lunes, 29 de diciembre de 2014

Pan de patata




La patata cocida aporta a los panes una humedad deliciosa. El sabor es exquisito, siendo un placer comer un pan así. En este caso, el huevo y la mantequilla le dan un aporte extra y el resultado es un pan que roza la perfección.


INGREDIENTES:

Leche: 300 mililitros (se puede sustituir por agua).
Mantequilla a temperatura ambiente: 2 cucharadas.
Huevo: 1.
Patatas cocidas machacadas; 90 gramos.
Sal: 1 cucharadita.
Azúcar: 2 cucharadas.
Harina: 540 gramos.
Levadura seca: 3 gramos.


ELABORACIÓN:

Cocemos las patatas. Una vez cocidas, las aplastamos con un tenedor.

Mezclamos todos los ingredientes y amasamos, hay que tener en cuenta que si utilizamos levadura seca debemos evitar que la sal contacte directamente con la levadura, (las  propiedades antisépticas de sal pueden estropearla). Dejamos fermentar la masa dentro de un bol cubierto con papel film. Podemos dejarla toda la noche en la nevera o unas horas a temperatura ambiente.

Para saber que una masa está correctamente fermentada, hay un truco muy sencillo: nos mojamos un dedo y con la punta hacemos un "hoyito" en la masa. Si se rellena al momento, es que necesita más fermentación. Si se recupera poco a poco y no llega a quedar liso del todo, está perfecta ;)

Para el formado, podemos consultar este post: Pan de pueblo

Una vez dada la forma precalentamos el horno a 250ºC con una bandeja sobre el suelo del horno. Metemos el pan en el horno y volcamos medio vaso de agua sobre la bandeja que hemos calentado sobre el suelo del horno. Apagamos el horno durante 10 minutos. Pasado este tiempo, retiramos la bandeja con agua y ponemos el horno a 220ºC. Horneamos unos 20 minutos más. Para comprobar si el pan está cocido, le damos uno toques sobre la base y deberá sonar hueco.

Cuando esté cocido, apagamos el horno y lo dejamos reposar 10 minutos con la puerta abierta. Lo sacamos y lo dejamos enfríar sobre una rejilla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada