idea de que este tipo de azúcar se podía hacer en casa tan fácilmente. Yo, que fui tan ilusa de buscarlo en mi supermercado habitual para decorar el roscón...¡y lo tenía al alcance de mi cocina!

Da un poco de trabajo, pero es un proceso tan curioso que merece la pena hacerlo uno mismo. Después de buscar varias recetas, me gustó la de La Cocina de Ile, así que me puse a la faena.


INGREDIENTES:

Clara de huevo: 10 gramos.
Azúcar glass: 50 gramos.
Azúcar: 250 gramos.
Agua: 70 mililitros.


Valores nutricionales:
Kilocalorías: 1198.
Hidratos de carbono: 250 gramos.
Proteínas: 1 gramo.
Grasa: 0 gramos.

Precio: 0,38€.


ELABORACIÓN:

Batimos con un tenedor la clara de huevo hasta que haga espuma. Yo lo hice directamente con los 10 gramos de clara y me encontré con dos problemas:

1) Es realmente difícil separar 10 gramos de clara. Al ser tan gelatinosa se escurre y cuando te das cuenta estás pesando más cantidad de la que necesitas.
2) Tampoco es fácil batir una cantidad muy pequeña.

Así que recomiendo batir toda la clara y cuando esté espumosa, separar dos cucharaditas, porque es lo que necesitaremos.

Añadimos, poco a poco, el azúcar glass a la clara espumosa. Removemos hasta que el azúcar y la clara estén bien integrados. El resultado es una cosa muy bonita que parece nieve :)

Ponemos los 70 mililitros de agua con los 250 gramos de azúcar al fuego (bajo), no hay que remover el cazo. Si tenemos un termómetro de cocina, esperamos a que alcance 126ºC y retiramos del fuego. 

(Si no tenemos termómetro, tenemos que comprobar que ha alcanzado el punto exacto de una manera muy visual. Habrá que esperar, por lo menos, 10 minutos de cocción. Cogemos una cucharadita del agua con azúcar y la vertemos en un vaso con agua fría. Tiramos el agua y el azúcar debe haber cristalizado (tiene que estar transparente y duro, como si fuese un caramelo incoloro de formas caprichosas).

En ese momento, retiraremos el cazo del fuego.)

Añadimos la mezcla de clara de huevo y azúcar glass poco a poco y removemos suavemente. La mezcla empezará a tomar el aspecto de la nieve y subirá. Seguimos removiendo mientras la mezcla baja y vuelve a subir.

En ese momento, lo pasamos a un papel de horno y con una cucharita lo vamos rompiendo para conseguir trocitos del tamaño que queramos. Si algún trozo ha quedado demasiado grande podemos aplastarlo con el rodillo de cocina.

¡Y ya tenemos nuestro azúcar! 

viernes, 16 de enero de 2015

Naranja confitada


No me gusta la fruta confitada ni escarchada, pero cuando vi esta receta en el blog de Nenalinda pensé que serían perfectas para el roscón de Reyes. Yo soy de esa clase de personas que le quitan todo lo que lleva por encima el roscón pero mis degustadores no tienen porqué sufrir mis manías :) .

Son muy fáciles de preparar y así nos aseguramos de que nuestro roscón lleven cosas ricas, de calidad y bien elaboradas.

En la receta original utiliza tres naranjas, pero como sabía que no íbamos a comerlas, yo lo hice con una sola.


INGREDIENTES:

Naranja: una.
Agua: 84 mililitros.
Azúcar: 168 mililitros.

Valores nutricionales:
Kilocalorías: 788.
Hidratos de carbono: 197 gramos.
Grasa: 0 gramos.
Proteínas: 2 gramos.


Precio: 0,31€.


ELABORACIÓN:

Lavamos y secamos la naranja. La cortamos en rodajas de 1 centímetro de grosor, desechando los extremos de la naranja.

En una olla calentamos el agua y 56 gramos de azúcar (1/3 de la cantidad total), a fuego lento. Así el azúcar se irá disolviendo. Cuando veamos que el azúcar se ha disuelto, metemos las rodajas de naranja y dejamos que cuezan durante 15 minutos. Retiramos del fuego y dejamos reposar durante 8 horas.

Pasadas las 8 horas, añadimos otros 56 gramos de azúcar, llevamos la olla al fuego y esperamos a que empiece a hervir. En ese momento, bajamos el fuego y dejamos que cuezan, de nuevo, otros 15 minutos a fuego lento. Retiramos y dejamos reposar 8 horas.

Repetimos la operación por tercera y última vez.

Cuando ha terminado el último reposo de 8 horas, sacamos las naranjas del almíbar y las ponemos sobre una rejilla para que se escurran. Las dejaremos ahí durante tres días, dándoles la vuelta una vez al día.

Como es un proceso de más de 24 horas, es una buena idea empezar a hacerlas por la noche. A la mañana siguiente hacemos la segunda cocción, por la tarde la tercera y por la noche las sacamos del almíbar.

Si no las vamos a utilizar en el momento, podemos guardarlas en cualquier recipiente en el que no les de la luz y conservarlas en un sitio fresco y seco. 

El almíbar lo metemos en un tarro de cristal y lo dejamos en el frigorífico. ¡Algún uso le daremos!




miércoles, 14 de enero de 2015

Pan de coca



En casa nos gusta el pan con mucha miga, así que con la receta de esta coca decidí darle otra forma.


INGREDIENTES:

Harina: 500 gramos.
Sal: 10 gramos.
Levadura seca: 3,33 gramos.
Masa madre: 75 gramos.
Aceite de oliva: 75 mililitros.
Agua: 300 mililitros.

Valores nutricionales (por ración de 50 gramos):
Kilocalorías: 137.
Grasa: 4 gramos.
Hidratos de carbono: 22 gramos.
Proteínas: 3 gramos.


Precio (por ración de 50 gramos): 0,05€.


ELABORACIÓN: 

Amasamos todos los ingredientes hasta obtener una masa lisa. Ponemos la masa en un bol untado con aceite y la metemos en la nevera (un mínimo de 12 horas).

Sacamos la masa de la nevera y la volcamos sobre una superficie enharinada. Hacemos un hatillo con la masa y la pasamos al banetton o a un bol que habremos cubierto con un paño de algodón espolvoreado con harina. El pliegue del hatillo deberá estar hacia arriba. Espolvoreamos harina sobre la parte de la masa que está mirando hacia nosotros y cubrimos con un paño.

Dejamos que la masa fermente por segunda vez. Comprobamos que ha fermentado bien cortando con un cuchillo la superficie de la masa. Si sale "miga", el pan está preparado.

Precalentamos el horno a 250ºC poniendo una bandeja metálica sobre el suelo del horno. Volcamos el pan sobre la bandeja del horno (que habremos cubierto con papel de horno) y lo metemos. Añadimos medio vaso de agua a la bandeja metálica y apagamos el horno durante 10 minutos.

Pasado el tiempo, retiramos la bandeja y encendemos el horno a 220ºC. Coceremos a esta temperatura durante 30 minutos. Apagamos el horno y dejamos dentro la hogaza durante 15 minutos con la puerta del horno entreabierta.

Pasamos el pan a una rejilla y dejamos que se enfríe. 




domingo, 11 de enero de 2015

Patatas a la importancia



Este es uno de mis platos favoritos. Afortunadamente, también lo es del resto de la familia, así que suelo prepararlo todas las semanas. Desde niña lo comía en casa de una de mis abuelas que, como sabía que me gustaba tanto, lo preparaba siempre que iba a verla. Mi madre también lo hacía muy a menudo.

Lo mejor es que es un plato económico y que se puede convertir en una receta que te saca de un apuro porque se prepara con ingredientes que siempre tenemos en casa.


INGREDIENTES:

Patatas: 1 kilo.
Aceite de oliva.
Aceite de girasol
Huevo: 2.
Harina.
Cebolla: media.
Perejil.
Vino blanco: 100 mililitros.
Agua.
Sal.

Valores nutricionales (por ración):
Kilocalorías: 332.
Grasas: 9 gramos.
Hidratos de carbono: 44,9 gramos.
Proteínas: 10,3 gramos.

Precio (por ración): 0,71€.


ELABORACIÓN:

Pelamos las patatas y las cortamos en rodajas de 1-2 centímetros de grosor. Las lavamos y dejamos que escurran el agua. Salamos las patatas. Las pasamos por harina y huevo y las freímos en abundante aceite (yo utilizo de girasol porque lo tiro después de freír). Esta es la parte más pesada y que más trabajo nos dará.

Cuando estén doradas, las pasamos a una cazuela.

En una sartén, ponemos aceite de oliva y sofreímos la cebolla cortada en juliana. Cuando empiece a dorarse, añadimos el perejil. Le damos un par de vueltas, añadimos una cucharadita de harina y la rehogamos. Si tenemos mucho aceite, podemos poner 2 cucharaditas de harina. Añadimos agua para desleír la harina (como si fuésemos a hacer una bechamel). Vamos añadiendo el agua poco a poco, de forma que la salsa se vaya ligando. Hacemos lo mismo con el vino blanco. Añadimos la sal. El fuego estará suave, lo mínimo para que esté hirviendo.

Respecto a la cantidad de líquido, yo lo hago a ojo. Prefiero tener mucha salsa, así que suelo poner un vaso de agua y otro de vino.

Cuando tengamos todo el líquido en la sartén podemos pasarlo a la cazuela donde están las patatas. Ponemos la cazuela a fuego fuerte hasta que rompa a hervir y después lo bajamos. Yo lo hago a fuego lento. 

El tiempo de cocción es variable, pues depende del tipo de patata. Normalmente, en 20 minutos ya están cocidas, pero es mejor hacerlo con más margen de tiempo para que no se queden duras. Iremos pinchando con el tenedor para comprobar que están bien cocidas.


sábado, 10 de enero de 2015

Ossobuco de ternera guisado (Crock-pot)



El ossobuco es una pieza muy económica y muy sabrosa. Es la pata de la ternera cortada transversalmente, por lo que no tiene mucha carne. Este tipo de guisos se benefician de la cocción lenta ya que ésta extrae todos sus sabores y deja la carne muy tierna.

La receta de hoy está cocinada en la Crock-Pot que no es más que una olla eléctrica que cocina a temperaturas muy bajas y muy lentamente (lo opuesto a la olla rápida). Este tipo de cocción tiene una desventaja: es necesario prever con antelación qué queremos hacer para que de tiempo a estar cocinado. Pero eso, a la vez, se puede convertir en una ventaja ya que podemos dejarla cocinando toda la mañana y cuando lleguemos a casa tendremos la comida hecha.

Mi Crock lleva sólo unos meses en casa pero debo decir que nunca me ha decepcionado. En español hay muy pocas recetas para ella pero es cuestión de investigar y jugar con los tiempos hasta averiguar cuánto necesita nuestra receta.


INGREDIENTES (para 4 personas):

Osobuco de ternera: 1 kilo.
Aceite de oliva.
Cebolla: media.
Zanahorias: 2.
Ajo: 4 dientes.
Perejil.
Vino blanco: 100 mililitros.

Valores nutricionales (por ración):
Kilocalorías: 456.
Grasas: 15,6 gramos.
Hidratos de carbono: 5,7 gramos.
Proteínas: 68,2 gramos.

Precio (por ración): 2,14€.


ELABORACIÓN:

Encendemos la olla en posición alta mientras vamos preparando los ingredientes. Enharinamos la carne y la sellamos en una sartén con un poquito de aceite de oliva. Una vez sellada, la ponemos en la olla con unos dientes de ajo enteros por encima.

En el aceite de la sartén sofreímos la cebolla y las zanahorias (se pueden añadir todas las verduras que se quieran). Cuando las verduras estén sofritas, añadimos el vino blanco y lo dejamos cociendo hasta que se evapore el alcohol.

Pasamos las verduras a la Crock y la ponemos en temperatura baja. Dejamos que cocine durante 5 horas. 

Como no todas las carnes son iguales es importante vigilar porque puede que necesite un poco más de cocción.